Factores jurídicos relevantes en una empresa de marketing online

EL 03/17/2015

#ConsultaJuridica es un servicio en linea de Mprende con la firma Londoño Villarreal Abogados para nuestros lectores 

Atendiendo la siguiente consulta  de Daniela por redes de Mprende:

En este breve artículo desarrollamos algunos factores jurídicos a tener en cuenta en una empresa que se dedica al marketing online especialista en social media. Para lograrlo, se abarcan tres puntos clave en este negocio de amplio crecimiento en los últimos años: primero los factores jurídicos de existencia y operación, segundo, los de desarrollo del negocio, y por último, los de soporte y desarrollo.

Factores jurídicos de existencia y operación.

Estos son aquellos que el ordenamiento jurídico colombiano tiene previstos para la operación de cualquier empresa en el país. Se pueden definir como los vehículos por medio de los cuales la empresa interactúa en el mercado, ya sea como persona natural o jurídica, como una sociedad comercial o una entidad sin ánimo de lucro o el que el empresario y sus socios consideren más ajustado para la búsqueda de sus objetivos emprendedores. Se tendrá entonces en cuenta las exigencias de cada uno, como son las responsabilidad de comerciantes y las tributarias que correspondan para cada clase en específico.

Respecto a la existencia y operación, otro factor clave a tener en cuenta es la gestión de la propiedad intelectual propia, principalmente la de las marcas bajo las cuales se desea interactuar en el mercado y así evitar posibles riesgos o pleitos. Solo realizamos la mención anterior a modo de contexto, siendo lo más relevante en esta consulta lo correspondiente a los factores del desarrollo del modelo de negocio de una empresa de marketing online.

Factores jurídicos del desarrollo del negocio: marketing online especializado en social media.

Tomando en cuenta la observación de la forma en que normalmente este tipo de negocios opera en Colombia, es necesario partir haciendo la mención que en este la regla general es que la empresa actúa en nombre y representación de su cliente. Esto quiere decir que el primero en responder ante cualquier eventualidad con un tercero será el cliente de la empresa de marketing online. De acuerdo a esto, las actuaciones de la empresa pueden afectar positiva o negativamente a quien la contrata, reputacional o patrimonialmente. Para abordarlo veamos la especificidad de algunos contratos propios de esta industria.

El contrato base para la operación de negocios de gestión suele ser el de prestación de servicios, en este caso desarrollará principalmente actividades de publicidad y comunicación sobre plataformas en internet en nombre del cliente, las que pueden ser:

  • Diseño de la estrategia de marketing online.
  • Administración de las cuentas de redes sociales.
  • Generación de contenido.
  • Gestión de publicidad en internet.

De acuerdo a lo anterior, las actividades que la empresa desarrollará deben tener en cuenta factores jurídicos relacionados con las siguientes áreas:

Derecho del consumo: Ya que se realizarán actividades de publicidad sobre plataformas de internet en nombre del cliente, el contenido y publicidad generado debe cumplir las normas que protegen al consumidor, principalmente el Estatuto del Consumidor (Ley 1480 de 2011), por ejemplo, no incurrir en prácticas que constituyan publicidad engañosa.

Propiedad intelectual: Al ser un negocio de publicidad, en su desarrollo se utiliza principalmente marcas de los clientes y contenido generado para su difusión. La gestión de esto debe realizarse con las autorizaciones y condiciones claras de los dueños de las marcas, y del contenido que se genera, ya sea propio o que el cliente entregue, por lo general es susceptible de protección de Derechos de Autor, por lo que se deben tener la autorizaciones correspondiente.

Protección de datos personales: Al operar sobre plataforma virtuales, se tiene acceso a mucha información personal de aquellos que interactúan con las campañas desarrolladas por la empresa. La gestión de información personal está estrictamente regulada por la la conocida Ley de Habeas Data (Ley 1581 de 2012). Básicamente, la la información que se obtiene, administra y gestiona, debe cumplir con protocolos regulados que buscan principalmente la autorización de la persona que es titular de ellos.

Responsabilidad contractual: Las empresas interactúan en el mercado por medio de contratos, y estos nacen para cumplirse. Sin embargo pueden ocurrir eventualidades que no lo permitan, por ello es importante tomar las contingencias necesarias en él, para saber cómo actuar en caso que exista algún riesgo que se concrete en el desarrollo del negocio. Es por lo anterior que el diseño contractual es tan importante, ya que en él se dejarán claras las reglas de responsabilidad del negocio, más aún cuando lo más probable es que se opere actuando en nombre del cliente.

Los anteriores factores jurídicos se pueden considerar los primeros a tener en cuenta, pero no los únicos, en el desarrollo core business.

Factores jurídicos de soporte y desarrollo.

Con esto nos referimos a los que no corresponden al core business, sino que permiten que éste se desarrolle. Básicamente, en el tipo de negocio que se analiza, son los siguiente:

Relación con colaboradores: Corresponde a la forma en que se manejará la relación con el personal que permitirá desarrollar la actividad comercial. Se tendrá que definir si se hará por medio de relaciones laborales o por medio de la contratación de freelance, celebrando entonces contratos de prestación de servicio, donde una de sus características principales es la no subordinación.

Relación con proveedores: En este tipo de negocios, es un factor muy importante, ya que gran parte de la operación se hace sobre plataformas de terceros, principalmente cuando corresponde a la gestión de publicidad pagada. Los contratos que se celebran con plataforma como Facebook  o Google afectan directamente a la empresa cliente, ya que la empresa de marketing termina por lo general siendo un intermediario, por ello la forma en que esta relación se vaya a manejar, debe quedar muy clara en el contrato con los clientes, principalmente porque se dispondrá de la imagen y el dinero de ellos.

Este artículo, a pesar de abarcar de forma superficial los distintos factores jurídicos que son relevante en este tipo de negocios, busca ilustrar las vías que el empresario debe priorizar en su análisis cuando evalúe su modelo de negocio y lo que jurídicamente implica su operación, sin embargo, siempre es recomendable que cada empresa se soporte en asesoría especializada que atienda sus necesidades específicas. El entendimiento del marco legal, las adecuadas medidas de prevención y el aprovechamiento de los incentivos permitirán aumentar la probabilidad de éxito de cualquier negocio. Para este u otros asuntos jurídicos puede escribir a [email protected]

Si tienes una duda jurídica puntual sobre tu negocio no dudes en unirte a la conversación en twitter con el #Consultajuridica