La historia de un emprendedor que no se dejó intimidar por el fracaso

EL 03/20/2015

Emprender no tiene edad o bueno eso dicen quienes se han especializado en el tema del emprendimiento. La disciplina, la constancia y el trabajo fuerte son los factores que definen el éxito de un proyecto, se añade además el modelo de negocio y los aspectos técnicos del producto.

Según cifras de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en el 2014 se registraron 301.334 nuevas empresas en el departamento, lo que indica que en la región emprender es la alternativa de jóvenes y adultos. Así como miles de empleados deciden iniciar su propio negocio, Carlos Emilio Silva ingeniero civil de la Universidad Industrial de Santander luego de culminar sus estudios inició su trayectoria profesional en consultoría basada en resolver problemas a través de la tecnología.

En 1.999 fundó su primer emprendimiento desarrollando soluciones digitales para empresas de ingeniería y arquitectura, con una propuesta innovadora en cada producto fueron ganando terreno y se apropiaron de contratos con importantes entidades de Santander. Fue en ese año cuando por primera vez se acercó a la comunidad de emprendedores de la región. Su negocio tenía expectativas altas, expandieron sus ideas a otros mercados y en Estados Unidos empezaron a competir en el año 2000. Luego, en el 2001 con los hechos negativos que vivía ese país las ventas y la economía de la empresa  decayeron. Así su primera idea de negocio se convirtió en un fracaso que más adelante serviría para una nueva experiencia. 

“El principal temor a la hora de emprender es tener la aceptación del mercado o tener el producto validado, yo le diría a otros emprendedores que prueben primero su idea y que se lancen. Si bien en mi primera idea de negocio que fue hace 15 años, estaba más joven y cuando uno esta joven cree que lo puede alcanzar todo y no es así. Hoy en día con 20 años de experiencia entendí que hay otros profesionales que nos pueden apoyar a consolidar nuestra empresa” así Carlos Emilio Silva define su historia de fracaso, un recorrido que lo llevó a emplearse nuevamente.

Con más experiencia y con las ganas que aún conservaba de su primera idea de negocio, Carlos contactó a profesionales altamente capacitados en administración y mercadeo. Ya tenía algunos contactos que retomó para ofrecerles un servicio: Intelcom.

Intelcom es una solución tecnológica para empresas distribuidoras de bienes y servicios que tengan una fuerza comercial en campo, cuenta con dos componentes: el primero enfocado en la fuerza comercial que recolecta información de su producto y de la competencia mediante un dispositivo móvil y una segunda funcionalidad que entrega  información a los gerentes con acceso en tiempo real para que tomen decisiones oportunas del negocio.

La solución la puede utilizar cualquier empresa ya sea grande, mediana o pequeña, solo debe tener una fuerza comercial que recolecte información del mercado. “Nosotros nos enfocamos en darle un mapa a los gerentes de las empresas en tiempo real, proporcionamos herramientas que son útiles a la hora de las decisiones por parte de los líderes empresariales, entregamos reportes de una manera muy ágil y rápida con tiempos de implementación breves. Una consultoría tradicional como la que ofrece Intelcom puede demorarse meses, con nuestro software se demorará alrededor de dos semanas” señaló Carlos Silva.

Con ventas en países como Puerto Rico esperan aumentar los clientes y consolidarse en Colombia. Gracias al programa Apps.co con la Cámara de Comercio de Bucaramanga como entidad aliada, Intelcom promete ser el software empresarial  aliado en la fuerza comercial de los negocios. 

Foto Tomada de: shutterstock