3 mujeres, 3 historias de cambio

EL 02/17/2015

“Mujeres agentes de cambio”, es la frase que identifica a Yadira, Marta y Carolina. ¿Por qué? Porque con su actitud y “berraquera” están rompiendo paradigmas, porque sus ganas de salir adelante y ser las mejores en lo que hacen, es una viva muestra del talento y persistencia propios de muchas mujeres de nuestro país.

 Sin dejar de lado que, además de sus habilidades como profesionales, se caracterizan por desempeñar varios roles a la vez como el de ser madre y esposa, lo cual, hace de ellas, mujeres con tesón y como diríamos los colombianos “echadas pa’lante”. 

YADIRA ESTUPIÑÁN Y ARTEPAZ

“Artepaz” es una empresa de artesanías de carbón ubicada en Paz del Río Boyacá, creada por Yadira, una mujer que debido a su gusto por la elaboración de artesanías en carbón, hace 2 años dio ese primer paso de crear su propia empresa. Hoy día, Artepaz ya es conocida a nivel departamental, sobre todo por las multinacionales presentes en el departamento.

Aunado a ello, esta empresa posee responsabilidad social y ambiental, pues contrata mujeres con discapacidad. A Yadira le interesa colaborarles, brindándoles un trabajo, pero además de ello, cree en las capacidades de aquellas mujeres, sin discriminación alguna. Para Yadira “muchas empresas no creen en las mujeres y menos si tienen algún tipo de discapacidad, en cambio yo sí creo en el trabajo que ellas hacen”. En temas ambientales, ARTEPAZ hace un aporte a la industria del carbón en la medida en que reciclan los residuos que las empresas desechan. 

Sin embargo y aunque todo esto, se escuche interesante y pareciera ser un camino fácil por recorrer, es claro que surgen barreras, pero a la par, también se cumplen metas y se logran avances relevantes durante el proceso de la creación y consolidación de una empresa como estas. Este caso, no es la excepción y por ello, también ha tenido que enfrentarse a dificultades como el alto precio del carbón, haciendo que se incremente el precio del producto para el consumidor final. Adicionalmente, convencer a las personas de que lo que hace ARTEPAZ es arte, no ha sido una tarea fácil pero de forma paulatina se ha logrado transformar la mentalidad de muchos que no conciben esta actividad de esa manera.

Mprende: ¿Qué hace diferente a ARTEPAZ de otras empresas?

Yadira Estupiñan: Manejamos una línea religiosa, otra de animales y hacemos diferentes trabajos para las empresas, según el interés de cada empresa.  Además, en palabras de Yadira “nuestro trabajo se destaca por la calidad de nuestros productos, así como por la exclusividad y el cumplimiento”.  

M: ¿Cómo proyectan a ARTEPAZ en 5 años?

Y.E.: En 5 años ARTEPAZ será una empresa sólida y confiable, capaz de abrir y mantener mercados a nivel regional y brindar a nuestros clientes productos de excelente calidad. También, el objetivo es, garantizar el mejoramiento continuo de los procesos, bajo una política de responsabilidad social y ambiental.

M: Por último ¿Cuáles han sido las instituciones de las que ARTEPAZ ha recibido apoyo?

Y.E.: En primera instancia, el SENA, ya que fueron ellos quienes nos capacitaron y quienes confiaron en nosotros para tener nuestra unidad. Adicionalmente, contamos con el apoyo de empresas como Impacto Consulting, pues ellos nos capacitan en temas relacionados con creación de empresa, organización de nuestro portafolio de servicios, etc.

En últimas, ARTEPAZ, es una empresa que crea arte a partir de los recursos que ofrece su entorno más cercano y además, pretende armonizar el escenario social y ambiental con su idea de negocio, lo cual, demuestra su compromiso con la región, en temas de sostenibilidad y desarrollo. 

MARTA PÉREZ Y CALES Y TÉRMICOS BOYACÁ

Marta, decidió crear su propia empresa llamada “Cales y Térmicos Boyacá”, por medio de la cual se produce y comercializa aislante térmico e insumos para la industria del acero, asumiendo de forma paralela un compromiso ambiental en cada uno de sus procesos productivos y generando oportunidades de empleo para los habitantes de la región.

Esta idea, no nace por casualidad. Marta, es una mujer preparada y con un compromiso ambiental latente. Ella es tecnóloga ambiental del SENA y luego de trabajar en un floricultivo, decidió involucrarse en temas comunitarios y de responsabilidad ambiental. En ese sentido, “empezamos a idealizar el futuro de nuestros hijos y teniendo en cuenta el auge de la responsabilidad ambiental que estaban logrando las empresas, decidimos apuntarle a crear una empresa de residuos sólidos y empezamos a explorar cómo lo haríamos”, asegura Marta.

Mprende: ¿Qué es Cales y Térmicos Boyacá?

Marta Pérez: La empresa nace hace 3 años y aproximadamente hace 1 año y medio fue conformada formalmente. La empresa usa los residuos de las termoeléctricas y los transforma en productos nuevos que se venden a las siderúrgicas como aislante térmico y también generamos un aditivo para “mezcla concretera” que pensamos comercializar con grandes empresas de concreto y de elementos prefabricados.  

