10 preguntas para saber si se está dedicando a lo fundamental.

EL 03/3/2014

El éxito en el ámbito corporativo está dado por infinidad de factores: ventas, reconocimiento, tradición, utilidades.  ¿Pero, sabe usted si está dedicado a lo que realmente debe dedicarse?, ¿Están concentradas sus fuerzas a aquellas acciones que generan valor a su compañía y a sus clientes?, tal vez sea este el momento para hacerse y responderse un par de preguntas, el momento de conocer si está dedicado a lo fundamental.

  1. ¿Conoce usted cuál es su propuesta de valor?: tenga cuidado en responder esta pregunta, no es la propuesta que usted ofrece, es la que verdaderamente percibe el cliente.  Recuerde, si no es visible es como si no existiera, así que preste mucha atención sobre cómo lo perciben sus clientes y cómo éstos reciben lo que usted ofrece.
  2. ¿Es su estrategia diversificada o focalizada?: buscar la diversificación es el camino que muchas organizaciones deciden tomar; y aunque elegir este rumbo ha sido la clave del éxito de muchas compañías, también para otras se ha constituido en su declaratoria de muerte.  Así que si quiere explorar nuevos horizontes hágalo con cautela y aunque parezca contradictorio, no pierda foco en medio de la diversidad.  La clave: conservar la esencia; entendiendo el por qué los clientes  consideran su marca/empresa en una alternativa, en una propuesta de valor.
  3. ¿Sabe usted cuáles son las actividades que generan mayor valor a su compañía?: Aunque el día a día nos sumerja en infinidad de tareas y responsabilidades, la clave para una buena gestión es conocer lo verdaderamente prioritario.  Evite agobiarse con lo urgente e identifique cuáles son las acciones que generan valor a la compañía, sea siempre estratégico en sus movimientos.
  4. ¿Cumple con sus promesas?: Jamás se permita ofrecer aire.  Si lo prometió haga hasta lo imposible por cumplirlo.  Sea fiel a la palabra, y gánese la credibilidad y la confianza de sus clientes.
  5. ¿Sabe usted cuál es la línea de producto que le genera mayor retorno?: conozca al detalle su oferta de productos y servicios, defina márgenes de contribución y no ignore las cifras a la hora de definir metas de trabajo y crecimiento. No se trata de descuidar sus demás líneas de producto, pero sí de consentir sus productos estrella.
  6. ¿Es su cultura organizacional proactiva o reactiva?: ir al vaivén de los problemas desgasta y puede ensombrecer el camino. Manejar con Proactividad los procesos y negocios permitirá actuar de manera organizada y enfocarse en lo prioritario, en lo verdaderamente importante.
  7. ¿Cuánto tiempo tarda en tomar decisiones?: tomar decisiones es sumamente importante para definir rumbos organizacionales, pero no tarde mucho tiempo, ni se abrume solo, el aplazar solo alargará la angustia. Si está bajo su control resuelva y si no lo es, suéltelo, libérese y encárguelo al verdadero responsable.
  8. ¿Se siente cómodo con su equipo de trabajo?: los problemas laborales desgastan y dispersan. Una buena clave para dedicarse a lo fundamental es resolver los conflictos y encajar las ruedas sueltas que afectan las relaciones humanas al interior de ambientes laborales, de lo contrario tome decisiones y no permita que elementos distractores ponga en peligro el clima y buen ambiente.
  9. ¿Su organización es precursora de lo simple?: sin duda a la hora de desarrollar modelos organizacionales hay múltiples recetas; sin embargo, cada vez más, los clientes premian y prefieren lo simple, lo intuitivo.  No se complique con elaborados procesos, hacerle la vida fácil a los clientes debe ser su premisa.  Simplifique.
  10. Y finalmente, ¿Cómo invierte/desperdicia su tiempo?: sus decisiones o acciones pueden aportarle o quitarle tiempo valioso a usted y su compañía.  No malgaste este gran recurso en discusiones o quehaceres innecesarios. Priorice.

Cuéntanos cómo priorizas en lo fundamental a [email protected] y en twitter @PamEscobarN