Innovación: Una Actitud Empresarial

EL 11/17/2013

Xavier Marcet, nos habla de la Innovación como Actitud Empresarial. Revista Mprende ha recopilado para ti las diez lecciones aprendidas con grandes corporaciones, por parte de este consultor.

Xavier Marcet, nos habla de la Innovación como Actitud Empresarial. Revista Mprende ha recopilado para ti las diez lecciones aprendidas con grandes corporaciones, por parte de este consultor.

I. Innovación, propósito (y hambre!): Detrás de la innovación debe haber creación y actitud.

II. El éxito siempre es provisional: No siempre lo que es exitoso, se mantiene en el tiempo. La arrogancia corporativa, hace mucho daño, síndrome del “No inventado aquí”.Marcet

III. Una empresa es lo que hace o lo que sabe: Se puede pensar la innovación en el marco de un proceso que valoriza un input (entrada) y ofrece un output (salida), o podemos imaginar la empresa como una comunidad de competencias.

IV. Innovación es tensión corporativa: Tensión entre organizaciones verticales pensadas para la eficiencia y la innovación que se nutre de transversalidad. Tensión entre culturas corporativas que buscan la predictibilidad y la innovación que implica riesgo.

V. Gana el "business as usual": preservar la innovación de la logíca del día a día, evitando que la cotidianidad la diluya.

VI. La ruptura de la linealidad (I+D+I): Es muy importante especializarse en ser muy bueno aplicando ideas.

VII. ¿Donde falla el funnel (embudo)?: Los retos de innovación, la vinculación a una estrategia y la vinculación a lo que queremos ser, debe ser el punto de partida de un proceso de ideación.

VIII. Innovación abierta: las funciones de la innovación abierta, son inspirar, desarrollar y expirar.

IX. La cultura es clave: cuanto más practicas la creatividad, más creativo se es. Innovar es intentar crear dinámica de riesgo responsable.

X. Empresas innovadoras: Las empresas innovadoras habitualmente tienen liderazgos innovadores muy sólidos. Una empresa innovadora, además de sistematizar la innovación, la interioriza a través de cada uno de sus profesionales, empezando por la alta dirección.

“No hay innovación sin riesgo, pero el mayor riesgo es no innovar”