¿El emprendimiento puede ser destructivo?

EL 01/31/2015

El emprendimiento en contextos de posconflicto y debilidad institucional ―una latente mezcla à la colombiana― puede tener efectos destructivos en términos socioeconómicos y medioambientales.

Por tanto, el diseño y puesta en marcha de marcos micro-institucionales que se construyan sobre la base de la realidad local es determinante para direccionar la trayectoria de los efectos del emprendimiento.

El rol de las Micro, Pequeña y Medianas empresas (MiPyMe) en la construcción de paz sobrepasa la reinserción socioeconómica. En una investigación elaborada por International Alert (2006), se encontró que las MiPyMe en contextos de conflicto también desempeñan un papel determinante en la seguridad (mediante estrategias de alerta temprana y seguridad comunitaria), la política (a través de su participación en programas de desarrollo y paz) y la reconciliación (por medio de la promoción de la reconciliación en el lugar de trabajo).

Un ejemplo en este sentido es el proyecto de Moralife, el cual se está desarrollando en Popayán, Cauca. En este lugar, 15 familias desplazadas y 16 familias desmovilizadas le propusieron al Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (INCODER) trabajar conjuntamente cultivos de mora para su posterior transformación en productos derivados como jugos, compotas y mermeladas. Este proyecto estuvo acompañado del ejército nacional y de su cuerpo de ingenieros civiles, cumpliendo el fin de acondicionar las vías de transporte para llevar el producto a los centros de acopio en municipios aledaños.

Sin embargo, no todos los emprendimientos generado esta naturaleza de efectos. En un estudio de Rettberg, Leiteritz y Nasi (2006) se compilan una selección de sucesos históricos sobre emprendimientos en zonas rurales de Colombia y sus efectos destructivos, como la extracción de piedras preciosas sin ningún control por parte del Gobierno en Cundinamarca o los episodios de violencia histórica relacionados con la siembra del banano en el Magdalena.

Ambos casos son muestras de la debilidad institucional de Colombia para orientar los emprendimientos hacia fines destructivos. Otros diagnósticos así  lo confirman. Teniendo en cuenta el influyente estudio de Mehlum, Moene y Torvik (2006), hay dos tipos de instituciones relacionadas con el emprendimiento y las actividades productivas. El primer tipo, son las instituciones amigables con la producción, en donde la búsqueda de rentas y la producción son actividades complementarias, o en otras palabras, el crecimiento atrae emprendedores y actividades productivas. El segundo tipo, son las instituciones amigables con la captura de rentas en donde la búsqueda de rentas y la producción son actividades rivales, en decir, hay ganancias al llevar a cabo acciones improductivas y destructivas como robar o participar en un acto de corrupción.

Continuando con los hallazgos de este estudio, para que en los países no existan, o haya pocas, instituciones amigables con la captura de rentas, el índice de calidad institucional debe estar por encima de 0.93. Allí se encuentran países como Suecia, Holanda o Noruega. Por su parte, Colombia tiene un índice de 0.53, lo que le otorga el título de caldo de cultivo para la captura de rentas, por tanto, una acentuada tendencia a que los emprendimientos puedan llegar a tener efectos improductivos y destructivos.

Así las cosas, es de gran relevancia comprender los acuerdos tanto formales como informales que emergen de abajo hacia arriba por parte de las comunidades afectadas por el conflicto para emprender, esto con el fin de contribuir al diseño de marcos micro-institucionales y locales para potenciar los efectos positivos de estos emprendimientos.

Referencias.

International Alert. (2006). Las empresas locales y la paz: El potencial de construcción de paz del sector empresarial nacional. Londres: International Alert.

Mehlum, H., Moene, K., & Torvik, R. (2006). Institutions and the resource curse. The Economic Journal, 116, 1-20.

Rettberg, A., Leiteritz, R., & Nasi, C. (2011). Private sector and entrepreneurial activity in the context of armed conflict: Exploring the mutual determinants between business and organized violence in Colombia. Journal of Small Business and Entrepreneurship, 24(2), 179-196.

Foto: ShutterStock