Los 5 retos de las empresas familiares en Colombia

EL 11/3/2014

Se estima que cerca del 70% de las empresas del país, son de origen familiar. Sólo el 30% de ellas logran superar la segunda generación. 

Buscando potenciar el poder de las organizaciones de familia y con el fin de continuar haciendo un aporte productivo dentro de la sociedad y economía nacional, Suarez Consultoría ha identificado los 5 retos más grandes a los cuales deben enfrentarse estas organizaciones y cómo poder afrontarlos de la mejor manera:

  1. La Empresa: Entender que la compañía también necesita competir en el mercado global y afrontar las dificultades del mismo.

Una empresa familiar nace a partir de la idea de una sola persona, de su fundador, quien para que esta crezca, convoca a los miembros de su familia para que hagan parte de ella y así constituirse con mayor fuerza. Tras este proceso inicial, la organización se desarrolla, se consolida y se enfrenta a los retos de la competitividad basándose siempre en la cultura familiar impartida.

Así inicia una lucha por crecer, sostenerse y generar utilidades. Aquí entonces cambia de contexto, pues tiene que participar en mercados más amplios, agresivos y con mayor tecnología. El modelo de gestión, por tanto, debe cambiar: el creador debe entender que su permanencia en el mercado depende de la manera como su compañía responda a estas nuevas condiciones, reaccionando, anticipando y desarrollando el negocio.  

  1. La Familia: Establecer el “Protocolo de Familia”, un modelo organizacional que no permita que los asuntos internos familiares intervengan en el desarrollo del negocio.

Ésta al igual que el negocio, crece y se desarrolla con ciclos de vida casi paralelos, por lo menos en la mitad de su primera etapa. De un dueño soberano y solitario van apareciendo las descendencias y, a su vez, las relaciones por consanguinidad y afinidad crecen en un árbol genealógico sin fin.

La existencia de conflictos y tensiones entre los miembros de la familia son considerados los elementos más críticos de estas organizaciones. El riesgo radica en que muchos casos estos eventos no estén previstos ni definidos claramente. Para evitar sus nefastas consecuencias, debe existir un esquema apropiado de relación entre la familia y la empresa previamente establecido en su instrumento más fuerte: el Protocolo de Familia.

  1. La Propiedad: Delimitar claramente el patrimonio familiar del empresarial y evitar que el uno se convierta en la despensa financiera del otro.

Organizar el patrimonio a tiempo y hacerlo correctamente, es una carta para abonar el terreno hacia la prosperidad. Esto se logra, estableciendo con claridad cuál es el patrimonio empresarial y el uso del mismo; definiendo quiénes son los propietarios y su participación dentro de la empresa; desconcentrando la propiedad del creador para lograr un mejor desempeño en caso de diversificación de actividad económica. Y por último, considerar elementos de tipo societario para financiación, permitiendo la participación de inversionistas externos en el negocio.

  1. Sucesión: Establecer un proceso de entrega de poder con el que se definan las condiciones de retiro del fundador y los requisitos del aspirante a sucederlo.

Este es un tema complicado, porque las circunstancias se demarcan por la propiedad y el poder. El fundador no quiere dejar la gerencia por temor a que sus sucesores no dirijan la empresa por sus mismos senderos. Por su parte, para quien toma las riendas es difícil, pues debe mantener el negocio, mejorar la gestión de su antecesor y convivir con la sombra del fundador.
 

Tomar la decisión de establecer un proceso de sucesión empresarial implica además una serie de aspectos que no son claros al momento de concebirlo: demarcar la manera como debe organizarse, las etapas por las que deberá atravesar el aspirante y el momento del retiro del fundador, constituyen eventos difíciles. La tarea de los líderes actuales es entonces cambiar su mentalidad y progresar hacia una mirada objetiva de las situaciones que comprometa su soterrada oposición a un suceso trascendental.

  1. La Gestión: Profesionalización de los funcionarios y eliminar por completo el nepotismo, son uno de los principales puntos a tener en cuenta para una buena gestión en la empresa de familia.

Aquí se tienen en cuenta aspectos que hacen referencia a la forma como se disponen los recursos económicos, los tecnológicos y los humanos. Para garantizar el éxito de la gestión 4 frentes estratégicos son la mejor herramienta:

  1. No más meritocracia familiar: no se debe tener un trato privilegiado por ser miembro de la familia, además es necesario garantizar la profesionalización del personal familiar que labore en la organización.
  2. Eliminación del conflicto de roles: Algunas EF acostumbran componer sus Juntas Directivas con familiares que a su vez son trabajadores; así tienen un doble rol: funcionarios y directores del mismo ente, lo cual crea conflictos de autoridad y responsabilidad. Incluso se pueden presentar eventos que producen los mismos efectos: un gerente que tiene un subgerente como su colaborador inmediato, pero que periódicamente se convierte en su jefe
  3. Modelo de Gobernabilidad: Aquí se definen las formas de dirigir la compañía, garantizando transparencia por parte de los miembros de la familia para con los grupos de interés. Es necesario contar con dos modelos de gobernabilidad, uno familiar y otro empresarial, donde en cada uno se plantean sus propias reglas y uno no se contrapone con el otro.
  4. La institucionalización: Se trata de envolver la empresa en una serie de factores éticos, de valores que le impriman limpieza a sus actuaciones. La idea es que la gestión se vea salpicada por unos fines acordes con el bien individual y el social, de tal manera que delimiten un carácter y estilo de gestión propios.

Para Suarez Consultoría, la idenficicación y el buen manejo de estos 5 aspectos dentro de la organización familiar, son la garantía para lograr que el porcentajes de empresas de este tipo que sobrevive a la segunda generación, sea mayor que el 30% actual. 

Foto Tomada de: Flickr/tec_estromberg