La Chorizería, un emprendimiento que innova con los sabores de Colombia

EL 12/13/2017

De un puesto de chorizo tradicional a franquicia.

Hace ocho años, al lado de un lavadero de carros cerca al parque de los novios en Bogotá, cinco jóvenes reunieron todos su ahorros (alrededor de 5 millones de pesos) y en vez de montar un puesto de empanadas, decidieron vender los mejores chorizos de la ciudad.

Así nació la Chorizeria, un 7 de diciembre en un pedacito del local o mejor, una tienda donde los “choriceros” como les llamó un socio, empezaron a construir un sueño gastronómico que iba más allá de vender chorizos.

“Cuando iniciamos teníamos capacidad máxima 10 comensales, salíamos y aprovechamos el trancón de la 63 para que los clientes probaran nuestros chorizos. Poco a poco fuimos creciendo basados en el ahorro, nosotros no sacamos créditos para invertir sino que ahorramos para invertir”, comentó Fernando Montaño, socio de La Chorizería.

El éxito de estos emprendedores es que se atrevieron a reinventar la forma tradicional del consumir chorizo, cambiaron la idea de lo común y barato, por la calidad y variedad sin afectar significativamente el precio. Dentro del menú además de los chorizos tradicionales incluyeron chorizos de cordero, de la mejor carne de pescado, chori huevos y otros.

Pero sin ningún tipo de  financiación ¿Cuál ha sido la clave de su crecimiento? Pues bien, Fernando Montaño comentó que para lograrlo, aún siendo difícil, lo principal fue que durante mucho tiempo no repartieron utilidades. Sin embargo, lo que realmente ha mantenido esta empresa es contar con un equipo de socios fundadores que siempre se han mantenido en pie, con quienes las reglas han estado claras.

Sin duda alguna, este es un claro ejemplo del éxito que se puede llegar a tener al agregarle innovación a la tradición, al replantearse las recetas para darles a los consumidores nuevas experiencias. Por lo anterior, sumado a la experiencia y una marca sólida, el reto de estos cinco emprendedores es llevar su modelo de negocio a franquicia. Esto con el objetivo de llegar más paladares del país.