PROVOCACIÓN: Rompiendo Paradigmas

EL 12/5/2013

Cuando algo nos es cómodo tenemos la mala tendencia de anquilosarnos. Temer retar el statu quo (Estado del momento actual), es correr el riesgo de congelarnos en el tiempo.

La comodidad y los escenarios controlables son el placer terrenal para quiénes su aversión al riesgo es mínima. Pero no es el riesgo o el “No” riesgo los que reducen perspectivas, es el caer en el error de considerar que “si hasta ahora ha funcionado así, ¿Por qué cambiarlo?”

En un mundo que gira a gran revolución; de fronteras abiertas y continuos cambios, pensar en anclarse en un espacio, situación o estado es casi impensable. Es necesario provocarnos, lanzarnos, salir del molde.

“¿Qué es provocación? Se trata de uno de los fenómenos más genuinamente creativos.  Provocamos cuando, de forma inconsciente o voluntaria, subvertimos la lógica de las cosas, cuando alteramos la evidencia, cuando invertimos el funcionamiento 'normal' del curso del pensamiento". Franc Ponti.

De eso se trata precisamente la metodología que hoy traemos para usted, provóquese, rompa paradigmas y elimine supuestos.

La Metodología

Su insumo fundamental son las provocaciones.  Es una técnica que implica pensamiento lateral, eliminación de supuestos y patrones establecidos para dar solución a problemas.  Eduard de Bono la denominó como “PO”, “la PO”, la “Operación provocativa”, lo que para el Concise Oxford Dictionary sería: "buscar la solución de un problema mediante métodos no ortodoxos o aparentemente ilógicos".

La propuesta

Construir pensamientos locos, inimaginables, incluso tontos, como punto de partida para abrir la mente y ser creativo

¿Cómo hacerlo? 

  1. Defina el problema, recuerde que una buena fórmula es Cómo + Verbo en infinitivo + complemento
  2. Brinde un espacio al dueño del problema para que lo explique, proporcione antecedentes y aclare preguntas al grupo
  3. Conforme grupos de 6 a 8 personas y entréguele hojas para que escriban sus aportes
  4. Invite a cada grupo para que realice una lista de provocaciones relacionadas con una buena técnica es iniciar con la frase Quién dijo que… como una forma irreverente de desafiar la situación propuesta
  5. Convierta cada frase en un supuesto o limitación. Recuerde que una limitación es un obstáculo real y un supuesto es un obstáculo que nuestra mente crea, pero que no es real.
  6. Seleccione los supuestos más relevantes y construya sobre ellos ideas novedosas que den solución al problema, para ese momento se habrá percatado que en la “Locura” existe un gran banco de ideas esperando por personas que como usted quiera romper esquemas.

 Ahora, ¿qué espera?.  Navegue en océanos desconocidos, rompa olas, nade en un mar de ideas; enfrente miedos, arriésguese, vaya más allá de las aparentes posibilidades; derribe supuestos, desvirtúe paradigmas, lleve su mente a terrenos no explorados, al final se sorprenderá de la gran capacidad creativa que yace en usted.