Mensajeros urbanos: “crónica de la transformación del servicio de mensajería en Bogotá”.

EL 02/6/2014

Aunque para muchos enero sea un mes de descanso y pausa antes de retornar a sus actividades diarias, dos emprendedores colombianos llenos de buena energía y talento, se reúnen en su oficina ubicada al occidente de Bogotá con el único fin de ofrecer a sus clientes el mejor servicio de mensajería en la ciudad.

Aunque para muchos enero sea un mes de descanso y pausa antes de retornar a sus actividades diarias, dos emprendedores colombianos llenos de buena energía y talento, se reúnen en su oficina ubicada al occidente de Bogotá con el único fin de ofrecer a sus clientes el mejor servicio de mensajería en la ciudad.

Para muchas personas la idea de crear empresa en Colombia o emprender es sinónimo de fracaso. Pero para Rafael Socarras, un guajiro amante de su tierra y la buena comida y Juan David Vizcaya, un bogotano adicto a los videojuegos y al mundo digital, no es así. Ellos hacen parte de un grupo de jóvenes ciudadanos de la aldea global que sueñan con  transformar el planeta en el que viven por medio de la tecnología. Están completamente convencidos de que esta idea no es fruto de una necesidad sino una decisión: un estilo de vida.

Por esta razón a pesar de los intentos fallidos no se dieron por vencidos y continuaron la búsqueda de su sueño. mensajerosUrbaPrecisamente por su convicción de que las cosas si pueden cambiar y que cuando se cierran unas puertas se abren otras, nació MensajerosUrbanos.com.  

“Mi primer Startup weekend fue en Barranquilla y me cambió la forma de ver los negocios. Ahí descubrí que fundar una Startup y que creciera es lo que yo quiero hacer en mi vida. Y dije: quiero tener una Startup pero una Startup que sea famosa y exitosa” afirma Rafael Socarras, cofundador y CTO  de Mensajeros Urbanos una plataforma que conecta en tiempo real a los mensajeros con sus clientes.

Pero estas ideas hoy por hoy en nuestro país cada vez cobran más fuerza debido al apoyo recibido por parte de iniciativas de empresas privadas como Wayra de Telefónica  y algunas entidades estatales como Appsco e Innpulsa. Es por ello que según el Global Entrepreneurship Monitor, una iniciativa del London Business School y del Babson College, que promueve y fomenta la creación de una red de investigación sin ánimo de lucro, Colombia ocupa los primeros lugares como uno de los países más influyentes  y de oportunidades en este tema tanto para inversionistas como para aventureros emprendedores.

Juan David y Rafael no son ajenos a este mundo. Se conocieron en un Startup Weekend en abril del 2012 y aunque sus personalidades son opuestas; pues Rafa como le dicen sus amigos es alegre, divertido y hablador y Juan es más callado y tímido,  tenían algo en común: las ganas de generar un servicio útil para la sociedad. Y esto fue lo  que sin querer ese fin de semana empezaron a construir y lo que los hizo no solo ganadores de esta competencia sino una de las empresas nacientes con  mayor proyección en Colombia. “Nosotros nos complementamos, Juan tiene experiencia en desarrollo de estrategias corporativas y yo soy experto en tecnología  y desarrollo de software” explica Rafael.

Pero el camino no ha sido fácil según cuenta Juan David CEO de la empresa: “Terminé el colegio y me fui 6 meses para Estados Unidos no sabía que quería estudiar. Luego regresé hice francés un tiempo y finalmente empecé ingeniería industrial.  Al iniciar mi práctica  profesional no sabía que hacer, luego me interesé por libros sobre estrategia y ahí me di cuenta que no quería ser empleado que quería crear mi propia empresa”.

Revolucionando la industria de la mensajería express

¿A quién no se le ha quedado el cargador del celular ? O ¿las llaves? A todos nos ha pasado alguna vez y por más que intentemos solucionar el problema siempre nos surgen inconvenientes debido a la falta de tiempo, los trancones y las distancias que debemos recorrer para obtener eso que se nos  olvidó en casa o en la oficina.

Mensajeros Urbanos precisamente pensando en esta necesidad diaria no solo de las personas sino de las empresas, decidió crear alternativas para solucionar esta situación. Ahorrándoles costos, tiempo y preocupaciones a sus clientes, los conectan por medio de una plataforma web de fácil acceso, con una amplia red de mensajeros ubicados estratégicamente en la ciudad.   

“Las personas ingresan a la plataforma, se registran solicitan el servicio y un mensajero confiable al que le podrán hacer seguimiento en tiempo real desde su celular, le llevará su encomienda en el tiempo pactado” afirma Rafael.  

Y es que aunque desde años atrás existen en Colombia compañías que se dedican a transportar  bienes dentro y fuera de la ciudad Mensajeros Urbanos se diferencia de estas en varios aspectos.  

En primer lugar, el tiempo de entrega es menor, todo el proceso se hace a través de la tecnología y además por los servicios complementarios que ofrece como la realización de trámites bancarios, filas, legalización de documentos, solicitud de certificados, pago de impuestos etc. y por último porque los mensajeros de su red, ahora trabajan menos horas y obtienen más ingresos.

“Antes trabajaban de 12 a 14 horas diarias. Hoy trabajan 8 diarias y se les paga el doble que antes”.

“Hemos descubierto que este mercado es amplio y que podemos desarrollar negocios alrededor de esta red” comenta Juan David, y es que aunque muchos conocen la existencia de este servicio, son pocos los que calculan su potencial y alcance.

Hoy los retos cada vez son mayores para estos dos talentos que le apostaron a la mezcla entre la ejecución de un negocio tanto en el ámbito online como off line, y es que a pesar de haber tenido una millonaria facturación durante su primer año, ellos están seguros de que con su habilidad y empeño pronto Mensajeros Urbanos no solo estará presente en las principales ciudades de Colombia sino en las principales ciudades de LATAM y por qué no del mundo.

Y como ellos mismos lo afirman y aconsejan a las personas que quieren arriesgarse y hacer realidad sus sueños: “no hablen tanto y hagan más, ejecuten! Nosotros cuando sacamos mensajeros al aire el primer día generamos plata y valor. Construimos marca, eso fue lo que nos hizo diferentes”.

Así que lo importante es probar desde el primer momento que el negocio funciona y la mejor forma de hacerlo es sacándolo al mercado y que la gente sea la que de su veredicto final. Así que… ¿Qué están esperando para emprender?