Los equipos creativos usan libretas de papel

EL 08/18/2017

La experiencia del lápiz sobre el papel, sea para escribir, dibujar o garabatear, tiene un efecto muy poderoso

Columnista invitada:   Maca Lara Dillon -  @macalara  

Quienes me conocen, saben que hace años soy asidua practicante de la  meditación mindfulness.  Un concepto de vida que se propone unir mente y cuerpo en el único momento real, el presente.

Cada mañana por el espacio de una hora me dedico a darme cuenta que estoy respirando y abrir mi sensibilidad, para poder estar en un estado más humano y creativo.

Muchos amigos y colegas emprendedores con quienes he compartido estas ideas, me han comentado que les resulta difícil o casi imposible educar su mente con esta técnica y me han pedido  que les sugiera otras herramientas para evitar el estrés y ansiedad.   Y sin lugar a dudas les sugiero tener una libreta de garabatos y escritura.

Sí una libreta para rayar de cualquier forma. Una de papel, y no la aplicación que tienes en tu celular con un nombre homónimo o similar.

La experiencia del lápiz sobre el papel, sea para escribir, dibujar o garabatear,  tiene un efecto muy poderoso a la hora de buscar una idea, un salto cualitativo importante a la hora de dar con el momento Eureka.

Cuando escribimos a mano, el cerebro está planificando dentro de un espacio, guardando un sentido de la proporción, y  estimula una mayor actividad neuronal.  Todo ello tiene un efecto directo en la generación de mejores ideas originales  y una mejor memoria del trabajo.

Un consejo para estimular la creatividad dentro de tu equipo de trabajo es invitar a tus  colaboradores a que dejen sus computadores portátiles  y celular fuera de la sala de reunión y que vayan armados con lápiz y papel.

El acto de escribir como el de dibujar involucra intelectual y emocionalmente a quien desliza el lápiz sobre el papel.  La caligrafía plasma rasgos y características tan personales y originales, que no puede ser desestimado como ejercicio de estimulación creativa dentro del ámbito laboral.

En un momento de mucho estrés mental una buena forma de romper con la ansiedad  y estimular la creatividad es sacar tu libreta de apuntes  y escribir lo que salga, no importa qué. Solo escríbelo.

El momento que logras relajarte, el dato o la idea viene.  Y la escritura o dibujo es ideal para lograrlo. Así funcionamos. Si estás en el grupo de aquellos que quieren meditar pero simplemente no consiguen sentarse y respirar, te propongo que cada mañana, antes de desayunar,  escribas una hoja de todas las ideas que acudan a tu cabeza.   No debe ser coherente, solo debe ser auténtico.

El secreto radica en que si uno está dibujando o  escribiendo a mano, todo el cerebro se involucra en el acto y la respiración toma otro ritmo, se apacigua y como un paracaídas se abre.

Me animo además a decirte que lleves esa libreta contigo.  Y que acudas a ella para escribir algo que viste o experimentaste en el día. No importa qué, puede ser una señora tomando un taxi que te llamó la atención por algún rasgo particular.

Vas a ver cómo con el tiempo esas ideas inconexas de todo el equipo de trabajo luego se unen en algún proyecto.

Escrito por:

 Kipus