Una Brújula Estratégica para el Camino.

EL 05/5/2014

Toda empresa nace por necesidad, porque busca alcanzar un motivo, que en últimas da la fuerza motor a las personas que trabajan dentro de esta. Ese motivo es la misión, es la razón de ser por la cual se trabaja cada día. Sin embargo, esta misión no es suficiente para mantener una empresa funcionando, ya que esta muestra el porque de la empresa, pero no muestra hacia donde va la misma. Para que la empresa perdure se requiere un deseo, una aspiración que alcanzar a través del tiempo, se necesita una visión.

Toda empresa nace por necesidad, porque busca alcanzar un motivo, que en últimas da la fuerza motor a las personas que trabajan dentro de esta. Ese motivo es la misión, es la razón de ser por la cual se trabaja cada día. Sin embargo, esta misión no es suficiente para mantener una empresa funcionando, ya que esta muestra el porque de la empresa, pero no muestra hacia donde va la misma. Para que la empresa perdure se requiere un deseo, una aspiración que alcanzar a través del tiempo, se necesita una visión.

Todo negocio necesita una visión, un sueño que muestre un camino, necesita un punto de referencia hacia donde ir. Ese camino no se da nunca en línea recta a través de los años, por el contrario, tiene muchas vueltas, retrocesos, y caminos paralelos. Estos cambios de camino y opciones que se van presentando ocasionan desorientación, olvidando algunas veces ese punto de referencia que mueve a la empresa.  En casos críticos puede causar resultados indeseados por decisiones no alineadas y consecuentes con la visión.

Una brújula para guiar nuestro camino resuelve esta problemática. Una brújula estratégica es necesaria para alinear la toma de decisiones y mantenerse consecuente con la visión en la medida que la empresa desempeña sus actividades. Así como los cuatro puntos cardinales, Norte-Sur-Este-Oeste, se mantienen constantes respecto al norte magnético de la tierra, se requieren igualmente cuatro puntos cardinales estratégicos inmutables: Diferenciación-Rentabilidad-Eficiencia-Crecimiento. Estos deben guiar nuestras decisiones y acciones a favor de alcanzar ese norte estratégico que se ha definido en la visión de la compañía.

Por causa del camino que este tomando, su norte puede variar, pero los demás puntos cardinales como el sur o el este seguirán siendo los mismos. Es así como funciona la brújula estratégica. Indistintamente de cual sea la visión de su empresa, o si esta cambia con el pasar del tiempo, su visión existirá como punto de referencia hacia donde ir, y los cuatro puntos cardinales estratégicos serán siempre los mismos.  Se trata de iniciativas estratégicas que soportan la toma de decisiones y siempre encaminan los esfuerzos para alcanzar la visión.

Al tomar diferentes caminos y enfrentar desafíos, la empresa se encontrará muchas veces fuera de rumbo por lo que el uso de su brújula estratégica ayudará a redefinir prioridades y encaminarse nuevamente. Por ello es importante cuestionarse: su visión marca ese punto de referencia para todos en su organización? Tiene una brújula que guie su camino con iniciativas estratégicas para el logro de esa visión?