Kumara: una idea alternativa para comer saludable

EL 06/18/2018

En la actualidad, ha sido el ganador de la versión aniversario del Bar del Emprendimiento para 2018

Por: Andrea Juliana Pieschacón, Alianza por el Emprendimiento.

Sabían que un astronauta por lo general lleva a sus misiones espaciales Quinua o productos a base de este alimento, pues tiene un alto nivel nutricional lo que les permite reemplazar otras comidas por quinua. Incluso, en el presente, un hombre puede comer solo este grano y llevar una vida totalmente buena” indica Santiago Santacruz co-fundador de misión Kumara, un emprendimiento que busca cambiar la manera en que los colombianos, desde su infancia, se alimentan.

Kumara es un emprendimiento colombiano que nace a partir de la iniciativa de un grupo de amigos, entre ellos Santiago Santacruz y su socio Carlos Mario Rodríguez, de participar en una feria científica organizada por la Universidad de la Sabana. Todo comenzó con una lluvia de ideas para saber qué presentarían en el evento, y de repente surgió la posibilidad de exhibir unos productos a base de quinua y champiñón, pues uno de los integrantes del equipo tenía un cultivo de champiñones y otro, había realizado previamente una investigación sobre los beneficios de la quinua. Es así, como todo culminó en la producción de hamburguesas y croquetas, y un proyecto agroindustrial muy bien elaborado que ganó el tercer puesto en la feria de la universidad.

A partir de esa primera experiencia, Santiago Santacruz y Carlos Mario Rodríguez se dieron cuenta que su idea era innovadora y podían realizar algo realmente bueno si lograban mejorar sus productos y el proyecto en general. Así pues, comenzaron a  renovar su hamburguesa de quinua para empezar a venderla. Sus primeros clientes fueron sus amigos y familiares, y su primera cocina era en la casa de un amigo.

Luego de seis meses y mucho esfuerzo,  estos dos hombres lograron conseguir su primera planta de producción, siendo ellos mismos quienes la organizaron por dentro, pues la poca ganancia que habían obtenido en los meses pasados, no les alcanzaba para contratar gente que les colaborara. Poco a poco con el dinero que fueron obteniendo pudieron comprar sus primeras máquinas y utensilios para producir de manera industrial.

Cuando su primer año culminó, volvieron a realizar una re-estructuración de su hamburguesa y lograron sacar su segundo sabor, y unos snacks. En ese tiempo fueron apoyados inicialmente por la Cámara de Comercio y su ruta de emprendedores. Más adelante, en su segundo año, acudieron al SEIS (semillero de emprendimiento e innovación de la Universidad de la Sabana) para constituir formalmente su emprendimiento. Fue en esta época que lograron establecer el verdadero propósito de su proyecto: poder transformar la manera en que las personas ven este tipo de alimentos saludables con el objetivo de lograr que los colombianos los vuelvan parte de su día a día.

Tiempo después de iniciar con el SEIS, lograron participar en el Bar del Emprendimiento para presentar en un pitch de cuatro minutos su idea, quedando como ganadores del mes de septiembre de 2017. Fue así como ese año continuó de una excelente manera, según indica Carlos rodríguez , co-fundador de Kumara

El crecimiento que tuvo Kumara en ese inicio de año fue muy bueno, porque el primer año siempre vendíamos, teníamos ventas y la empresa daba para pagar arriendo, para pagar servicios, a nosotros nos quedaba algo de dinero para ventas por comisión. Incluso cada año fue mejorando el tema de ventas. Pero digamos ese primer año no tuvimos nada de salario, nosotros sabíamos que tocaba esforzarse y pues eso iba a prosperar. El segundo año, dijimos que había que ganar algo de plata porque no podemos estar ahí sin nada. Comenzamos a ganar por comisión, pero pues ya había algo para nosotros, poco, pero algo. A diferencia de antes que no lográbamos ni ese algo pequeño.

En la actualidad, ha sido el ganador de la versión aniversario del Bar del Emprendimiento para 2018, compitiendo contra otros ocho emprendimientos ganadores de otros meses, obteniendo como premio la posibilidad de tener una reunión con cada aliado del Bar del Emprendimiento y para realizar conexiones de valor para su emprendimiento.

El siguiente paso fue constituirse legalmente como empresa para poder conectarse con los colegios, que era el púbico que querían atacar inicialmente, pues, Santiago Santacruz y Carlos Mario Rodríguez creen que si desde niños se nos enseña que la comida saludable puede ser igual de rica y fácil de hacer que la comida chatarra, existe la posibilidad de combatir problemas como la obesidad, de una manera mucho más fácil y efectiva.

En el presente ya mantienen una red de comida con un colegio, y están buscando otros. Pero su sueño es poder expandirse a universidades y múltiples tiendas en todo el país. Según Santiago “ya pasamos la etapa de gateo en la que uno intenta saber qué producto vender y en la que quiere ofrecerle a todo el mundo y nadie le compra. Ya pasamos a poder pulir nuestra idea y de expandir la producción y por último pulir las ventas”.

Kumara ha querido establecer una diferencia, pues se ha enfocado en ayudar a los niños a que cambien sus hábitos alimenticios a través de la historia del astronauta para así convencer a los infantes, es decir, que ellos al igual que sus héroes pueden comer sano. Adicionalmente, Kumara ha logrado establecerse como un proyecto apto para todo público, pues no solo ofrece una alternativa alimenticia sino que te enseña cómo realizarla en casa para romper con el estigma de que la comida saludable es compleja de preparar.

Finalmente, para Kumara vienen cosas extraordinarias, no solo por las puertas que se le abrirán con el premio obtenido en el Bar del Emprendimiento, sino que el siguiente paso, es comenzar a comercializar en puntos específicos de Bogotá y a nivel nacional para masificar su producto y lograr ser un referente para las personas colombianas de la comida saludable.