Rompiendo el paradigma, nuestro compromiso con la evolución

EL 04/27/2018

Esto es un artículo reflexivo que pretende abrir tu mente a nuevas fronteras.

¿En realidad estás marcando una diferencia importante en lo que haces día a día con tu negocio?

¿Has pensado alguna vez en qué tan creativa puede llegar a ser tu empresa y sus empleados?

Esto es un artículo reflexivo que pretende abrir tu mente a nuevas fronteras.

Un paradigma es un estereotipo que ha sido implementado en una o varias culturas como norma social. En otras palabras, el paradigma significa tradición, significa costumbre, significa rutina cultural.

La analogía de un paradigma se puede explicar como ese increíble helado que vas a comer por primera vez. Al principio, estás demasiado emocionado con la idea de probarlo y, asumiendo que te encantó, empiezas a comerlo más seguido. Al inicio, innovaste en tu rutina alimenticia al comer el helado por primera vez, no obstante creaste, a la vez, un paradigma: al comerlo de manera recurrente. Imagina que esto pasa con los carros, el avión, el teléfono, el celular o el smartphone.

Entonces, ¿Cómo hacemos para romper un paradigma?, ¿de dónde viene una costumbre?.

Muchas veces los paradigmas son creados gracias al quiebre previo de otro paradigma.

Para nosotros como seres racionales, el fuego fue el punto de quiebre entre el instinto animal y la coherencia racional: el hombre comenzó a evolucionar. Ya no se comía la carne cruda, se quemaba hasta tener la corteza crujiente; ya no se usaban tantas pieles de animales para cubrirnos porque el fuego aportaba calor; ya no se vivía como animales independientes, se vivía en manadas alrededor del fuego. Se desarrollo la sociedad y con esta el lenguaje, el cual nos permitió comunicarnos al unísono de vocablos y sonidos, donde compartir ideas creó estímulos cerebrales para desarrollarnos como animales racionales e intelectuales.

Los paradigmas no son algo negativo

Los paradigmas son herramientas. Por medio de éstas una sociedad puede comunicarse a través de ciertas normas, para establecer una identidad cultural.

Existen paradigmas locales, como lo puede ser para los japoneses el uso de palillos para alimentarse. Existen también paradigmas universales donde generar ingresos es significado de una vida mejor.

Los paradigmas son cuestionados cuando la indagación profunda de estos nos indica si son o no susceptibles a una transformación, evolución o cambio del mismo. Existen otros paradigmas que podrían pasar varios cientos de años antes de que se generen dudas sobre éstos y no estaremos vivos para presenciarlos, tales como la existencia del agua o el sol para nuestra supervivencia.

Como empresa, debemos cuestionarnos los paradigmas básicos

Grant Achatz, el Chef del famoso restaurante Alinea cuestionó preguntas básicas sobre el servicio en restaurantes tales como: ¿Por qué comer en un plato?, ¿Por qué debo seguir una receta con cada plato?. Gracias a esto, su restaurante y su prestigio como uno de los mejores chefs del mundo, le permitieron abrir las fronteras en las barreras gastronómicas a otros chefs que harán lo mismo, rompiendo así paradigmas más grandes a su paso.

Si tienes cuenta de Netflix haz click aquí para ir al documental sobre Grant Achatz.

Los paradigmas deben ser un quiebre progresivo. Si no hubiera aparecido la primera computadora, Steve Jobs no habría podido llevarla al escritorio de los hogares y oficinas. Si Antonio Meucci no hubiera fabricado el primer teletrófono, Alexander Graham Bell no habría podido usarlo para evolucionar el concepto y convertirlo en lo que hoy en día conocemos como teléfono.

Debemos fragmentar un paradigma en muchos pequeños pedazos y quebrar uno de ellos, a través de, una práctica nueva que genere un giro a las usadas actualmente.

¿Tienes idea de cómo romper un paradigma?

¿Qué metodologías puedo usar para romper un paradigma?

Si te encuentras en el trabajo de modificar o eliminar un paradigma, a continuación te mostraré una forma básica y muy general para cuestionarte si el paradigma realmente puede ser quebrantado o no.

1. Pregunta cosas sencillas acerca de tu negocio

Si te encuentras en la tarea de desarrollar un producto nuevo para la compañía donde trabajas o necesitas desarrollar una nueva forma de hacer las cosas internamente, empieza preguntándote cosas lógicas que nunca nadie se pregunta, por ejemplo:

Si trabajaras en la industria del e-Commerce y necesitarás crear una forma más eficiente y amigable por medio de la cual los usuarios hicieran más compras en una menor cantidad de tiempo, empieza a cuestionar las barreras tradicionales de la industria tecnológica.

¿Por qué necesito un botón de compra para que mis usuarios transaccionen?, ¿por qué muestro mis productos únicamente por mi plataforma?, ¿es posible generar otros canales por dónde puedan realizar transacciones y comprar mis productos?

 

Amazon reinventó la forma en la que sus usuarios acceden a sus productos, desarrollando un botón por marca y las características intrínsecas de cada producto para pedir, pagar y generar el envío al alcance de un botón.

Si te interesa conocer más sobre este caso, te recomendamos.

5 tendencias tecnológicas que transformarán el comercio en 2018
idx.com.co

2. Encuentra el foco del problema

Para continuar con tu proceso, ahora, debes entender en qué parte de éste está el impedimento para romper el paradigma que identificaste. Deberás identificar si el paradigma es interno a tu compañía, si es cultural, si es un problema de semiótica universal o si tiene que ver con la simbología universal o las características de tu producto o servicio.

3. Desarrolla pruebas

Es muy importante que desarrolles pruebas, que puedas lanzar al mercado, para entender si las dinámicas que estás aplicando en el quiebre del paradigma tienen una respuesta positiva ante tu público. Recuerda que es muy importante mantener una línea lógica del servicio y una línea lógica de entendimiento de la funcionalidad de tu producto.

4. Itera, profundiza y lanza

Desarrollar más de una prueba es de vital importancia para identificar falencias en diferentes puntos de la experiencia. Profundizar e ir al detalle te permitirá entender más a fondo la razón de ser de cada subsistema de tu producto o servicio y desarrollar una bitácora de entendimiento y especialización de las tareas.

Recuerda que el lanzamiento de la primera fase debe ser visto como una versión Alpha, lo cual quiere decir que debe ser testeado con una población pequeña para determinar si el mercado está listo para recibir el quiebre actual de tu paradigma.

Recuerda apalancarte siempre de diferentes conocimientos y disciplinas para desarrollar un quiebre de un paradigma que marque hitos y genere diferenciación en el mercado.

POR: Juan Velez, Líder de Estrategia en Desarrollo e Investigación de Negocios Digitales @Imaginamos.