15 claves para el networking que debería tener en cuenta

EL 03/12/2018

Cuando una persona realmente escucha a sus interlocutores, es más fácil que identifique lo que ellos necesitan,

Mprende en alianza con Getabstract comparte el resumen del libro del networking escrito por Cipri Quintas , empresario con más de treinta años de experiencia, autor y conferencista.

Estas son las  15 claves que destilan los pilares de su enfoque para desarrollar relaciones sociales útiles para los negocios según Quintas.

Clave 1. “Dar sin esperar nada a cambio”

En el mundo de los negocios, como en otros ámbitos, abundan las relaciones que se establecen por interés, el cual a veces es mutuo y, otras, de un solo lado. Tarde o temprano, estos vínculos se desgastan porque son utilitarios. En cambio, las relaciones que se basan en un auténtico interés por la otra persona, los vínculos que no se hacen pensando en obtener un beneficio, son duraderos, enriquecedores y placenteros.

Clave 2. “Abrazar y mirar a los ojos”

Siempre se ha sabido que los abrazos hacen bien. Es cierto que algunas culturas tienen más o menos propensión al contacto físico, pero las personas pueden paulatinamente modificar algunas pautas culturales. El abrazo suele ser algo complicado para algunas personas por timidez, inseguridad o miedo a demostrar afecto. Expresarlo puede dar temor, pero hay que tener presente que el temor debilita y destruye.

El afecto y el amor deben mostrarse de manera constante, poco a poco, no de un solo golpe. No se trata de abrazar a todos; se trata de abrazar auténticamente.

Clave 3. Escuchar más que hablar

Una forma de mejorar las relaciones profesionales y personales es dedicar más tiempo a escuchar que a hablar. De esta manera, se evita el vicio de tomar la palabra, pugnar por ser el centro de atención y caer en el egocentrismo. La escucha implica una apertura al otro.

Cuando una persona realmente escucha a sus interlocutores, es más fácil que identifique lo que ellos necesitan, lo que les puede aportar, la ayuda que les puede ofrecer.

Clave 4. “Apartar el ego”

El ego es un gran obstáculo para establecer buenas relaciones, de todo tipo. Por lo general, un ego grande oculta a una persona pequeña, acomplejada. Las personas que valen la pena, los que sobresalen en diferentes ámbitos de la vida, se caracterizan por su humildad. No tienen complejo alguno ni necesidad de manifestar su grandeza. Las grandes personas son sumamente sencillas.

Clave 5. “Conectar y posicionar a tus contactos”

Algo que es muy valorado en un círculo de amigos, colegas o compañeros de trabajo, es que surjan conexiones. Asumir el rol de propiciar tales conexiones, ser una persona que pone en contacto a dos personas que se complementan, es una cualidad valiosa que hay que desarrollar.

Hay que procurar ayudar a conectar a las personas para que puedan hacer no sólo negocios, sino apoyarse en cualquier aspecto que les complemente y beneficie de manera mutua. Además de conectar personas, es importante posicionarla. Esto implica resaltar sus virtudes y cualidades.

Clave 6. Hacer sentir bien a los demás

Todos quieren estar cerca de una persona que los hace sentirse bien. Colaborar con el bienestar, la dicha o la felicidad de alguien más ayuda a ganarse su compañía. Detalles como la amabilidad, palabras cordiales, un gesto de afecto o un elogio sincero son bien recibidos.

Algo importante es llamar por teléfono sin otro interés que saber cómo está la persona. Por otra parte, es absolutamente normal que algunos días no se tenga el humor necesario para convivir o socializar. En esos casos, lo mejor es evitar hablar y ser reservado, porque puede ser una ocasión que se preste para cometer errores y arruinar una buena relación.

Clave 7. Hacer que sucedan cosas

Hay una tendencia común a no colaborar con la realización de algo si la idea no es propia o si no se va a obtener un beneficio o mérito. Error. Es bueno hacer que sucedan cosas en la vida de los demás, conectar personas para que se destrabe un proyecto y alguien triunfe. Ni siquiera importa el reconocimiento de lo que uno hizo: importa que las cosas pasen, que la gente pueda llevar a cabo sus sueños.

