Rappi construye el avión volando

EL 10/17/2018

Si bien es cierto que Rappi a simple vista no es una idea del otro mundo, la verdad es que es una empresa de 1.000 millones de dólares creada hace tres años por tres colombianos, Sebastián Mejía, Felipe Villamarín y Simón Borrero, visionarios que tienen un propósito muy poderoso; transformar la manera de comprar en Latinoamérica y en efecto lo están logrando. En consecuencia, Rappi es una solución innovadora y disruptiva porque crea un nuevo patrón de conducta posible gracias a la tecnología y todo el trabajo logístico que hay detrás.

Tuvimos la oportunidad de hablar, en un breve espacio, con Felipe Jaramillo unos de los directivos de Rappi para LatAm

¿Cómo fue el proceso de financiación para Rappi?

El tema de financiación ha tomado impulso en la agenda nacional en el último tiempo, sin embargo nuestro mensaje para los emprendedores nacionales es que tenemos que traspasar fronteras, es decir que tenemos que pensar en grande. Y cuando se habla de esto es no solo creer que lo únicos medios de financiación son medios regionales, locales o nacionales. Hay que internacionalizarse, ese fue el caso de Rappi que buscó financiación en estados Unidos, específicamente en Silicon Valley. Estos logros nos han puesto en los ojos del mundo y lograramos que otras compañías inyectaran capital muy importante y por ende nos catalogaron como un unicornio.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de Rappi?

Son varios los ingredientes del éxito de Rappi. Tuvimos la sensatez de detectar una necesidad y/o oportunidad que se mostraba  el mercado. La realidad es que nos movemos en ciudades altamente congestionadas y eso permite que trasladar servicios o productos fuese más complejo, entendimos que se debe capitalizar la convivencia porque es un nuevo tipo de comprador que busca cercanía, rapidez y calidad, nos apropiamos del concepto y a partir de allí nos pusimos una meta retadora: transformar la manera de comprar en latinoamérica haciendo ciudades eficientes.

¿Cuáles son los Pìlares de Rappi?

El crecimiento se sustentan en 4 pilares estratégicos:

  1. Altos estándares. Nunca nos conformamos, siempre vamos por más. Aprendemos haciendo; le llamamos  construir el avión volando.

  2. Contamos con un equipo humano comprometido, diverso, dinámico y joven que resuelve problemas en todos los niveles de la organización. Todos son partícipes activos de las soluciones. Es un equipo empoderado

  3. Nos la creímos porque caímos en cuenta que éramos capaces de ser la primera empresa unicornio en el país. Eso nos llevó a impulsar esto, dedicarle vida y alma. sabíamos que teníamos que sacrificar muchas cosas del presente para tener lo que queremos futuro.

  4. Obramos con la verdad. Entendemos la organización como escalable y exponencial. Utilizamos la data como activo para la toma de decisiones informadas. Las soluciones vienen argumentadas con criterios y cifras.

Rappi crece a una tasa mensual de un 25% mes contra mes, hoy es considerado un unicornio, pero esto les presentan otro camino por recorrer y aprender.