Las organizaciones sin ánimo de lucro deben adecuarse a la reforma tributaria

EL 02/24/2017

El tiempo corre, y se acerca a la fecha límite para que las Organizaciones sin Ánimo de Lucro se adecúen a las nuevas obligaciones que establecer la reforma tributaria aprobada en diciembre del año anterior por el Congreso, y sancionada mediante Ley 1819 del 2016. De no hacerlo, se corre el riesgo que se desvirtúe el objetivo y propósito de las entidades sin ánimo de lucro, puesto que se les daría el tratamiento de sociedad comercial, es decir, estarían sujetos a todas las cargas del Estatuto Tributario, como lo es declarar renta sobre los excedentes.

La reforma tributaria, sea polémica o no, ya empezó a ejecutarse, el primer campanazo fue los cambios de IVA, el segundo y no menos importante, son las modificaciones que deben efectuar las entidades sin ánimo de lucro a sus Estatutos para continuar disfrutando de los beneficios tributarios propios para éste tipo de entidades.

Al respecto, no sobra aclarar que, en el régimen de entidades sin ánimo de lucro - ESAL, conforme ha sido manifestado por el gobierno y otros actores, ha sido infiltrado por ciertas personas que buscan evadir o eludir impuestos creando entidades sin ánimo de lucro y simulando o escondiendo actividades de comerciales o de lucro en el fondo. Esto ha ocasionado que el foco esté sobre las ESAL, y ahora deba iniciar un proceso de filtración, para que en ése régimen solo queden quiénes realmente desarrollen actividades de beneficio para la comunidad.

Algunos de los cambios que trae la Reforma Tributaria respecto de las entidades sin ánimo

Algunos de los cambios que trae la Reforma Tributaria respecto de las entidades sin ánimo de lucro son las siguientes:

Las ESAL deben modificar su objeto social y Estatutos.

 Las ESAL deben observar los procedimientos establecidos en el Estatuto Tributario y tienen obligaciones especiales de transparencia de la información y de destinación específica de recursos [incluye excedentes].

 Se agregan obligaciones de registro, ante la DIAN o la Cámara de Comercio, y ante la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, en caso que reciba recursos de cooperación internacional.

 Se crea una especie de régimen especial para que los fundadores, directivos y sus

 familiares, no puedan ser beneficiarios de recursos de la fundación (por ejemplo, simular una ESAL para distribución de dividendos de excedentes).

Así las cosas, a continuación, se presentan algunas recomendaciones para que en forma oportuna y lo más pronto posible, las ESAL puedan realizar los cambios que indica la ley (no obstante, se sugiere consultar con su contador o abogado de confianza):

1. CAMBIO DEL OBJETO SOCIAL. Las Organizaciones Sociales sin ánimo de lucro que deseen continuar en el régimen de beneficios sociales deberán readecuarse el Objeto contenido en los Estatutos, de manera que se enfoque únicamente en actividades de interés general y que a ellas tenga acceso la comunidad. Es decir, por actividad de interés general se entiende cuando ésta beneficia a un grupo poblacional (sector, barrio comunidad determinada).

La Ley considera que la entidad sin ánimo de lucro permite el acceso a la comunidad, cuando cualquier persona natural o jurídica pueda acceder a las actividades que realiza la entidad sin ningún tipo de restricción, excepto aquellas que la ley contempla y las referidas a la capacidad misma de la entidad. Así mismo, se considera que la entidad sin ánimo de lucro permite el acceso a la comunidad, cuando hace oferta abierta de los servicios y actividades que realiza en desarrollo de su objeto social, permitiendo que terceros puedan beneficiarse de ellas, en las mismas condiciones que los miembros de la entidad, o sus familiares.

LAS ACTIVIDADES DE LA ESAL SON CONCRETAS A LO QUE INDIQUE LA LEY: Algunas actividades que pueden desarrollar las ESAL son las siguientes: Educación conforme se define por las Leyes 30 de 1992 y 115 de 1994, 1064 de 2006, y 1804 de 2016; actividades de prestación de servicios de salud; actividades culturales definidas por la Ley 397 de 1997 y aquellas actividades de promoción y desarrollo de la actividad cultural; actividades de ciencia, tecnología e innovación referidas por la Ley 1286 de 2009; actividades de desarrollo social como protección, asistencia y promoción de poblaciones, entre otros; desarrollo, promoción y mejoramiento de servicios públicos; actividades orientadas a la promoción y desarrollo de la transparencia, al control social, a la lucha contra la corrupción, a la construcción de paz, al desarrollo de las políticas públicas y la participación ciudadana; actividades de apoyo a la recreación de familias de escasos recursos, desarrollo y mantenimiento de parques y centros de diversión, siempre y cuando sean para acceso general a la comunidad; actividades de protección al medio ambiente. Conservación, recuperación, protección, manejo, uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables y el medio ambiente sostenible; promoción y apoyo de actividades deportivas referidas en la ley; apoyo a los derechos humanos; actividades de desarrollo empresarial; entre otros.

BENEFICIOS SOCIALES: cada año la Asamblea General o del órgano de dirección que haga sus veces debe aprobar los excedentes generados, y dejar constancia en el acta de la destinación de dichos excedentes, de los plazos que se definan para tal efecto y del porcentaje que se autorice para incrementar su patrimonio. Antes del primer trimestre del 2017 deben efectuarse las modificaciones a los Estatutos y registrarlos en la Cámara de Comercio respectiva, así mismo, se debe cumplir con las obligaciones en el Registro de Régimen Tributario Especial que la DIAN establecerá, en el que incluso se deberá indicar pagos salariales, nombres e identificación de las personas que ocupen cargos directivos, entre otros. No queda duda que el año no inicia muy bien para las Entidades sin Ánimo de Lucro, pero no es para preocuparse excesivamente. El llamado es ser aplicados e iniciar con prontitud los trámites de reforma estatuaria, y estar pendientes de las indicaciones de la DIAN, para efectuar los reportes periódicos que esta indique. Y por último, se debe estar preparados para recibir los requerimientos de Auditoría de la DIAN, se espera que esto se vuelva algo habitual para las ESAL.

 

Por:

JUAN PABLO SALAZAR

Global Shapers Hub Bogotá – Proyecto “En Español por favor” #ReformaEnEspañol

Twitter @bogotashapers @enespanolorg

Facebook @globalshapersbogota