La persona que se comporta de esta manera es una fuente de acción, de éxito. Conectar a las personas depende también de precisión: conviene hacerlo en el momento adecuado y no tratar de precipitar las cosas. Al principio puede ser difícil reconocer el momento adecuado, pero con la práctica se aprende a reconocerlo.

Clave 8. Aprovechar la tecnología

Hoy día, las relaciones humanas se desarrollan en paralelo con los avances tecnológicos. Es un error usar la tecnología como pretexto para no salir de casa o para evitar el contacto personal. Por el contrario, la tecnología es una herramienta que amplía las posibilidades y las modalidades de contacto entre la gente.

Un buen uso de las redes sociales es básico para gestionar las redes de amigos, colegas y compañeros de trabajo. La accesibilidad del celular facilita que, además de mensajes, imágenes o videos, también se pueda llamar a cualquier persona, sin otro interés que saber cómo está. Un buen uso de la tecnología también implica saber cuándo apagar el celular o despegarse de la computadora.

Clave 9. “Enriquecer y compartir tu agenda”

Hay que hacer lo posible por enriquecer la agenda. Se puede tener dos amigos y atenderlos plenamente, pero también se pueden tener más y más y estar al pendiente de ellos. Es importante no solo añadir contactos a la agenda, también hay que agregar información de cada contacto. Entre más información hay en una agenda mejor es la red de contactos.

Clave 10. No a las personas tóxicas

Todo en la vida tiene un límite, incluso la bondad. Es cierto que establecer relaciones con base en el amor, la empatía y el bien común es algo efectivo. Es cierto también que siempre hay alrededor de una persona seres manipuladores, egoístas, soberbios, oportunistas. Estos seres tóxicos deben ser relegados, expulsados de toda red de contactos. Es muy importante alejarse de ese tipo de personas, nada vale la pena, ni siquiera odiarlas porque eso también es un vínculo, y desgasta.

Clave 11. Buenas personas alrededor

No basta con apartarse de las malas personas; es preciso también rodearse de buenas personas. Puede sonar a lugar común, pero no deja de ser un criterio efectivo. Ser buena persona reditúa. Las buenas compañías y las buenas personas se atraen, se encuentran. Son seres que se ayudan, se apoyan para crecer y eso hace que un networking con ellos sea de lo más rentable.

Clave 12. “Vencer la timidez”

A lo largo de la vida surgen diversas posibilidades benéficas que se pueden perder a causa de los miedos y de la pereza. Permanecer en la zona de confort es un riesgo muy grande que puede obstaculizar el desarrollo de una persona.

Ser tímido puede ser una manera de encerrarse en la comodidad y la costumbre. En este sentido, la timidez no es una forma de vida, sino una manera de no vivir. Trascender la timidez implica atreverse a tener la fortaleza para ser vulnerable y abrirse a las relaciones humanas.

Clave 13. Saber reírse de uno mismo

El dolor y el sufrimiento forman parte de la vida de todo ser humano. De ambas experiencias se puede aprender mucho. No hay que arrastrar ningún dolor ni sufrimiento; para ello, reírse de uno mismo es una buena estrategia. Es importante reír de la desgracia propia, de los errores, de toda adversidad.

Clave 14. Sinceridad

Una relación en la que no existe la sinceridad entre ambas partes fomenta el desconocimiento propio. Es necesario decirle al otro lo que uno piensa de él o ella. Es indispensable también tener la disposición suficiente para aceptar observaciones y críticas. Las personas mejoran en función del reconocimiento de sus errores y para ello es indispensable la sinceridad.

Clave 15. Gratitud

La gratitud brinda muchas oportunidades. Es importante manifestar agradecimiento con muchas personas, vecinos, familia, personal de servicio, con toda la gente. Ser agradecido con la vida genera bienestar y una sensación de paz con uno mismo y con el entorno. A la larga incluso las personas negativas pueden cambiar cuando se les muestra gratitud.