“El registro de marcas y patentes se suma a la tendencia online”

EL 02/2/2015

Según las estadísticas recogidas en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), en los últimos años se ha producido un incremento considerable de los registros online de marcas y patentes con respecto al formato papel.

Las estadísticas oficiales para el año 2014 destacan que el registro online de marcas alcanzó un porcentaje del 70%, mientras que el 65% de los registros de patentes se tramitaron también vía telemática.

Pymes y emprendedores, desconocedores de la legislación sobre protección de marcas

Cuando se emprende un proyecto, sea este grande o pequeño, el emprendedor tiene clara la importancia de individualizar su idea para diferenciarse de sucompetencia. Surge con ello la necesidad de crear una identidad particular y distintiva para nuestra idea, dotándola de un nombre y, en la mayoría de los casos, de una imagen (logotipo) propios, que sean su signo distintivo, y a través del cual pretendemos que nuestros clientes nos identifiquen. Y así es como nace la marca.

Ahora bien, si el nacimiento de la marca es el paso uno, no menos importante es su protección mediante registro. Tal y como recoge la OEPM: el registro de una marca otorga a la empresa el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen productos idénticos o similares con la misma marca o utilizando una marca tan similar que pueda crear confusión. Dado el valor e importancia que una marca puede tener para el éxito de un producto en el mercado, es crucial asegurarse de que está registrada en el mercado o los mercados pertinentes.

Según A2 Estudio legal, despacho especializado en propiedad industrial e intelectual, innovación y emprendimiento, “aunque la mayoría de los emprendedores entienden la importancia de crear una marca diferenciadora, son pocos los que le dan su justo valor a la protección de la misma y los que verdaderamente conocen en qué consiste dicha protección”, señala Ana Lorente co-fundadora de A2 Estudio Legal.

El equipo de abogados, agentes oficiales y técnicos especialistas de A2 Estudio Legal señala el desconocimiento legal y administrativo que hay entre muchos emprendedores en ciertas materias mercantiles, pues muchos de ellos ni siquiera tienen clara la diferencia entre la marca, el nombre comercial y la denominación social de la empresa.  

Marca, nombre comercial y denominación social

La mayoría creen que es suficiente con registrar su dominio en Internet o con constituir su Sociedad en el Registro Mercantil, para que su “nombre” quede automáticamente protegido como marca. Nada más lejos de la realidad, pues los trámites anteriores no suponen el registro y bloqueo de una marca comercial, que únicamente se consigue al realizar el registro de marca ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). 

Desde A2 Estudio Legal aclaran estos términos, que pueden resultar confusos para el emprendedor o pequeño empresario:

  • La marca distingue los productos o servicios de un empresario.
  •  El nombre comercial es el signo o denominación que identifica a una empresa en el tráfico mercantil y que sirve para distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares.
  • La denominación social es el nombre que identifica a una persona jurídica como sujeto de relaciones jurídicas y, por tanto, susceptible de derechos y obligaciones. 

Además, el nombre comercial no es preciso que coincida con la denominación social. Como tampoco en el caso de las personas naturales es necesario que el nombre comercial coincida con su nombre civil (nombre y apellidos). 

Lea también: Conflictos legales entre marcas y dominios

Más información sobre el registro online de marcas aquí.

Más información sobre A2 Estudio Legal aquí. 

Foto Tomada de: Businessman touching web search bar on virtual screen. Networking concept Shutterstock