M: ¿Cuál ha sido tu experiencia al crear empresa?

M.P.: La verdad es que, nosotros  (junto a mi esposo) no teníamos idea de hacer empresa y tampoco sabíamos en donde tocar las puertas para pedir apoyo. Por fortuna, entiendo un poco del tema, entonces desde mis habilidades empecé a realizar “pequeñas cosas” que ayudaron a fortalecer la empresa. Por ejemplo, me encargaba de realizar la publicidad de la empresa, la contabilidad, los planes, entre otros y por fortuna, hoy por hoy, he tenido la oportunidad de formarme y obtener recursos de algunas entidades que apoyan a los emprendedores. Justamente, a finales del año pasado,  ganamos una de las convocatorias de Fondo Emprender. Al respecto, pienso que todo esto se dio gracias al apoyo que tuvimos en temas de formación, porque así pudimos fortalecer nuestro proyecto y presentarlo, ajustado a los estándares de la convocatoria.

M: ¿Qué se le viene a la mente cuando piensa en creación de empresa en Boyacá?

M.P.: Estamos acostumbrados a depender de las multinacionales que permanecen en el departamento y nos interesa que ellos nos empleen, pero no vamos más allá. Además, considero que la mentalidad de que crear empresa es muy difícil y no trae ganancias a corto plazo hace que muchas personas desistan de la idea en poco tiempo. En últimas, hay que fortalecer esa idea de crear empresa porque la verdad siento que, en Boyacá no existe una mentalidad emprendedora.

M: ¿Cuál es su percepción acerca de la creación de empresa en Colombia?

M.P.: Considero que, las ideas existen pero hace falta apoyo de diversas entidades. Hay muchos emprendedores, diría que demasiados. Asimismo, la mentalidad del emprendedor dibuja el futuro de la empresa y respecto a ello, es importante ser realista y no pensar en que el asunto es crear la empresa y pensar en que las ganancias van a ser inmediatas sin requerir el más mínimo esfuerzo. Uno como emprendedor debe tener presente que quizás, después de dos años se van a ver los frutos de ese trabajo. En nuestro caso, pienso que ya pasamos esa prueba y ya estamos recibiendo ese beneficio que tanto esperábamos.

M: ¿Cuál es la importancia del tema ambiental en Cales y Térmicos Boyacá?

M. P.: Nazareth, Boyacá es el epicentro un lugar donde se encuentran 4 multinacionales: Acerías Paz del Río, Argos, Holcim y una petrolera llamada Omega Energy. A lo largo de estos años, hemos visto un vacío ambiental muy grande y ante esta realidad, buscamos la forma de mitigar los efectos negativos de estas multinacionales sobre su entorno. En ese sentido, empezamos a trabajar con Acerías Paz del Río. 

CAROLINA RAMÍREZ Y ERRADICAR

Carolina es una ingeniera agrónoma de 35 años que cuenta con varios años de experiencia en manejo de plagas y maleza. Ella decidió crear su propia empresa y hoy en día, Erradicar, provee soluciones para el manejo integrado de plagas especializadas en la industria petrolera, hotelera y de alimentos. En la actualidad su empresa tiene presencia en el Tolima y en Puerto Gaitán.

“Desde que empecé mi carrera pensé en crear empresa”, asegura Carolina.  Ella viene de una familia emprendedora y eso contribuyó a la consolidación de su empresa. Por ejemplo, su hermana fue un elemento esencial en la etapa inicial de la empresa y brindó su apoyo, mediante asesorías externas.

Mprende: ¿Por qué dar ese gran paso de emprender?

Carolina Ramírez: La verdad esa idea de emprender surgió desde que estaba estudiando. Además de eso, el ejemplo de mis padres fue muy importante para tomar la decisión de crear mi propia empresa. No solo lo hacía por buscar un beneficio propio sino, porque me interesaba que con mi trabajo pudiera generar empleo para más personas y de esa manera contribuir al desarrollo del país. En este camino he contado con el apoyo de mi familia pero también de mi esposo, quien también viene de una familia emprendedora, lo cual, ha contribuido positivamente al desarrollo de la empresa.

M: ¿Cuáles son los retos que surgen en el camino de emprender?

C.R: Cuando uno crea empresa debe ser muy perseverante, porque muchas veces se cree que las cosas se dan de inmediato y sin el más mínimo esfuerzo. En este escenario, es fundamental entender que no se es empleado, es decir que, no hay nada fijo, ya que un día se puede tener dinero, pero otro día no. Las cosas van fluyendo en la medida en que se va trabajando. Las oportunidades están ahí, pero lo importante es no desfallecer.

Emprendimientos de este tipo nos llevan a pensar en que la única fórmula válida o el “gran sueño” no es emplearse en grandes multinacionales sino, por el contrario, ir más allá, y ver en ellas un medio para explorar nuevas opciones de negocios, a partir de nuevos emprendimientos. 

Foto Tomada de: Shutterstock.