¡No he consignado las cesantías!

EL 02/17/2016

Artículo únicamente dirigido a quienes hoy, ya pasado el 15 de febrero, se han atrasado en el pago de las cesantías a los trabajadores o directamente han decidido no hacerlo. Sea cual sea su caso, que por lo menos lo haga informado.

Si usted ya pago, haga caso omiso.  

Que sucede si no pago cesantías a mis empleados?

Debe tener en cuenta que el pago de las cesantías es una obligación contractual y legal, que ante el incumplimiento de la empresa pueden sus empleados renunciar alegando un despido indirecto, para efectos prácticos es lo mismo que un retiro sin justa causa  el cual acarrea el pago de una indemnización a los trabajadores.

Esa es la mitad de la historia, pues la misma ley que modificó el pago de las cesantías, incluyo además una sanción especial consistente en tener que  pagar un día de salario por cada día de retraso en la consignación.

Un ejemplo

Juliana tiene un salario de DOS MILLONES DE PESOS y su empleador se atrasa dos meses en la consignación de sus cesantías. Este solo hecho generaría que la empresa le deba a Juliana CUATRO MILLONES DE PESOS.  ERROR

Juliana no puede creer que ya tiene CUATRO MILLONES más, ya que como lo han reiterado los jueces en varias oportunidades, la sanción correspondiente a un día de salario por cada día de retraso no es automática,  no se genera por el solo hecho del incumplimiento, sino que depende de que en un proceso judicial se demuestre la mala fe del empleador.

En la práctica es muy difícil demostrar dicha mala fe, pues supone una carga del demandante encontrar pruebas de que lo que motivo a su empleador fue la real intención de incumplir con su obligación legal y perjudicar al empleado, todos los empleadores como un mantra suelen defenderse bajo la misma excusa. “No sabíamos, pensábamos que no era obligatorio, no entendíamos la norma.”

Hasta ahora los jueces como en un ejercicio de estupidez colectiva, aceptaban dicho argumento y no solían condenar  a las empresas al pago de la indemnización por el no pago de las cesantías. Dicha posición ha venido cambiando desde la Corte Suprema, cabeza de la jurisdicción que ahora entiende:

“En efecto, atribuye al Tribunal el error de haber concluido que “para la prosperidad de la sanción moratoria a la que se refiere la norma violada por la sentencia (artículo 1 del Decreto 797 de 1949), es menester que el actor demuestre la mala fe del empleador, cuando a la terminación de la relación laboral, no cancela las sumas debidas por salarios y prestaciones sociales, y es palpable esa interpretación errónea, toda vez que en el artículo primero del Decreto 797 de 1949 no se hace tal exigencia y la interpretación que del mismo ha elaborado la Jurisprudencia de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, ha pregonado totalmente lo contrario: que se presume la mala fe del empleador que no cancela al momento del retiro del trabajador todos los salarios y prestaciones sociales adeudados, y que solo se exonera cuando demuestra que se abstuvo de cancelar los derechos laborales a la finalización del nexo, cuando entienda plausiblemente que no estaba obligado a hacerlo, siempre y cuando le asistan serias razones objetivas y jurídicas para sostener su postura de abstención, es decir, cuando sus argumentos para no haber pagado resulten valederos.”

Traducción para no abogados 

Que el pago de la indemnización no está sujeto realmente a la demostración de mala fe, una prueba diabólica, sino que esta se presume cuando no se hace el pago al que obliga la Ley, sin que medien razones serias y objetivas.

Recomendación 

En este escenario nuestra recomendación es que tan pronto como le sea posible se ponga al día con el pago de las cesantías consignándolas en el fondo a elección del empleado.

Parece curioso pero todavía muchos empresarios de buena fe, pagan parte o la totalidad de las cesantías directamente al empleado y eso es lo más cercano a perder  ese dinero, porque luego probablemente de mala fe sus empleados los demandara alegando un pago irregular.

Es ley de vida, a la gente buena, no siempre le pasan cosas buenas, especialmente con sus empleados.

 

Encuéntranos en twitter @jsnoriegac@glcinforma o en el correo j[email protected] Si desea más información sobre gestión o creación de empresa en Colombia o Divorcio en Colombia

*La información, cifras y contenido del presente artículo son Propiedad Intelectual de Gestión Legal Colombia Consultores. Cualquier copia del mismo sin previa autorización del Divulgador (RevistaMprende) y del Creador (Gestión Legal Colombia Consultores S.A.S.) están prohíbidas