La sostenibilidad un camino en constante renovación

EL 08/8/2017

Por: Johanna Venegas V

La sostenibilidad es ese camino que realmente ayudará para que las generaciones futuras puedan disfrutar de un planeta sano, más allá de que ahora sea una tendencia global, lo cual sin duda es positivo, lo más importante es el carácter voluntario con que ha sido adoptado desde las diferentes organizaciones, pues esto refleja esa sensibilidad social y ambiental que poco a poco se va despertando desde todos los sectores. De alguna manera, la sostenibilidad se convirtió en la forma de materializar el tan anhelado desarrollo sostenible, que fue durante mucho tiempo un concepto alejado de la realidad.

Bajo este enfoque, la sostenibilidad es la estrategia para reinventar las acciones que realizamos día tras día y que permitirán que las organizaciones perduren. Esta es una tendencia global tan fuerte, que ha estimulado la generación de diferentes metodologías, estándares e instituciones como Global Reporting Initiative o el Índice de Sostenibilidad Dow Jones, que a su vez incentivan a las diferentes organizaciones a encontrar su camino, partiendo de su razón de ser, de sus grupos de interés y Macintosh HD:Users:johannasalagado:Downloads:articulo 2.jpgdel como hacen las cosas sin afectar el medio ambiente, esto es sin duda una ganancia para nuestro planeta.

Los avances que se tienen en el área son realmente importantes, a tal punto que hoy en día el éxito de cualquier emprendimiento está determinado en gran medida por su enfoque de sostenibilidad. Sin embargo, también se empiezan a percibir algunos vacíos, que al mismo tiempo se convierten en oportunidades para mejorar. En primer lugar se observa un divorcio entre las acciones de sostenibilidad de las organizaciones y su articulación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS.

Si bien la sostenibilidad se gestiona desde la organización, no se puede perder de vista que esto responde a una necesidad global, es importante que todos trabajemos por el mismo objetivo, salvar nuestro planeta. Los ODS son el marco de referencia para que las acciones que se toman tengan un mayor impacto en la solución o mitigación de las problemáticas globales. Es claro que el análisis de sostenibilidad se hace desde el interior de las organizaciones, pero una vez definidas las líneas de acción, se puede mejorar el impacto de las mismas si se articulan a los ODS. Así, sin perder de vista el objetivo de la organización, se contribuye en mayor medida al desarrollo sostenible del planeta.

Por otro lado, el carácter holístico de la sostenibilidad hace que su medición sea compleja, en consecuencia, se desconoce si las acciones que se tomaron surten o no los resultados o el impacto esperado, por ello, sin desconocer que es una tarea ardua, la medición de impacto es necesaria. Las metodologías propuestas hasta ahora están en gran medida enfocadas en garantizar una elección acertada de las líneas de acción, pero el análisis posterior es aún débil. Si bien un análisis interno desarrollado de manera consiente y ética permite a las organizaciones definir las líneas de acción que se deben considerar para ser sostenibles, existe la posibilidad de que la manera como se están ejecutando o el tipo de acción adoptada este generando un cambio o impacto menor al potencial, es ahí cuando resulta importante evaluar los resultados de las acciones.

El fortalecer este aspecto podría ser una forma de orientar a la organización para saber si esta va por el camino correcto y a su vez permitirá reenfocar las acciones a tal punto que la contribución de las mismas a las problemáticas globales sea mayor. Por lo anterior y entendiendo que la sostenibilidad al igual que cualquier proceso organizacional es dinámico y está en función de diversas externalidades de orden social, ambiental y económico, no se deben descartar nuevas iniciativas que permitan mejorar los procesos y llevar a las organizaciones hacia escenarios deseables en los cuales como habitantes de este planeta contribuyamos para salvarlo.