Qué hacer cuando no le pagan

EL 06/22/2015

Una startup, es casi por definición un negocio al borde de la quiebra, de la posibilidad de conseguir clientes depende de la mitad de su sostenibilidad,  el restante de que estos efectivamente paguen lo contratado. En un negocio que subsiste al límite de sus posibilidades la gestión de la cartera no es importante sino urgente.

Hace poco Edwin Lozano, un emprendedor de “InterQ Consultores Financieros”  me hizo un comentario que sonó más a lamento:

"No nos pagan"

Su frase no tiene mérito de originalidad, se puede oír en boca de cualquier emprendedor, así que expliquémosle a Edwin y a cualquier emprendedor  que  puede hacer:

1) Formalice su operación.  En un consejo sin efectos retroactivos,  cuando no se presentan facturas, contratos  u ofertas las obligaciones son vinculantes pero muy difíciles de probar. 

Si usted tiene un contrato o una factura, tiene un documento para iniciar un proceso ejecutivo, de lo contrario tiene una promesa de buena voluntad. Es exagerado, pero tal vez logre como efecto convencerlo de documentar sus operaciones.

Si no cuenta con soportes es posible iniciar acciones para obtener la declaración de la deuda y el pago de la misma.

2)  Requerimientos pre-judiciales.  Suena complejo pero es exactamente lo mismo que usted hace todos los días por teléfono cuando trata de recuperar cartera. Se trata de constituir la mora del deudor de forma que a partir de dicho momento se generan intereses y la obligatoriedad de asumir los perjuicios que genere el incumplimiento.  

Es sencillo, se trata de notificarle por escrito que se encuentra en mora de cumplir su obligación, no porque él no lo sepa, sino porque dicho documento es el primer paso de una  eventual reclamación judicial y muchas veces su efecto es suficiente para lograr la obtención del pago.

3) Conciliación: No me refiero a actitud conciliatoria, esa seguramente ya se le agotó.  La conciliación es un  mecanismo de solución de controversias  por el cual se puede obtener el pago de la obligación.

4) Consiga un abogado y declare la guerra. Los abogados muchas veces sobramos, por eso debemos ser su última opción, las demandas son efectivas pero destruyen una relación comercial de largo plazo.

A pesar de ello,  si el cumplimiento se prolonga, es muy importante que reclame sus derechos dentro del término de prescripción de la deuda. En Colombia no hay obligaciones eternas y la inactividad de un acreedor sólo beneficia al deudor. 

Tenemos un sistema judicial que no funciona, que es lento e injusto, tener claridad sobre esa realidad  debería dotarle de suficiente paciencia para afrontar un proceso.  La buena noticia es que en esa lentitud los  ejecutivos son los más rápidos, su duración promedio es de cerca de un año o dieciocho meses.

Todos los días alguien asume una obligación que no va a pagar, un día me toca a mí, otro día le toca a Edwin Lozano y tarde o temprano a quien lee esta publicación.  

Emprender tiene la magia de no saber mucho sobre el futuro, esa incertidumbre es especialmente clara con los clientes, qué tipo de cliente llegue, si es bueno o malo, si va a pagar o no.

Si desea más información sobre gestión o creación de empresa en Colombia . Encuéntrenos en twitter @jsnoriegac, @glcinforma o en el correo  [email protected] o en el blog sobre impuestos para empresas.

*La información, cifras y contenido del presente artículo son Propiedad Intelectual de Gestión Legal Colombia Consultores. Cualquier copia del mismo sin previa autorización del Divulgador (RevistaMprende) y del Creador (Gestión Legal Colombia Consultores S.A.S.) están prohibidas.