7 consejos después de una entrevista de trabajo

EL 10/20/2014

Un experto de Adecco en procesos de selección da consejos sobre cómo actuar a la espera de una llamada que le puede cambiar su vida

Sin duda uno de los momentos que generan más ansiedad es ese tiempo muerto que comienza a correr justo cuando se sale de una entrevista de trabajo. Desde ese momento, no se piensa en otra cosa: cada vez que suena el teléfono contesta emocionado porque cree que será la llamada que le cambie su futuro laboral o revisa su correo cada dos minutos en busca de un correo decisivo.

Esa espera puede crear más estrés del que se piensa. Camilo Correa, Gerente Nacional de Selección de Adecco Colombia, explica en siete consejos prácticos qué se debe hacer después de una entrevista de trabajo para 'sobrevivir' a la ansiedad.

1. Tener presente el cronograma del proceso de selección.

Solicite al entrevistador información respecto a los tiempos de decisión que va a tener el proceso de selección. Asegúrese también de obtener los datos (correo electrónico o número telefónico, por ejemplo) para establecer un próximo contacto.

Con esta información tendrá un punto de referencia de cuánto debe esperar por una decisión y cuándo sería apropiado dar seguimiento al proceso.

2. Agradecer al finalizar la entrevista.

Una vez terminada la etapa de la entrevista es relevante agradecerle al entrevistador por la oportunidad y el tiempo dedicado. Debe mostrarse interesado en la oferta y expresar el deseo de ser la persona elegida.

3. Pedir retroalimentación.

Puede preguntarle al entrevistador cuál es su percepción de acuerdo al resultado de la entrevista que acaban de tener y si considera que su perfil se ajusta a la posición buscada.

4. Haga una autoevaluación. 

Esta servirá para mejorar en la búsqueda de empleo. Analice los resultados obtenidos en la entrevista. Es clave tener en cuenta los puntos fuertes y los aspectos por mejorar, ya que le servirá para próximas entrevistas.

Es recomendable ser un gran observador en la entrevista, para luego preguntarse a sí mismo qué aspectos de su hoja de vida le parecieron más interesantes al entrevistador, qué preguntas le costó responder, si dejó en claro sus aspiraciones, si le quedaron dudas sobre los aspectos de la oferta, en qué falló y en qué puede mejorar.

5. Seguimiento al proceso de selección.

Después de que el tiempo indicado haya pasado, haga seguimiento por medio de correo electrónico y/o una llamada telefónica. Si opta por el correo tenga en cuenta los siguientes aspectos: la ortografía, colocar título en el asunto, saludar y despedirse, y ser concreto y respetuoso. Si decide llamar tenga presente que debe ser breve, escoger una buena hora para comunicarse y evitar el ruido para escuchar bien.

Es importante, además, no bombardear a la empresa con llamadas, correos o presentarse sin ser citado. Con un mensaje y una llamada es suficiente a no ser que su interlocutor le solicite que lo haga.

6. Continuar con la búsqueda de trabajo.

Incluso si se siente confiado en que la entrevista resultó bien, siga con la búsqueda de trabajo. La empresa puede contratar a otra persona o incluso eliminar la posición.

7. Estar preparado para que lo contacten.

Siempre debe cerciorarse de que su celular esté con batería suficiente. Procure tener lápiz y papel a la mano. Si deja como contacto un número de teléfono fijo, es importante dar instrucciones a la persona que esté en su casa para tomar nota (nombre de la empresa y de la persona encargada, así como fecha y lugar de la entrevista).

Puede que esté aplicando a varios procesos de selección a la vez, así que revise su correo electrónico constantemente, ya que algunas compañías utilizan este medio para citar a una nueva entrevista, a pruebas de conocimiento o para agradecer la participación en el proceso de selección.

Foto Tomade de: Flickr/mars_discovery_district