La Cuarta Revolución Industrial no es una predicción del futuro

EL 11/14/2018

Entrevista a Nicholas Davis, Jefe de Sociedad e Innovación, miembro del Comité Ejecutivo, Foro Económico Mundial

Cuando hablamos de cuarta revolución industrial también nos referimos a una transformación social y al igual que las revoluciones anteriores no solo trae consigo oportunidades sino preocupaciones. No obstante, algo que debe preocupar a los gobiernos, en primera instancia, es cerrar esas brechas digitales para que estas tecnologías sean para todos los ciudadanos, sin importar su estrato, raza o religión, pertinentes y provechosas.

En Revista Mprende hablamos con Nicholas Davis, Director de Sociedad e Innovación del Foro Económico Mundial (WEF), quien estuvo presente en el panel -  Liderando la transformación social y económica en la cuarta revolución industrial – organizado Probogotá. Hablamos con él acerca de esta cuarta revolución industrial, sus efecto socioculturales y económicos.

Rossnaira Martínez ¿Cuáles son las claves para entender esta cuarta revolución industrial?

Nicholas Davis: La clave para entender la cuarta revolución industrial es entender que esto no es una predicción del futuro, sino es una manera de hablar de lo que nosotros queremos crear y la forma cómo queremos que las nuevas tecnologías como el Blockchain, Inteligencia Artificial y otras, transformAn el mundo en el que vivimos. Esta nos habla sobre el impacto de las personas, al igual de las actividades que podemos realizar para crear un mundo mejor.

RM ¿Cómo impacta esta revolución industrial la cultura, la políticas y otros factores de la cotidianidad ?

ND La Cuarta Revolución o mejor la tecnología cambia la forma como entendemos el mundo. Si pensamos en las diferencias en cómo obtenemos las noticias hoy o la forma conversamos entre nosotros, si somos afortunados en tener un teléfono inteligente, vemos que la gente se informa a través de un teléfono inteligente, tableta o computador. Lo que esto significa es que cambia la forma en como nosotros vivenciamos el mundo que nos rodea. A un nivel significa que estamos mirando más nuestras pantallas que mirar el mundo y eso también tiene que ver con que los algoritmos están decidiendo qué nos gusta observar y nos producen placer.

Esta Cuarta Revolución mira qué sucede una vez que tecnologías más recientes tienen la capacidad de entender a profundidad nuestros cerebro, nuestra atención y lo que queremos. Ahí es un tema de cómo asegurar que los sistemas apoyen por ejemplo una política incluyente, las discusiones constructivas y una vida armoniosa en el sentido de estar físicamente conectados con las comunidades de nuestro interés

RM Entre los temas que preocupa en esta cuarta revolución industrial es el poder ¿cómo controlarlo?

ND:  El poder es la esencia y/o el alma de todas las revoluciones industriales. De la primera; de los ferrocarriles a los monopolios, la segunda revolución creó una infraestructura más democrática en muchos sentidos y la tercera revolución donde el poder está concentrado en quienes controlan la información ese aprendizaje histórico significa que nos debe preocupar quién es el dueño del poder en la cuarta revolución industrial.

Esto tiene que ver con el poder de la data de la privacidad. Timothy Donald, presidente de Apple, acaba de de decir que cuando hablamos de inteligencia artificial también debemos hablar de la responsabilidad que tenemos de hacer que esta esté basada en los valores de la privacidad porque sería tanto irresponsable como ineficiente que desarrollemos algoritmos que recopilan toda la información sobre nosotros mismos.

RM En un país como Colombia ¿Qué pasa cuando no hay empoderamiento de estas tecnología?

ND.  Yo creo que es principal entender la forma como nos dan y/o  quita el poder esta tecnología. El segundo aspecto es esa brecha digital de no ser desempoderados, si no tenemos la habilidad de acceder a internet mediante dispositivos móviles, acceder a la comunicación si no se tiene la destreza por eso hay que asegurarse que un país como Colombia se centre en cerrar esa brecha digital y saque toda la regulación política e innovación del sector privado para hacerle frente a ese reto y eso lo pude generar desigualdad y puede ser muy preocupante para la próxima revolución

Creo que los gobiernos, el empresariado y los medios tienen todos la responsabilidad de asegurarse que estemos oyendo a las personas con menos poder; es cuestión de entender cómo ayudarle a estas personas a tomar decisiones relacionadas con la tecnología en sus comunidades y es una tarea que requiere una legislación más ágil e incluyente. Me emociona mucho la nueva propuesta sobre la modernización de las TIC porque está incorpora los valores de igualdad y cerrar esa brecha digital.

Además creo que debemos asegurarnos que el sector privado asuma la responsabilidad de eso significa que necesitamos incluir a los empleado y miembros en la forma como vamos a desplegar la tecnología

RM ¿cuáles son las capacidades que debe tener una empresa para sumarse a esta revolución?

ND Yo diría que hay tres capacidades fundamentales para que las empresas puedan participar plenamente en esta cuarta revolución industrial: Primero entender cuándo utilizar una nueva tecnología. Blockchain no es la respuesta a todos los problemas de una empresa, ni tampoco lo es la Inteligencia Artificial. Pero si hay unos retos para que las pymes o startup pueden aprovechar estos enfoque.

Entender que todo sí se basa en los datos y la parte digital para poder habilitar estas tecnologías. Si ustedes son una empresa necesitan conocer las fuentes de su información, de sus datos, cómo administrarlas, quién en la organización tiene la habilidad no solo para darle sentido, sino para sacarle valor.

Lo tercero es asegurarse que a medida que la empresa crece implementa nuevas tecnologías. Así adopta una nueva forma de trabajar que se entienda lo que esto significa para sus empleados y clientes. Cada vez que tenemos una nueva tecnología la gente se preocupa por los cambios. No importa el tamaño de la empresa. En el mundo digital se debe proteger a las persona, no a los trabajos.

¿Qué decirle a las persona que ven esta revolución 4.0 como un enemigo?

La cuarta revolución industrial debe ser vista 100% como una oportunidad más que como un enemigo, sin embargo es una oportunidad que trae riesgos y responsabilidades. La forma como lo estamos pensando en el Foro Económico Mundial es invitar a la gente a pensar en estas tecnologías con cuatro principios en mente:

Primero entender el impacto sistémico de las tecnologías; segundo diseñar y  utilizar las tecnologías para empoderar y apoyar a la gente más que para tomar decisiones en su nombre; tercero asumir la responsabilidad del diseño aun cuando estemos comprando la tecnología al tercero y finalmente incorporar nuestros valores de comunidad de participación e inclusión en la forma como desplegamos y utilizamos estas tecnologías. Ahí sí se puede aprovechar las oportunidades y los riesgos pueden ser administrados.

Encuentra la conferencia completa en https://goo.gl/jmBeZM