5 maneras en que blockchain está revolucionando la educación superior

EL 01/18/2019

La educación es la búsqueda colectiva de la verdad y la transferencia de conocimiento entre generaciones. Se basa en la confianza en la autoridad de nuestras instituciones, en la veracidad de las enseñanzas y la investigación que representan. Y es una comunidad global caracterizada por el consenso, la transparencia y la permanencia. La tecnología blockchain representa la mayoría de esas cosas. Promueve el consenso porque es una plataforma donde queda registro de cada acción. Es transparente porque los participantes en la cadena pueden descargar y validar las capas individualmente. Y es permanente porque esas capas no pueden ser alteradas. Al igual que la educación, blockchain pretende transferir no solo el contenido, sino también el valor inherente a ese contenido.

No es de extrañar, entonces, que blockchain sea el próximo capítulo tecnológico en una larga tendencia de descentralización en el sector de la educación superior.

Han pasado solo ocho años desde la aparición del white paper que definía el modelo de blockchain,  inicialmente utilizado para transacciones de la criptomoneda Bitcoin. Todavía es temprano para el uso de blockchain en educación e investigación, pero hay mucha experimentación e innovación prometedoras. En este contexto, Kevin Roebuck, director de experiencia digital para educación e investigación dentro del grupo de soluciones industriales de Oracle, reflexiona sobre la aplicación de esta tecnología en la academia y comparte 5 formas en que Blockchain está revolucionando la educación superior.

1. Expedientes y credenciales del alumno. La educación está cambiando a un modelo personalizado ¿Cuáles son los talentos, competencias y credenciales de cada individuo? La realidad es que el aprendizaje tiene lugar fuera del aula, así como dentro. Las personas aprenden de muchas fuentes diferentes a lo largo de sus vidas  y el expediente académico casi no resume ese proceso de aprendizaje permanente, y además no es de propiedad de cada individuo.

Blockchain ofrece un modelo seguro para la recopilación e intercambio de todos los indicadores de competencia, incluidos los registros académicos, las distinciones, certificados y cartas de recomendación, entre otros. Hay que pensar en ello como un portafolio electrónico inmutable, actualizable y verificable de todas las experiencias de vida orientadas al aprendizaje. Por razones similares, blockchain será fundamental para evitar el fraude, proporcionando un medio confiable para establecer que la persona es quien dice ser.

El MIT (Massachusetts Institute of Technologyes) es líder en la creación de credenciales basadas en blockchain, ya que ha desarrollado un estándar abierto para registros digitales verificables con una empresa llamada Learning Machine. El año pasado, la Universidad Comunitaria Central de Nuevo México en Albuquerque comenzó a emitir "credenciales digitales propiedad de los estudiantes" en una plataforma de blockchain que la universidad planea poner a disposición de otras instituciones educativas en el estado.

2. Plataforma de asociación. El City College de Nueva York es una de las pocas universidades que evalúa Bitcoin como método de pago. Pero el impacto potencial de blockchain en el lado financiero de la academia va mucho más allá de la criptomoneda.

Como se mencionó anteriormente, la educación superior ha evolucionado hacia un modelo distribuido desde hace algún tiempo. En Estados Unidos, por ejemplo, los colegios y universidades han estado creando asociaciones para disponibilizar colectivamente sus recursos. Uno de estos esfuerzos, Internet 2 Net + Initiative, proporciona una gama de aplicaciones  y otros servicios basados ​​en la nube a los que pueden acceder las universidades participantes.

El modelo basado en transacciones peer-to-peer de blockchain encaja perfectamente en los esfuerzos de este consorcio. Los “contratos inteligentes” basados ​​transacciones digitales cifradas y distribuidas entre más de dos partes podrían emplearse para garantizar la velocidad y la transparencia en el traspaso se información.

3. Derechos de autor y protección de derechos digitales. La capacidad de blockchain para administrar, compartir y proteger contenido digital lo hace ideal para ayudar a los investigadores, miembros de la facultad y otros directores de educación superior a crear propiedad intelectual, compartirla y controlar la forma en que se usa. Los profesores, por ejemplo, podrían ser recompensados ​​en función del uso real y la reutilización de sus materiales de enseñanza, de manera similar a como son recompensados ​​en base a citas en trabajos de investigación y revistas.

Blockchain también será fundamental en la evolución de los "repositorios de contenido de la comunidad", lo que ahora llamamos bibliotecas. Blockchain podría usarse para curar contenido y proteger derechos digitales, entre otras áreas.

4. Malla curricular. Blockchain, sin duda, estará en la lista de habilidades tecnológicas emergentes que los empleadores codiciarán en los próximos años.

Las clases que enseñen las habilidades de programación que blockchain requiere, sin duda, serán importantes, pero esta tecnología presenta un desafío educativo único porque se encuentra en la intersección de muchas áreas, incluidas políticas públicas, leyes, comercio, transacciones, derechos de propiedad intelectual, criptografía, e inteligencia artificial. Por lo tanto, la educación de blockchain requiere un enfoque interdisciplinario.

5. Plataforma de aprendizaje de la innovación. El espíritu microemprendedor es el lente a través del cual muchos estudiantes ven sus oportunidades educativas y muchos de ellos ven el aprendizaje de blockchain como preparación para la próxima generación de startups.

En este sentido, se están desarrollando distintas iniciativas en el mundo para incentivar el desarrollo de aplicaciones basadas en blockchain. Por ejemplo, recientemente Oracle auspició un proyecto organizado por el Carolina FinTech Hub llamado Desafío Generación Blockchain. El concurso, que solicitó a los equipos de estudiantes de las universidades locales que presentaran propuestas basadas en esta tecnología, recibió 31 propuestas de 29 equipos que desarrollaron aplicaciones dirigidas a los sectores de energía, finanzas, educación y salud.

Tecnologías y movimientos basados ​​en blockchain prometen transformar la experiencia educativa, sobre todo cuando se convierta en un servicio en la nube, que sea fácilmente accesible para las instituciones educativas y sus amplios grupos constituyentes, demostrará resultados a una escala que impulsará un cambio revolucionario.