¿Cuándo pensar en crear una sucursal de una sociedad extranjera?

EL 08/19/2014

En nuestro ejercicio de asesoría diaria en creación de empresa en Colombia, continuamente se acercan colombianos que han entrado en negociación con empresas extranjeras para implantarse en el país.  En el caso de dichos emprendedores o de inversores extranjeros con interés de llegar a Colombia es muy importante decidir entre implantarse en Colombia mediante una sociedad nacional o una sucursal de sociedad extranjera, veamos

SOCIEDADES NACIONALES

Por la ficción jurídica, a la que le debemos en gran parte el desarrollo del comercio, denominada “personería jurídica”, cuando una o dos personas mediante la suscripción de una contrato de sociedad se obligan a hacer un aporte en dinero, en trabajo o en otros bienes apreciables en dinero, con el fin de repartirse entre sí las utilidades, generan un individuo independiente denominado SOCIEDAD.

Una vez esta sociedad es legalmente constituida, forma una persona jurídica,  distinta de sus socios; un tercero independiente que opera en el mercado como una persona más, como usted o como yo.  Esto permite al representante legal y a los socios suscribir contratos que, en principio, y tratándose de sociedades de capitales, no les obligan a ellos sino a la empresa, por lo que en caso de quiebra no deben responder.

Las ganancias y las pérdidas se atribuyen a ese patrimonio independiente de los socios firmado con sus aportes.

SUCURSAL DE SOCIEDAD EXTRANJERA.

Es una extensión de la personería jurídica otorgada a una sociedad extranjera. El Código de comercio define extranjeras como las “sociedades constituidas conforme a la ley de otro país y domicilio principal en el exterior”.

Una compañía de cualquier país puede celebrar operaciones en Colombia, sin más limitaciones que las impuestas por el régimen cambiario y por la Ley a ciertos segmentos de la económica. Cuando estas empresas desean desarrollar actividades permanentes en el país deben inscribirse en el registro público, mediante el esquema de sucursal.

Dicho registro no vuelve la sucursal un tercero independiente a la sociedad extranjera que se registra, de forma que la sociedad con todos sus activos responderá por los negocios celebrados en el país al tenor de los estatutos que tengan registrados en la cámara de comercio, al tiempo de la celebración de cada negocio. El representante no actúa en nombre la sucursal sino en representación de la compañía extranjera de quien es su representante en Colombia.

En términos prácticos, los actos, contratos que tengan relevancia para la sucursal son extrapolables a la sociedad extranjera, de forma que no existe límite en la responsabilidad y quien tiene obligaciones contra la sucursal puede extenderla a la sociedad.

Otro punto importante es que se debe tener en cuenta que no es posible la transformación entre sociedades nacionales  y sucursales. 

¿CUÁL ME FAVORECE MÁS?

Cada uno de estos esquemas de incorporación ofrece beneficios para los empresarios y su decisión debería dirigirse  por sus necesidades y las de su negocio, tenga en cuenta los siguientes aspectos.

1.    Si usted no cuenta con una sociedad extranjera, como es obvio no puede tener una sucursal en Colombia.

2.    Si espera contar con socios locales en el proceso de implementación de la empresa en Colombia o desea en el futuro emitir acciones o  pagar a directivos o empleados con participaciones en su empresa, tampoco piense en la sucursal ya que la misma no cuenta con acciones, no tiene propietarios pues es una extensión de una sociedad extranjera, así que cualquier operación con participaciones debe realizarlo la sociedad extranjera.

3.    Si espera contar con beneficios tributarios descarte la opción de sucursal de sociedad extranjera pues los beneficios de la Ley 1429 son sólo aplicables a empresas nacionales.  Lea aquí  Beneficios tributarios en la creación de empresas

4.    Si su interés es participar en licitaciones públicas, la opción de sucursal le permite acreditar la experiencia y capacidad financiera de la sociedad extranjera. Una opción muy interesante para proponentes.

5.    En los procesos de compras públicas, existen algunos procesos limitados a MIPYMES donde las sucursales no pueden participar.

6.    Si espera constituir nuevas empresas o tomar parte en otras sociedades, la Superintendencia de Sociedades sostiene que una sucursal de sociedad extranjera no puede ser titular de activos societarios.

7.    Si la actividad supone un riesgo para  el conjunto de la compañía, piense en una sociedad nacional que divide el riesgo entre el patrimonio de la empresa (Colombia) y el patrimonio del empresario (Sociedad extranjera) lo que no pasa en sucursal. Lea aquí “El patrimonio de la empresa y el patrimonio del empresario”

8.    En términos de costos, los valores de constitución se incrementan en sucursal de sociedad extranjera, pues es necesario protocolizar el documento en una Notaría Pública. 

9.    Respecto a su gestión, las sucursales tiene la obligación de registrar un contador y revisor fiscal, lo cual incrementa en un porcentaje muy importante el valor  de sostenimiento.

No existe una formula única para establecer la solución correcta de incorporación, depende de cada caso, del tamaño de las operaciones y expectativas de la empresa.

Si requiere más información sobre creación de empresa en Colombia y  su gestión jurídica no dude en consultarnos. 

*La información, cifras y contenido del presente artículo son Propiedad Intelectual de Gestión Legal Colombia Consultores. Cualquier copia del mismo sin prevía autorización del Divulgador (RevistaMprende) y del Creador (Gestión Legal Colombia Consultores S.A.S.) están prohíbidas