Mamá y emprendedora en el mundo de la tecnología

EL 05/14/2018

Jeimy Monsalve es Ingeniera electrónica egresada de la universidad Nacional con 17 años de experiencia en el mundo de la tecnología, especialista en proyectos informativos y certificada como programadora Java. Empezó con su emprendimiento hace 10 años, inicialmente con el desarrollo informático y web. Hoy están orientados en brindar servicios en la nube bajo plataformas robustas.

“Con mi empresa quiero trascender fronteras e  impulsar el desarrollo profesional de las personas”.

Hablamos con esta mujer empoderada que se atrevió a incursionar en el mundo de la tecnología, no solamente como profesional, sino como empresaria. Jeimy nos cuenta  sobre su camino como madre y emprendedora, ella es un ejemplo para que otras mujeres se lancen y vean en este mundo una oportunidad para liderar, innovar y crear.

¿Que ha significado ser mamá y emprendedora?

Ser madre emprendedora es más que una aventura, es un reto también, es complejo. Creo que en este momento hemos adquirido más responsabilidades que los hombres. Podemos emprender y ser empresarias, pero no se puede desligar el ser madres.

Yo asumo el reto de emprender con el propósito de darle a mis hijos una mamá que esté con ellos el mayor tiempo posible, que no esté limitada, pidiendo permiso, sino que pueda disponer de este para darle  calidad de vida. Porque mis hijos vienen siendo mis proyectos más importantes, ellos son la razón por la cual lucho todos los días para que mi emprendimiento funcione y poder ayudar al sostenimiento del hogar.

He compaginado mi ejercicio profesional con mi rol de madre. Aunque es duro porque sacrifico el tiempo de descanso a cambio de estar con mis hijos. No tengo un horario donde termina mi trabajo, es flexibilidad todo el tiempo.

¿Cuándo decide emprender?

Mi empresa de tecnología nace hace 10 años, dejé de trabajar como empleada, el 2 de febrero de 2007. Inicialmente no sabía qué hacer, a razón de ello junto a una excompañera de trabajo decidí acompañarla a emprender.Desde ese momento empecé a percibir cambios positivos en mis hijos, a estar más tiempo con ellos en ese sentido pensé en la posibilidad de no trabajar más como empleada.

Yo no volvería a trabajar como empleada.Puede que ahora lo más importante para las personas sea su crecimiento personal, pero para mi son mis hijos. Aunque he tenido mucho temor de no tener los mismo ingresos por ejercer mi profesión, mi núcleo familiar es más importante.

Mi teoría: A los niños los cura más el contacto y cuidado de la mamá que la misma medicina.