Cómo logró Chile ley de pago a 30 días, mientras Colombia…

EL 02/18/2019

Para Sergio Zuluaga, director de la Asociación de emprendedores de Colombia (ASEC), entre más madura la economía se tiende a disminuir el tiempo de pago. Para Mauricio Toro, congresista del partido verde, una ley de pago a 30 días implica justicia comercial. Para Fenalco la ley debería ser a más días de pagos. Pero para el gobierno nacional no sabemos con certeza qué significa, aun sabiendo que una de las banderas de su campaña era trabajar en pro del emprendimiento.

Contrario a lo que pasa en Colombia, respecto a la ley de pago, Chile logró concretar la ley de pago a 30 días. Esto como parte del compromiso del programa de gobierno del presidente Sebastián Piñera y como parte de la presión de la asociación chilena de emprendedores(ASECH). No obstante, la aprobación legislativa fue producto de un camino largo, pero contundente para los resultados de hoy.

Mientras tanto el ecosistema emprendedor sigue remando contra la marea buscando el mutuo acuerdo, en México se preparan para presentar la iniciativa de pago a 30 días. Entonces, la implementación de políticas de pagos a plazos justos es una necesidad latente y con los mejores efectos para las economías.

En Revista Mprende hemos estados muy atentos a lo que viene pasando con la ley de pago en Colombia, por tal razón cubrimos varios de los momentos entre estos: Delegación chilena acompaña la discusión sobre pagos a plazos justos.  Por lo anterior entrevistamos a María Jesús López Quevedo Directora de Comunicaciones en ASECH, quien estuvo muy involucrada en el proceso de la ley de pagos a 30 días en Chile.

Revista Mprende:  ¿Por qué fue urgente que se aprobara la ley de pago a 30 días en Chile?

María Jesús López: La urgencia en la aprobación legislativa del proyecto de Ley, por un lado porque fue un compromiso en su programa gobierno del presidente Sebastián Piñera y además por una presión de asociaciones como Asech y gremios de emprendedores y pymes que llevan muchos años empujando un cambio legislativo en esta materia.

Hay que señalar eso sí, que en la campaña presidencial del 2017, los dirigentes de “Asech” se reunieron con todos los candidatos a la Presidencia, expresándole a cada uno la necesidad de emparejar la cancha del emprendimiento a través de una ley que mejorara los plazos de pago a proveedores. Todos se comprometieron que eventualmente trabajarían por el “Pago a 30 días”.

No debemos olvidar que desde hace más de 15 años se ha intentado resolver en Chile esta problemática por vía legislativa, pero todas estas iniciativas han sido infructíferas.

RM ¿Cómo se estaba pagando en Chile?

M.L: En cuanto a la evidencia, podemos señalar que en los rankings de pagadores, donde participan las empresas que voluntariamente han accedido a la medición, los plazos de pago superaban los 60 días promedio. En el mercado total, distintas mediciones han señalado que estos plazos exceden muchas veces los 120 días desde la facturación. Finalmente, el Estado como pagador se muestra como el más lento, con instituciones que han superado los 200 días e incluso algunas Municipalidades con 300 días de morosidad.

RM ¿Cuáles fueron esos principales retos a los que se enfrentaron?

M.L: Por un lado, el trabajo técnico de buscar regular con una ley ciertas situaciones que tienen que ver con operaciones mercantiles basadas en la costumbre y en la cultura de pago; eso no fue fácil. Por ejemplo, era claro que el problema no es sólo el plazo de pago de la factura, sino también el plazo de facturación por la demora en la emisión de órdenes de compra. ¿Cómo podíamos regular las órdenes de compra, cuando son instrumentos de costumbre y no susceptibles de ser regulados por el legislador?

Por eso se buscó incluir castigos claros pero también incentivos para el pago. Ahí surgió el “No Uso de IVA Crédito” y la “Obligación de una Guía de Despacho Electrónica”.

Luego, otro desafío, fue hacer comprender a las pymes y gremios que la ley no podía ser un estatuto especial para pequeñas empresas, puesto que significaba marcar ciertas facturas de pymes las que quedarían fuera de juego, o sea, las grandes empresas perfectamente podrían no contratar a esas empresas pymes como proveedoras porque tendrían este estatuto especial.

Ahí también surge otra dificultad, las llamadas “Asimetrías de Poder” que terminan generando “contratos de adhesión” (o aceptas mis condiciones abusivas o busco otro proveedor) por parte de las grandes empresas. Eso también se buscó simplificar.

Finalmente el Lobby de las grandes empresas. Si bien en Chile se encuentra regulado por Ley, existen presiones indirectas e invisibles de las grandes empresas que muchas veces generaron dudas para legisladores. Se habla que casi sería un apocalipsis para el mercado, que se pagara a tiempo. Pero finalmente ante la presión de las pymes y la inminente entrada en vigencia de la ley han mostrado una posición más cercana pues saben que el prestigio del empresariado en Chile sigue con una baja desconfianza.

RM: ¿Por qué es una ley sumamente importante para  la economía del país?

M.L: Porque hoy el mundo es mucho más dinámico y la forma de hacer negocios también. Los emprendedores de Chile y Latinoamérica demoran muchísimo menos en hacer una empresa gracias a iniciativas como “Empresa en un día” y la revolución de las tecnologías y de la innovación permiten disminuir los costos transaccionales y hacer negocios mucho más simple y rápido. ¿Por qué entonces seguir dilatando los plazos de pago a proveedores? Esto se debe específicamente a la posición de dominante de pocos agentes en el Mercado que ocupando el capital de trabajo de las pymes, terminan asfixiándolas y no dejándolas crecer para mantener dichos privilegios. Pero la realidad hoy es distinta.

Tanto en Chile como en Colombia existe la Asociatividad de los emprendedores, que promueven precisamente esta nueva forma de hacer negocios basada en la confianza, la colaboración y el desapego por las formas burocráticas que ralentizan los procesos.

Por eso el beneficio es para el economía del país, de la región y si se sigue avanzando en nuevas políticas para el emprendimiento generaremos una cultura emprendedora en Latinoamérica que le permitirá ser un foco importante hacia el planeta.

Finalizamos el artículo con una afirmación del congresista Mauricio Toro quien afirmó que “Ley de pago a 30 días impactaría al PIB en un + 0.3%”.