Encaminados hacia el emprendimiento social

EL 11/20/2013

El crecimiento económico sostenible es una de las grandes preocupaciones de los gobiernos, la generación de políticas públicas encaminadas al desarrollo de los diferentes sectores económicos, se ha convertido en una pieza fundamental de los diferentes planes de gobierno de los candidatos presidenciales; dicha tendencia se hace imprescindible en un momento histórico en el que los modelos económicos considerados como “idóneos” se precipitan, dejando a su paso un desolador panorama de desempleo y condiciones precarias de vida para la mayor proporción de la población.

El crecimiento económico sostenible es una de las grandes preocupaciones de los gobiernos, la generación de políticas públicas encaminadas al desarrollo de los diferentes sectores económicos, se ha convertido en una pieza fundamental de los diferentes planes de gobierno de los candidatos presidenciales; dicha tendencia se hace imprescindible en un momento histórico en el que los modelos económicos considerados como “idóneos” se precipitan, dejando a su paso un desolador panorama de desempleo y condiciones precarias de vida para la mayor proporción de la población.

En busca de mejores condiciones de vida para la porción más vulnerable de la población, algunas ideas de carácter no gubernamental impulsadas inicialmente por personalidades como Muhammad Yunus, precursor de la microfinanzas y defensor la tesis que promueve el negocio social, como una forma de entregar herramientas de desarrollo a la población en estado de vulnerabilidad, se han concentrado en mejorar los indicadores macroeconómico desde lo micro, concentrándose en el ser, a fin de generar una sociedad con mayores niveles de equidad y disminuyendo las brechas entre clases sociales, generadas por los modelos económicos vigentes.

Hablar de emprendimiento social no es igual a mantener un discurso populista que promueva la caridad, es claro para muchos que los programas gubernamentales encaminados al asistencialismo, terminan por convertirse en estados permanentes, que en nada contribuyen al mejoramiento de las condiciones de vida de la población beneficiaria; por el contrario, es vital que los recursos destinados a lo social tengan un objetivo claro, que brinden formación y desarrollen las competencias de sus beneficiarios, aumentando así sus niveles de cualificación y, por ende, posibilitar su surgimiento y el mejoramiento de sus condiciones de vida en el largo plazo.

Actualmente en el departamento de Risaralda, azotado por el desempleo, la violencia y la pobreza, se ha consolidado una iniciativa de emprendimiento social, impulsada por las universidades del departamento y los actores de la sociedad civil, que tiene como principal objetivo promover un cambio en la agenda de desarrollo de la región, que permita la generación de una economía del conocimiento, interviniendo la política pública para que ésta sea incluyente, abordando los siguientes frentes:

  • Diseño de la Política Pública de Primera Infancia.
  • Política Pública Integral de Educación, con énfasis en primera infancia, bilingüismo y acceso a la educación superior.
  • Política Pública de Ciencia, tecnología e innovación.
  • Política Pública de Competitividad.
  • Política Pública de Desarrollo Social con equidad, justicia e inclusión.
  • Apoyo a la implementación de la Política Pública Ambiental.

El proceso de movilización contempla una intervención integral en el infante, desde que las madres se encuentran en estado de gestación, garantizando así un cambio de concepción y un desprendimiento de los paradigmas establecidos socialmente en términos de Ciencia, Tecnología, Innovación y procesos de emprendimiento, garantizando así una transformación a nivel social, cultural y productivo en el largo plazo.

Una de las grandes victorias de este tipo de emprendimiento social, es la constante interacción entre diversos estamentos, de índole pública y privada, comprometidos con la construcción de una sociedad equitativa e incluyente; además de la creación de un círculo virtuoso, en el que los jóvenes tengan la posibilidad de desarrollarse integralmente y generar ideas empresariales con altos niveles de agregación de valor, potencializando los sectores estratégicos del departamento definidos por el Plan Regional de Competitividad, esperando de ésta manera revertir las actuales condiciones de la región, fomentando el mejoramiento de las condiciones de vida de todos los actores del departamento, generando inclusión, justicia y equidad social.

Para conocer más sobre esta iniciativa visita www.sociedadenmovimiento.com