8 estrategias de mercadeo para salir de lo convencional

EL 12/11/2017

Siguiendo con las estrategias propuestas por los expertos en mercadeo, en la que ya es hora de salir de lo convencional y buscar medios más eficaces que se ajusten al nuevo siglo están:

Crear y administrar marcas: Una marca es un nombre, un símbolo o una imagen que se vincula con algo, como consecuencia  ofrecen funcionalidad o experiencias. Para muchos consumidores la vida se ha vuelto mas  complicada, el tiempo escaso y el conjunto de alternativas aturdidor. Viéndolo de una forma genérica hay tres tipos de marcas.

 Las funcionales que son compradas para satisfacer necesidades como el jabón o la comida. Las de imagen que crean valor y proyectan una imagen, como los vinos o los relojes y las marcas de experiencia que se centran en el sentimiento del consumidor como Disney World. Todas ellas constituyen un activo neto para la empresa, la marca es lo que compra el consumidor más que el producto (excepto genéricos) y deben tener un precio y un canal de distribución que apoye su imagen.

 La publicidad es solo una parte de ello, pero ligado a las marcas pueden haber gran cantidad de atributos como el desempeño,  ahorro para el consumidor, el valor, el tiempo, el estatus  y todo aquello que la rodea  y contribuye a la percepción de la marca influyendo en la decisión de compra

Ventaja competitiva: Esta es la meta central de la estrategia y juega un papel fundamental en el aprendizaje del comprador creando la experiencia para el comprador. El objeto principal de la estrategia de marca es crear grandes diferencias en la percepción del consumidor y estos aprenden a valorarlas atravez de la experiencia asosiandolas con las metas del comprador, creando diferencias con su red de valor para que la marca sea memorable.

Nuevos productos para ventaja competitiva: Las  principales causas para que fracasen los nuevos productos son un tamaño pequeño del mercado potencial, falta de diferenciación clara, respuesta competitiva y un fracaso técnico o financiero. La clave para que perdure es crear una ventaja competitiva que permanezca en el tiempo e identificar los mercados que ofrecen la mejor oportunidad con un conjunto de disciplinas en excelencia operativa, intimidad con el consumidor y liderazgo en producto.

Entender a los consumidores: Empezar por revisar su conducta, hacer investigaciones cualitativas y cuantitativas, observación, entrevistas para definir estrategias de acuerdo con los resultados

Estrategia de publicidad: Es especialmente efectiva cuando una marca se diferencia de sus competidores. La publicidad basada  en creencias aceptadas por los consumidores es más efectiva. La publicidad debe desarrollar un vínculo asociativo con la marca y un beneficio por medio de los atributos del producto. Resolviendo un problema - mostrando una versión exagerada de él - con colores acordes con el producto, testimonios de consumidores, con humor o cualquier otro medio según el producto. Recordemos que los medios masivos de comunicación han dejado de ser eficaces y que la televisión ya no es la reina, hay otros medios más económicos y directos para obtener mejores resultados.

Manejo del canal de mercadeo. Es el conjunto de caminos que un producto o servicio sigue después de su producción dentro del contexto de segmentación y posicionamiento  a quien se quiere orientar como se dijo anteriormente.

Tácticas de fijación de precios: Si el objetivo primordial es la rentabilidad más que la participación en el mercado fijará precios mas agresivamente y buscará segmentos que estén dispuestos a pagar estos precios, en lugar de bajarlos y apelar a un segmento más grande. Cuanto más único es el producto mas baja es la sensibilidad al precio  cuanto mayor es el número de sustitutos mayor es su sensibilidad y aquí juegan un papel importante las percepciones. La forma más común para fijar el precio es según el costo de  producción o el precio de la competencia.

Valorizar y analizar la función de mercadeo: El verdadero valor de una compañía está en su base de consumidores y no en sus "activos tangibles" como se han visto tradicionalmente desde el punto de vista financiero. La estrategia no solo debe satisfacer a los clientes, también debe dejarlos encantados pero siendo selectivo con los clientes, no todos los clientes son convenientes, hay que complacerlos pero de forma rentable.

La fuerza de ventas: inculcar valores, entrenamiento, cultura organizacional y principalmente orientación a la permanencia de clientes en el largo plazo dejando a un lado la presión de cumplir presupuestos calificados solamente en términos monetarios

En vez de imaginar el mercadeo como una cacería de clientes, veamolo desde la misma perspectiva que cuando se planta una semilla. Es un cultivo de relaciones duraderas con clientes