La Innovación necesita líderes con estos 5 componentes

EL 07/4/2018

Por: Alejandro Acosta

Master Business Innovation

@alejoacosta_int

Con el tiempo, se ha identificado que las personas que encabezan iniciativas, proyectos y empresas son percibidos como líderes, capaces de levantarse tras la crisis, con altas capacidades comunicacionales, con un sentido del humor activado y una necesidad de mostrar sus avances, sentimientos y expectativas en torno a lo que sucede en sus vidas y como de manera positiva lograr ¡impactar a miles!

Pero me pregunto, ¿será que todas estas personas emprendedoras y empresarias, son realmente líderes?, una cosa es cómo me perciben y otra diferente es como me percibo. Para salir de las dudas, este artículo sí que te servirá para realizar un autodiagnóstico y disfrutar de los beneficios que dejan los resultados, ya sean positivos o negativos, nos permiten tomar acción en pro de mejora. El artista Marcel Duchamp decía, “me he esforzado a contradecirme para evitar acostumbrarme a mi propio gusto”.

A continuación, se presentan cinco (5) ítems que componen un liderazgo robusto y dinámico, vale la pena leerlos, entenderlos, analizarlos, someternos a introspección y tomar acción:

1. Reputación: Hace referencia a la percepción que tienen los demás acerca de mí, y justamente se divide en dos aspectos fundamentales, lo personal y lo profesional y la fusión de estos dos genera un ítem muy importante, el estatus. Para poder saber que piensan de mí, es preciso preguntar, no tengan miedo a reunirse con alguien de confianza en un café y preguntarle qué piensa acerca de usted, seguro también contribuirá a que esa persona le haga la misma pregunta. Lo anterior no supone hacer o cambiar todo lo que me digan, simplemente escuchar y reflexionar desde mi propia concepción de vida.

2. Actitud altamente viral: Es importante establecer tu vida en los pilares de la actitud, respirarla, vivirla y compartirla. La actitud no es a medias, no es una muletilla, la actitud es algo que te llena, se impregna y que logras viralizar. Un líder enérgico, logra contagiar el dinamismo de manera natural, sin fingir, sin ponerse caretas, de repente se convierte en parte de nuestra piel. ¿Cuándo tu actitud se disminuye, tratas de argumentarla, o por el contrario, buscas cómo salir de ese estado y activarte con todo tu ser?

3. Asertividad: Ser claros, francos y directos, permite que podamos decir y expresar lo que sentimos sin herir susceptibilidades ni puntos de vista de los demás, esta es una habilidad que marca la diferencia en los líderes de hoy, nos siguen por convicción y no por obligación, sin embargo, vemos como hoy muchos siguen a sus líderes por miedo, por necesidad o por conveniencia. La Asertividad está ligada a los resultados, entonces el líder asertivo piensa, dice y actúa en una misma vía y muchos de sus seguidores aprenden y validan su gestión a partir del ejemplo, basado en resultados precisamente. Sacralizar el compromiso nos hace aún más asertivos. ¿Eres de los que habla mucho y actúa poco? En este momento es necesario ser sinceros con nosotros mismos y pensar cuántas veces hemos prometido y no cumplido, por ejemplo, “tomémonos un café, y ese café nunca llega” – ¡suele pasar!

Los tres ítems anteriores representan el 65% de importancia cuando de liderazgo se trata.

4. Comunicación envolvente: No basta únicamente con expresarse bien y exponer nuestras ideas y puntos de vista de manera clara y fluida, eso ya es un deber ser, hoy, un líder necesita proyectar seguridad, utilizar también el lenguaje corporal, la expresión invita al diálogo, y pone al interlocutor en un ambiente de confianza. Llamar por su nombre a las personas con las que interactuamos e incluso recordar situaciones, genera una comunicación envolvente. Incluso, el buen sentido del humor, la calidez y la empatía son aspectos fundamentales para los líderes que buscan generar relaciones, antes que cerrar ventas. Este ítem representa el 30% de importancia en el liderazgo y genera poder e influencia. ¿Tienes que repetir varias veces un tema para que te entiendan? ¿Qué tan a menudo tienes que repetirle a tu interlocutor, créeme - confía en mí?

5. Apariencia y proyección: muchos “vendedores de humo” en temas de motivación y desarrollo personal, suelen decir que para crear marca personal o causar una primera buena impresión debes vestir de determinada forma, por tratarse del ítem “fundamental” para lograr ese buen match, carreta. Lo realmente importante es que proyectas de manera categórica y la apariencia física comienza con una expresión saludable, sonriente, cuidado personal, lo que tu cuerpo proyecta y un estilo propio coherente con tu discurso. El resultado de la coherencia permite que proyectes calma, seguridad, confianza y una fortaleza físicamente validable. Este ítem representa el 5% de importancia en el liderazgo. ¿Estas siendo coherente entre tu discurso y como vistes y que proyectas?

¡Más líderes por favor, más líderes reales, más líderes conscientes de su ser, más líderes pide a gritos la innovación!

#innovación #emprendimiento #liderazgo #cambio organizacional #diseño #introspección