Misión y Estrategia, dependencia absoluta

EL 06/23/2014

Comúnmente concentramos las conversaciones de desarrollo empresarial alrededor del tema de estrategia, de entorno de mercado y político, y en algunos casos incluimos el talento humano en la revisión.  Esta bien que así sea, siempre y cuando haya claridad sobre los fundamentos de cada negocio, sobre el por qué la empresa esta desempeñando un papel en la sociedad.  Y es en este punto donde parecemos olvidar que existe un elemento muy importante del cual depende toda revisión estratégica, y para el cual se dan las mismas, la Misión.

Comúnmente concentramos las conversaciones de desarrollo empresarial alrededor del tema de estrategia, de entorno de mercado y político, y en algunos casos incluimos el talento humano en la revisión.  Esta bien que así sea, siempre y cuando haya claridad sobre los fundamentos de cada negocio, sobre el por qué la empresa esta desempeñando un papel en la sociedad.  Y es en este punto donde parecemos olvidar que existe un elemento muy importante del cual depende toda revisión estratégica, y para el cual se dan las mismas, la Misión.

Lee sobre: Planeación estratégica será ¿Ciencia Ficción? 

Toda empresa es reflejo de las aspiraciones de las personas que las lideran, por ello es critico saber realmente lo que se busca con el trabajo desarrollado día a día.  Es un principio básico elemental: toda empresa tiene una razón de ser por la cual funciona y dicha razón contiene el motivo y deseo que impulsa las decisiones y acciones dentro de la misma.  Aclara por que vendemos los productos que ofrecemos o los servicios que prestamos.  Esto es la Misión, y la estrategia depende absolutamente de la misma.

La Misión debe ser coherente, simple, directa, y debe cubrir al menos tres puntos básicos para todo negocio: qué ofrecemos?, a quien servimos?, y cuales compromisos profesamos.  Nuestra misión debe expresamente declarar lo que ofrecemos, sea un producto, un servicio, una solución a un problema, un estilo de vida, o cualquier otro asunto, ya que alrededor de este ofrecimiento es que mejoramos  diariamente para sobresalir.  Igualmente debe declarar para quien hacemos ese ofrecimiento, nuestro cliente, nuestro mercado objetivo.  Y por último, debe declarar nuestros compromisos alrededor de nuestro ofrecimiento para el cliente, estos compromisos son promesas para las cuales trabajamos cada día y esperamos cumplir para mantenernos activos en nuestro mercado.

Al pensar en la estrategia, vemos que la misma depende de la Misión.  Con el diseño de la estrategia buscamos mejorar nuestro ofrecimiento básico, seleccionar cuidadosamente para quien ofrecemos nuestras promesas, y desarrollamos acciones para que nuestros compromisos sean percibidos y preferidos.  La estrategia se diseña y ejecuta coherentemente para realizar la Misión.  Inicie por alinear su actividad diaria con su Misión, y el diseño de su estrategia se dará consecuentemente.  

Pregúntese, en su empresa tiene su misión expuesta y declarada públicamente?  Conocen sus colaboradores en términos básicos sus compromisos, lo que ofrecen, y a quien lo ofrecen?  Tiene sus acciones encaminadas a cumplir lo que declara?