¿Puede un menor de edad ser accionista en una Sociedad?

EL 02/24/2014

El concepto de protocolo de familia, famoso en todo el mundo, es un gran desconocido en la gestión de las compañías en Colombia, por no hablar de gobierno corporativo, otro gran ausenten en el 99.9% de las empresas del país. A propósito del tema, ¿Sabe usted si un menor de edad puede ser accionista de una sociedad?, este artículo responderá a esta inquietud.

A pesar de este desconocimiento, una idea vaga sobre cómo organizar el patrimonio familiar en la constitución de una sociedad es una situación cada vez más común, sobre todo ante los cantos de sirena de bajos impuestos, beneficios tributarios y un proceso rápido. En este escenario surge la duda de si puede un menor de edad ser accionista en una sociedad.

Una vez más tomaremos como ejemplo una Sociedad por Acciones Simplificada S.A.S, no por un criterio absurdo, como el que volvió a “Juan” y “Pedro” los propietarios de todos los ejemplos, sino porque un porcentaje superior al 90% toma este tipo societario (tipo de sociedad)

El Código de  Comercio (Art 103, para los aplicados) establece: Los incapaces no podrán ser socios de sociedades colectivas ni gestores de sociedades en comandita. En los demás casos, podrán ser socios, siempre que actúen por conducto de sus representantes o con su autorización, según el caso.

Por incapaces nos referimos, entre otros, a los impúberes que para nuestra legislación son aquellos menores de 14 años.

Estos no podrán ser socios en dos tipos societarios donde su responsabilidad es total, solidaria e ilimitada sobre las operaciones que realice la compañía.

Los socios en sociedades colectivas, un tipo en el que prima mucho más las calidades de los socios que el capital que los mismos aportan; y los gestores en las sociedades en comandita, en quienes recae la administración total de la sociedad y por ellos toda su responsabilidad.

En el resto de compañías, para nuestro ejemplo una S.A.S, podrán ser socios siempre que actúen por conducto de sus representantes; estos serán, mientras no haya privación o suspensión de la patria potestad, sus padres, no de forma independiente sino conjunta; por lo que los dos deben suscribir dicho documento. Un error común es que uno solo de los padres lo haga.

La patria potestad que se contempla en los artículos 288 y siguientes, del Código Civil, modificados por el Decreto 2820 de 1974, se diferencia del concepto de custodia, y la entienden como la facultad que le otorga a los padres la Ley para representar a su hijo, tanto procesal como extraprocesalmente, así como para administrar su patrimonio y gozar de los beneficios que éste produce. En caso de faltar alguno de los padres, dicha patria potestad es ejercida por quien le sobreviva.

Este tipo de temas no suelen generar dudas cuando se trata de grandes compañías; es decir, si un menor es propietario de acciones de grandes empresas, por su poca participación en la gestión de las mismas; razón por la cual, muchos de los que pretenden hacer una planeación sucesoral u organizar el patrimonio de la familia, transfieren éstos a sociedades en la que son los hijos los accionistas, siendo los padres los administradores de las mismas.

Si quieres conocer más sobre temas societarios escríbenos a [email protected] y en twitter @glcinforma

*La información, cifras y contenido del presente artículo son Propiedad Intelectual de Gestión Legal Colombia Consultores. Cualquier copia del mismo sin previa autorización del Divulgador (RevistaMprende) y del Creador  (Gestión Legal Colombia Consultores S.A.S.) están prohibidas.