Mujeres parque E, ejemplo de empoderamiento

EL 07/12/2016

Muchas cosas las identifican: son emprendedoras, innovadoras, sus empresas son exitosas, y han recibido el apoyo del Parque del Emprendimiento.

Conoce la historiaa de Maritza Ospina Rendón Gerente Administrativa y Financiera Soluciones Futuras S.A.S

*Building Happiness, es una de las marcas más exitosas de Soluciones Futuras S.A.S., plataforma que quiere potenciar la felicidad en el trabajo a través del juego y la motivación.

Inicié mi carrera profesional como todos aspiramos cuando estamos en la Universidad: en unas muy buenas empresas; lo cual agradezco, porque allí crecí como persona y profesional, obtuve experiencia y tuve la oportunidad de conocer los motivadores y frustraciones de las personas, y lo que pasa dentro de las organizaciones.

 

Sin embargo sentía que algo faltaba, que no tenía sentido trabajar esperando que lo que hacía fuera valorado y reconocido, y que mi potencial fuera desarrollado, y esperando que pasaran los años para al final obtener una jubilación. Peor aún, comencé a preguntarme ¿qué pasaría al final?, ¿qué dejaría como legado?, ¿cuál era mi misión en la vida? La respuesta de una vida normal de trabajo toda la vida, hijos y una jubilación no me llenaba. Sentí que había nacido para algo más grande, además de un gran deseo y responsabilidad de contribuir de alguna manera a la sociedad.

Entonces decidí asociarme con mi hermano en una empresa que él había iniciado recientemente, con la ilusión de que yo estaría construyendo mi futuro, pero además poniendo mi granito de arena al generar empleo y ayudar al desarrollo de otras personas.

Todo comenzó al ver las nuevas generaciones llegando a nuestra empresa y ver que sus exigencias eran diferentes, que ellos se preocupan más por su bienestar y quería tener un equilibrio entre lo espiritual, laboral, personal, familiar y social. Observando más, vimos cómo en las organizaciones crecía la insatisfacción de los empleados y la rotación de personal, y esto nos hizo pensar en que algo andaba mal, algo tenía que cambiar. -El mundo estaba cambiando y las empresas no lo estaban viendo-. Y nosotros debíamos ayudar a dar el giro hacia el nuevo rumbo. 

Entonces fue cuando surgió la idea de cuestionar a las empresas sobre la importancia de personas felices en las organizaciones y los beneficios que esto traería de parte y parte. Al avanzar en este proyecto, mi satisfacción aumentó al ver que no solo ayudaríamos a las empresas, sino que ayudaríamos a transformar vidas, a hacer una sociedad mejor y más equilibrada. Es que esta vida es muy corta, ¿cómo no disfrutarla? 

Entonces esto le dio más emoción y sentido a mi vida, en la medida que empecé a sentir que ese era el camino correcto: Ayudar a otros. Pensar que al final estaría tranquila al saber que había hecho algo de valor no solo por mí, sino por la sociedad.

Los mayores retos han sido tomar la decisión de emprender, pues es un riesgo y siempre cuesta dejar la zona de confort por algo incierto; ir en contra de la corriente, cuando todos te dicen que es mejor un trabajo seguro, un salario seguro, que eso no es para uno sino para quienes tienen plata; seguir adelante a pesar de comentarios de amigos y demás personas que te rodean quienes siguen el mismo camino tradicional y cuestionan tus ideas diferentes; seguir adelante a pesar de no contar con los recursos económicos para hacerlo y  la falta de apoyo y fe de personas o entidades financieras; y el reto más importante: levantarse cada día y seguir tu sueño a pesar del miedo, con la certeza de que vale la pena.

Mis recomendaciones

No se dejen llevar por el miedo; ser diferente es bueno. Las personas diferentes son las que han logrado grandes cosas. Rodéense de personas que las apoyen y crean en ustedes y hagan caso omiso a comentarios que las minimizan. Tengan la plena seguridad de que pueden hacer realizad todo lo que se proponen aunque sientan que no tienen los recursos o habilidades para hacerlo. Sigan adelante, llénense de valor y tengan fe en que lo van a lograr, pues Dios siempre las acompañará. Y lo más importante, emprendan proyectos no para ustedes, no con el aliciente de ganar dinero, sino con la visión de transformar la sociedad, ayudar a otros, que lo demás llegará por añadidura.