3 iniciativas ciudadanas que buscan impulsar la sostenibilidad en Colombia

EL 07/28/2017

Por: Nathaly Arias

@nathalymediox

Sostenibilidad y acción van de la mano por eso cada vez es más importante que los ciudadanos nos organicemos para influir de manera directa en las problemáticas afectan e impactan al mundo.  A continuación, quiero presentarles tres casos de iniciativas ciudadanas que han venido posicionándose por su acción voluntaria, para destacar que la participación de la sociedad civil es uno de los caminos más certeros que nos llevarán al tan anhelado desarrollo sostenible. En lo personal, quiero contarles que llevo más de diez años en el camino de los medios y el medio ambiente, con un compromiso desde lo personal además de lo profesional, consolidándome en los últimos tres años como blogger ambiental con MEDIOX.

Así comenzamos este nuevo espacio en Revista Mprende, que nos servirá para debatir sobre un tema cada vez de mayor importancia ¡Disfruten de las entrevistas!

2k30

“Como líderes tenemos que abordar el cambio climático, tenemos que inspirar a otros. Es el momento de entender que el cambio climático es un problema serio. Por tal motivo nace 2K30, porque queremos que las personas que no son científicos y quieren hacer el cambio y no saben cómo actuar, conozcan las soluciones que existen para replicarlas.

Estamos en un límite donde más del 90% de las ciudades en el mundo sufren de problemas en la calidad del aire. No estamos reciclando, no estamos realmente conscientes. Es como si solo hubiese un boom por el tema pero no estamos tomando en serio todos los desastres que se han venido dando en los últimos años y no estamos haciendo nada con esto. Ahora es el momento, pensaba, pero fue desde mi participación en el Foro Económico Mundial de la Mujer, el pasado mes de mayo, en India, donde fui invitada a hablar de asuntos de sostenibilidad y mujer, cuando supe que tenía que llegar a hacer algo de impacto en Colombia.

Fue entonces cuando le propuse a un grupo de amigas que teníamos que hacer algo para volvernos embajadoras de estas temáticas ambientales, siendo unas expertas y otras no.  Así fue como nació 2k30. Desde aquí, desde el punto donde nos unimos y conectamos intereses, queremos generar una conciencia entre los ciudadanos sobre la importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en nuestra vida diaria, además de apoyar a las empresas a ser más competitivas. De esta manera, queremos empoderarnos a nosotras mismas mientras aportamos a los otros para que mejoren.

El objetivo de la humanidad para el 2030, es evitar el calentamiento en un grado o dos grados centígrados, para lograrlo hay que eliminar el 80%  del uso de combustibles fósiles y las emisiones de biocombustibles. !Solo tenemos 14 años para poder actuar!. De ahí el nombre, de ahí nuestras intenciones con 2k30”. Johanna Salgado, integrante del equipo fundador.

ClimaLab

“Desde el 2016 hemos querido apoyar la participación ciudadana especialmente de niños y jóvenes para vincular el tema de cambio climático desde los territorios, tanto urbanos como rurales. Queremos impulsar otro enfoque en el empoderamiento ciudadano, con el fortalecimiento de sus capacidades y lograr así llevarlos a una incidencia mayor, tanto personal como social.

Consideramos desde este punto de vista que es muy importante también, realizar vínculos con otras organizaciones que estén trabajando por los mismos objetivos pues son las comunidades las que conocen sus problemáticas y necesidades, logrando proponer soluciones efectivas aplicables.

Hay que reconocer que la sociedad civil está organizada, en este caso para combatir y mitigar el cambio climático. Por ejemplo en la COP21, en 2015, donde se firmó el acuerdo climático global llamado “Acuerdo de París”, muchos jóvenes participamos en discusiones sobre lo que implicaba este acuerdo y también lo que esperamos del mismo. Resalto que se logró incluir en el  acuerdo la “equidad intergeneracional”, como un aspecto clave para todas las naciones que hacen parte del Acuerdo, en cabeza de la ONU. Con este concepto se plasma de manera precisa el compromiso que tenemos de garantizar las mismas oportunidades en términos ambientales y de desarrollo para las generaciones que vienen.

Sabemos que somos una de las últimas generación que tenemos el compromiso y la oportunidad para que toda esta problemática no tenga un resultado catastrófico, logrando así mantener un estado de equilibrio, por eso creemos que lo aportado en la COP21 fue significativo, además es bien conocido que este es uno de los acuerdos más importantes de la historia ambiental reciente.

Considero entonces que fue un logro bastante importante a pesar de que esta mención en el Acuerdo no esté en la sección que es vinculante para los países. Ahí ya se ve lo que los tomadores de decisiones incluyen en sus decisiones políticas, o no, porque ven este tema como algo muy utópico y ambicioso con el que los países aún no pueden comprometerse lo suficiente para alcanzarlo”. Jhoanna Cifuentes, líder en educación de la iniciativa.

Shaloom

“Lo importante de poder vivir de cerca estas iniciativas ambientales que se vienen desarrollando en los últimos años no es simplemente tener una anécdota que contar si no que te permite estrechar los lazos con las comunidades que sufren las problemáticas y es ahí cuando podemos ayudar de manera significativa en la resolución de los conflictos. Personalmente estuve en el equipo que propuso la reciente Ley de Tierras, además de liderar el actual proceso comunitario de recuperación del río Bogotá. Si me preguntas, es desde la participación de la sociedad civil donde he visto los mayores alcances.

De todas las experiencias una de las más significativas que hemos tenido tras 20 años de trabajo es poder ver cómo ahora se está dando un cambio generacional en las personas que habitan cerca al río Bogotá, para poder subsanar por fin un patrimonio natural que es de todos los bogotanos y en desequilibrio, podría afectar incluso el Caribe y toda la zona Andina, por la interconexión que existe entre los ecosistemas. Este proceso ha sido emocionante cuando vemos cómo niños que no existían en los planes de sus padres son los que nos acompañan de cerca cuando hemos realizado caminatas en Cruz Verde en Soacha, en Guacheneque, y en general por las zonas que tiene el recorrido del Río en su paso por 44 municipios, más Bogotá”. Digerald Martínez, Director Fundación Shaloom.