Emprendimiento Corporativo: Innovar hacia adentro

EL 07/1/2013
  • Colaborador: ¿Cuándo fue la última vez que propuso un cambio en su organización, más allá del cumplimiento cabal de sus funciones diarias?.
  • Emprendedor y Gerente: ¿Con qué frecuencia vincula a su equipo en las decisiones y premia las ideas gestadas en su interior?

Si las respuestas a estos interrogantes son siempre o frecuentemente, es probable que su organización haya emprendido el camino hacia el Emprendimiento Corporativo; pero si aún no lo ha hecho, los invito a explorar una nueva forma de hacer empresa, dentro de las empresas; una manera de sacar lo mejor del personal y generar valor desde el recurso más talentoso: El Humano.

Hoy día se habla mucho del Emprendimiento Corporativo, pero ¿Sabemos realmente qué es y qué impacto tieneintraempreneurship sobre nuestras organizaciones?; pues bien, muchos actores a la hora de definirlo se centran en el papel de las personas, como fuente generadora de ideas, “Soñadores que hacen” (Pinchot, 1985).  Otros en cambio, lo definen desde su objeto: los emprendimientos internos, “Proyectos generados por intrapreneurs que permiten generar nuevos negocios” (Guth and Ginsberg, 1990).  Lo cierto es que cada día recobra más importancia la creación colectiva y la innovación, para crear estructuras más eficientes, ampliar las fronteras organizacionales, realizar innovaciones incrementales y, porque no, disruptivas.
El emprendimiento corporativo es el proceso a través del cual se estimula a los colaboradores a generar proyectos innovadores, para mejorar la productividad, aumentar la competitividad e incluso generar nuevos negocios desde los ya existentes.  Este concepto tan reciente en el argot administrativo, pero tan sustancialmente potente, reconoce en los miembros de la organización capacidades emprendedoras; Intraemprendedores con visión empresarial, generadores de ideas y movilizadores de cambio.
Sin embargo, pasar de la teoría a la práctica no es tarea fácil. Las estructuras organizacionales están contempladas para minimizar el riesgo y no para tomarlo; sumado a la marcada distancia entre el potencial emprendedor en los colaboradores y su canalización y capitalización efectiva.
Pero no es solamente el tema organizacional la talanquera hacia un emprendimiento corporativo, también influyen elementos actitudinales del personal: el temor a errar, el estado de confort, la renuencia a pensar “Fuera de la Caja”, son solo algunas de las dificultades que se abordan a la hora de “emprender desde adentro”.
Una amplia gama de elementos, que va desde la cultura organizacional, la posición empresarial, las actitudes personales, los individuos que la componen donde la innovación y la creatividad, cobran un papel fundamental
Entonces, ¿Es posible promover el emprendimiento corporativo?
Experiencias como las de Google, IBM, Intel, 3M, Kodak, Samsung, así lo demuestran,  quienes han incentivado la innovación en los colaboradores y capacidades intraemprendedoras, aprovechando oportunidades de negocio para la organización.
Nadie ha dicho que será un camino fácil, ni poco riesgoso, pero vale la pena.
Colaborador anímese a ser un intraemprendedor:

Si tiene la convicción y cree en su propuesta, insista cuantas veces sea necesario a la alta gerencia de ello.
Piense “Fuera de la Caja”, no se atrinchere, ni se acomode en el peligroso estado de confort.
Tome riesgos, proponga
Evite los movimientos mecánicos, hágase frecuentemente preguntas como: ¿Puede haber una mejor forma de hacerlo?
Sea buen observador, esto le permitirá identificar nuevas y mejores maneras de hacer las cosas
Crea en su propuesta, luche por ella, véndala
Si es un empresario, derribe barreras permita que otros también emprendan

  • Evite inhibir las nuevas ideas y propuestas, a veces en las ideas aparentemente más “locas” yacen las grandes invenciones
  • Promueva la participación de sus empleados en la toma de decisiones
  • Genere espacios de interlocución entre las áreas de su organización
  • Proteja las ideas y reconozca su autoría
  • Fomente intercambio de experiencias y conocimientos entre su personal
  • Premie las ideas (Programa de Incentivos Monetarios – No Monetarios)
  • Vincúlese con su entorno (Universidades, centros tecnológicos, entre otros)
  • Genere espacios que fomenten la creatividad y la identificación de nuevas iniciativas
  • Motive a su personal a poner en práctica sus ideas innovadoras
  • Desarrolle concursos internos para la generación de ideas

Y recuerde, ninguno podrá crecer si no se les permite fallar y aprender de sus errores.

Cuénteme cómo ha sido su experiencia en @PamEscobarN o [email protected]