Los OTRO-Si en materia laboral

EL 08/31/2015

La palabra "otro si" existe, significa, además. Es seguramente una  definición que violentamente incluyó un abogado en el diccionario mas para darle significado a su propio dialecto, que por ser realmente importante.

Otrosi - Además

La mayoría de empleados han firmado un "además", mas por imposición que por acuerdo bilateral. Se suelen usar por la empresa con  objetivos, buenos y malos: ampliar las obligaciones, extender la duración del contrato, desmejorar las condiciones del trabajador y arreglar errores pasados.

La legislación colombiana está llena de ejemplos en los que se necesita firmar un "además" para que sean válidos ciertos pactos.

1. Modificaciones estructurales al contrato.

2. Sanciones que el documento anterior no concebía.

3. Disminución del salario del empleado.

4. Imposición de un término definido al contrato.

5 Cambiar las condiciones del contrato.

Entre otros...

Firmar un otro si es la mejor manera de dejar evidencia del momento y de las decisiones que tomaron las partes de un contrato,  pues siempre serán  necesarias pruebas en la tierra donde  desconocer y negar lo prometido es casi una manifestación cultural.

Pero su eficacia ha sido sobrevalorada, los empresarios le asignan poderes a los documentos porque su mente piensa en términos de derecho civil, donde casi todo se puede aceptar, cambiar o rechazar. En derecho laboral no.

Su principio fundante es que la realidad prima sobre las formas, es decir, que lo que se escribe no tiene ningún valor si no tiene coincidencia exacta con la realidad. Mentiras gigantes se escriben a diario y se destruyen con la misma velocidad en los tribunales del país, las más comunes.

A) Que los contratos laborales no son más que relaciones de prestación de servicio.

B) Que el salario es menor al que efectivamente se pacta.

C) Que todas las relaciones son de confianza y manejo.

D) Que no hay horas extras o son menores a la realidad.

Los empresarios buscan detrás de documentos elaborados obviar las obligaciones que les impone la Ley. No importa cuantas veces firme y jure un empleado que no cobrará aquello a lo que ciertamente  tiene derecho, un juez ignorará su juramento por tratarse de una materia irrenunciable, como si hubiera prometido lo ajeno.

El camino es establecer una política de contratación en la empresa para que cada empleado no suponga una relación distinta, sino que todos puedan ser tratados de acuerdo a un procedimiento único que se ha preparado y decidido de acuerdo a lo que la Ley deja y no deja hacer.

Si desea más información sobre gestión o creación de empresa en Colombia . Encuéntrenos en twitter @jsnoriegac, @glcinforma o en el correo  [email protected] o en el blog sobre impuestos para empresas.

Foto: shutterstock