Startup-ización del emprendimiento.

EL 07/31/2015

Make something someone specific needs, launch fast, let users show you what to change, change it, repeat last two. - Paul Graham

 

Desde hace unos días he tenido la sensación que poco a poco pero a pasos agigantados estamos “startup-rizando” - si el término se me permite- el emprendimiento en general, y me parece que es una más de esas olas que golpea la administración desde la fuerza de un best-seller.

Hace unos años hablar de gerencia de empresa era obligatorio conocer el diamante de Porter, aplicar la reingeniería Startup-500de Hammer & Campy, o el Balance ScoreCard de Kaplan y liderar la revolución como Hamel. Al final sales del salón a las empresas y la administración, en muchos casos, no ha sido permeado por estas fórmulas mágicas.

Me acuerdo que estudiando en la Universidad, en una clase de estrategia de empresa, teníamos que leer a Chan Kim con su famoso y prostituido libro, la estrategia del océano azul y parecería que todo el mundo estaba obsesionado por encontrar océanos azules en un selva de cemento, todos quería ser el Circo del Sol pero no pasaban de ser Gasca.

y la ola sigue....

Ahora, en la mayoría de los escenarios de emprendimiento, enviaros los planes de negocio a sostener la puerta por la que entró Osterwalder, Blank, Ries y Dorf, entre otros. El modelo de negocio basado en el lienzo -canvas-, la búsqueda por el Producto Mínimo Viable (MVP), el Modelo de desarrollo de clientes y el Lean Startup es la nueva ola. El emprendimiento sufre de un discurso monotemático que me deja sordo.

Pero además de esto la forma como se permea en todas las estructuras del emprendimiento hace que, independiente de la naturaleza del proyecto, del mercado y del emprendedor, el camino a seguir es siguiendo la luz de los antes mencionados “gurús” del emprendimiento moderno. En algún momento nos hemos detenido a pensar si ese modelo realmente se ajusta a la realidad del emprendimiento colombiano, a su naturaleza y su comportamiento?

El problema de un discurso monotemático no es de quien lo propone sino quien lo sigue inconscientemente. El emprendimiento arropa en si mismo tantas temáticas que cada una de ellas tiene una naturaleza diferente, una dinámica propia que es imposible de estandarizar. Los modelos ayudan como herramientas de análisis mas no como pasos obligados para emprender. El modelo startup americano, con sus bemoles llegó a instaurarse en el inconsciente colectivo, estamos pensando en la aplicación de la pueda vender en los x millones de dólares pero no en la empresa x cientos de empleados.

“Mientras veo las nuevas olas yo ya soy parte del mar”