Tendencias de la industria turística en 2017

EL 01/27/2017

La industria hotelera deberá adaptarse o desvanecerse ante la economía colaborativa

La industria turística es una de las economías más variables, estando siempre en constante cambio debido a las variaciones e innovaciones en su mercado, las cuales han tenido cambios dramáticos en los últimos años. Por esta razón, quienes hagan parte de esta industria, deben estar siempre un paso más adelante y hacer un esfuerzo sobresaliente por conocer a su público y las necesidades que éste tiene en el momento.  

AlltheRooms, una compañía emergente en la industria turística, comparó la forma en que las personas han estado viajando y las nuevas posibilidades que brinda actualmente el mercado, creando una lista de tendencias del sector turístico para el año 2017. Son varias las reflexiones generadas:

Los “Upgrades” serán más fáciles de obtener

Un Upgrade es la mejora de un servicio prestado. Por ejemplo, si tienes una habitación regular en un hotel, realizar un upgrade te permitirá cambiar de habitación a una mejor o añadir algunos servicios que mejorarán tu estadía.

La tendencia para los los hoteles económicos es generar más opciones para que los upgrades sean asequibles y el usuario promedio pueda tener una experiencia positiva que cambie la imagen que tenían del lugar de hospedaje.

Será más fácil reservar hospedaje.

El internet nos ha inmerso en la era de la digitalización y ha modificado por completo la forma en cómo llevamos nuestra vida diaria. Con un solo click podemos pagar nuestras cuentas de banco, pedir comida a domicilio, comprar un tiquete de avión y reservar una noche en un hotel.

El viajero moderno quiere que las opciones que se le presenten sean fáciles y rápidas, no tiene tiempo para dedicarse a tediosas búsquedas en internet ni a realizar elaboradas diligencias para obtener un resultado sencillo.

Hoy en día, encontrar un lugar donde hospedarse es cuestión de dedicar unos 15 minutos en internet y dar un click. La tendencia no solamente es que siga siendo así sino que la experiencia se vuelva cada más más fácil, rápida y amigable.

Viajar se convierte en una experiencia personalizada y proactiva

La data es definitivamente el rey pero el contenido es la reina. Es tan importante la generación de información como la segmentación y personalización del mismo. Los viajeros quieren contenido que sea específico y relevante para sus necesidades.

Un viajero de negocios no tiene los mismos intereses que un mochilero, esta es una claridad que cualquiera en la industria turística debe tener. La información generada a nuestros usuarios debe ser asertiva y vender un producto según sus necesidades y estilo de viaje. Las sugerencias deben ser individuales y los canales de comunicación deben ser lo más personalizado posible.

La industria será más completa

El viajero actual se está saturando con un sinnúmero de sitios web para buscar tiquetes de avión, transporte y hospedaje. Hay muchísima información que está regada en internet y que abruma al usuario a la hora de encontrar lo que necesita.

Partiendo de este hecho, han nacido algunas plataformas que se convierten en el “google de los viajes”, combinando todos los resultados en un solo sitio web y haciendo que las búsquedas sean más fáciles y directas.

Por ejemplo, AlltheRooms se creó con el objetivo de combinar todos los sitios de hospedaje en una búsqueda simple y completa, ayudando a los viajeros a ahorrar tiempo y a poder elegir la opción que más se acomode a su estilo y presupuesto.

La Reputación importa (MUCHO)

En Estados Unidos, el 70% de la población lee los comentarios de un producto o servicio antes de realizar una compra. Esto significa que la calificación que deja un usuario se convierte en un factor de compra decisivo y alcanza una importancia incluso mayor que la misma categoría del servicio. El “5 estrellas” está siendo completamente revaluado.

Todos somos expertos

Internet nos permite tener acceso a una gran cantidad de información de una forma increíblemente fácil. Esto significa, entre otras cosas, que los viajeros no necesitan más de los servicios de un agente de viaje que les ayude a planear sus vacaciones o a comprar un paquete de hotel. Los viajeros se han vuelto expertos, hacen su propia búsqueda y se aseguran de tener toda la información necesaria antes de hacer una compra.

Airbnb crece, y crecen también las reacciones en su contra.

Airbnb registra una lista superior a las 2 millones de propiedades en más de 34,000 ciudades, y lo más sorprendente es que la compañía ha alcanzado esta cifra en tan solo 8 años de existencia.

Incluso desde un punto de vista técnico, Airbnb ha crecido de una forma extremadamente rápida. La firma Californiana está valorada en una cifra mucho mayor que la de la cadena los hoteles Hilton, su más reciente valoración es de $30 billones de dólares.

Solamente en Nueva York, 30% de los anfitriones de Airbnb tienen más de una propiedad y 102 anfitriones en el área tienen al menos 7 propiedades registradas. Hecho que cambia radicalmente el concepto de airbnb como una empresa de hospedaje compartido y alquiler de cuartos y la posiciona en un negocio de hospedaje rentable.

Pero con el crecimiento acelerado, también llegan reacciones en contra. En el 2016, Nueva York y San Francisco fueron el centro del conflicto legal entre Airbnb y las autoridades. El movimiento más reciente en las ciudades donde Airbnb es popular en los E.E.U.U (Nueva York, San Francisco y Portland) es imponer una tasa de impuestos de hoteles sobre Airbnb. A la fecha, Airbnb debe $440 millones de dólares en impuestos.

La industria hotelera deberá adaptarse o desvanecerse ante la economía colaborativa.

Airbnb y otras plataformas de “home-sharing” están aquí para quedarse, y crecer. Si la industria hotelera no se adapta a este concepto colaborativo y a las tendencias que vienen con él, quedarán un paso atrás en el mercado.

Un ejemplo que ilustra esta idea es el del Hotel Bermondsey Square en Londres, que permite a los anfitriones de los Airbnb localizados a un radio de una milla de su hotel, acceder a algunos de sus servicios para solventar algunas de sus mayores necesidades. Por ejemplo, pueden usar la lavandería del hotel y los servicios de limpieza, dejar las llaves de su apartamento en la recepción del hotel y acceder a los servicios de mantenimiento.

Economía colaborativa, más allá de Airbnb

Compartir tu casa o tu viaje en carro son conceptos (y servicios) que han surgido y crecido con el “efecto airbnb”. Plataformas como HomeExchange y RelayRides se están expandiendo en la industria hotelera para que los usuarios entren a jugar un papel importante.

Esta es, en resumen, la tendencia del turismo en el 2017. El usuario nunca había sido tan importante como en este momento, no solamente debe tener toda la razón sino que entra a jugar un papel activo, convirtiéndose en quien toma la decisión, quien presta el servicio y quien lo avala.

 

Artículo por: AlltheRooms