Hernan J. Kazah, Co Fundador de Mercado Libre, una historia inspiradora.

EL 12/2/2013

Tuvimos la oportunidad de conocer a Hernán Jorge Kazah, Co fundador de Mercado Libre y Managing Partner de KaszeK Ventures, quién fue panelista durante la sesión de “Inversión, Escalamiento y Expansión Internacional.” en la Conferencia Endeavor 2013 en el Club el Nogal. Allí él nos contó sobre su experiencia de creación de esta empresa inspiradora y algunos consejos para emprendedores.

-Cuéntenos, Cómo fue el proceso de crear Mercado Libre, qué puntos destaca de este proceso?

Bueno la compañía empezó en el año ’99, yo estaba estudiando en la Universidad de Stanford, junto a Marcos Galperín y era el momento en que internet estaba teniendo su boom, entonces, empezamos a mirar distintos modelos de negocios, él observó muy de cerca el modelo de negocios de eBay, yo empecé a analizar otro tipo de negocios y después me uní a su idea, nos graduamos y lanzamos Mercado Libre en Argentina, luego la expandimos en Brasil, México, Colombia, Venezuela, así hasta tener presencia en 12 países.

La historia de Mercado Libre es la típica historia de las compañías de Silicon Valley, que es bastante atípica para Latinoamérica, no? Es una compañía que empezó en un garaje, consiguió un poco de financiamientos, que empezó a expandir sus negocios en otros mercados, volvió a conseguir más rondas de financiamiento, siguió creciendo, fue construyendo un equipo grande de management, terminó haciendo un IPO, una salida a la bolsa, en el Nasdaq en EEUU, y hoy es una compañía pública muy exitosa que sigue andando muy bien y que sigue teniendo una perspectiva de crecimiento tan buena como la que tenía al comienzo cuando soñamos con esta idea.

Mercado libre hoy tiene más de 2000 empleados y un dato muy importante que siempre menciono es que hay más de 100.000 personas que viven gracias a los negocios que tienen desarrollados entorno a Mercado Libre, sean personas que hace ventas directas y con eso subsisten, sean personas que han montado empresa y que venden mayoritariamente en Mercado Libre, o empleados de esas empresas que reciben sus ingresos indirectamente a través de la plataforma.

-Qué fue lo más difícil de consolidar Mercado Libre, convertirla en la empresa que es hoy?

Hoy es el modelo de negocio en el que siempre creímos, pero tuvimos que ser muy pacientes, primero para tener usuarios, después para lograr que vendiesen y comprasen en la plataforma y tercero, empezar a recibir una recompensa por eso.

Cuando lanzamos Mercado Libre la penetración de Internet en la región era muy baja y no teníamos casi usuarios, poco a poco los usuarios fueron creciendo y el volumen de transacciones fue creciendo y luego logramos demostrar a los usuarios que había un valor en lo que hacíamos, y que era justo que parte del valor que estaba creado la compañía se lo quedase para ser un negocio sustentable, ese fue realmente el desafío, ir desarrollando lentamente todo eso y ser muy pacientes.
Durante los primeros dos años la compañía no tenía facturación y si bien estábamos muy contentos con el progreso nunca perdíamos perspectiva y sabíamos que la pizzería que estaba a la vuelta de la esquina facturaba más que nuestra compañía multinacional presente en 12 países, entonces creo que esa perspectiva fue la que nos permitió seguir trabajando conscientemente en los aspectos del negocio para ir desarrollándolo.

-¿Cuáles serían los consejos más importantes que le podrías dar a un emprendedor?

1. La visión de largo plazo es muy importante, creo que si uno quiere desarrollar un negocio, tiene que saber que eso lleva tiempo. Los negocios que se desarrollan muy rápido y muy bien, son muy pocos, es más por suerte que por diseño; todo el resto de negocios, incluso los más exitosos demoran décadas, así que sin duda, yo tengo una visión de largo plazo, un compromiso muy grande con la idea para sobreponerse a los momentos difíciles que siempre aparecen, para seguir empujando hacía adelante con convicción.

Si uno dice “quiero ser emprendedor” pero no estoy muy convencido de que quiero hacer, es difícil, esa falta de compromiso en algún momento se ve y produce una flaqueza que termina afectando las perspectivas del negocio.

2. Hay que ser un poco cabeza dura, ir un poco en contra de la corriente porque las empresas, sobretodo de tecnología, surgen a partir de una oportunidad que no todos ven, una oportunidad en la que no todos concuerdan, y cuando todo el mundo está de acuerdo es tal vez, porque la oportunidad no es tan buena o va a estar demasiado competida y entonces eso minimiza la posibilidades de éxito.

3. Cuando algo no es tan evidente y uno está muy convencido es porque tiene buen equilibrio, uno debe estar seguro de querer hacerlo y lo bueno es que la competencia no va a ser tan grande.

Todas estas disrupciones que hubo en la tecnología, empezaron con mucha controversia, de hecho Mercado Libre no empezó fácilmente. Todo el mundo decía “quién va a comprar o a vender por internet en Latinoamérica”, “es imposible, la gente no confía”.

La realidad es que si, existía ese temor y era algo fundamentado en un poco el comportamiento que se veía hasta ese momento, pero era un comentario que tal vez no tomaba en cuenta los verdaderos beneficios que trae un mercado tan líquido, tan abierto, con todo tan accesible como es Mercado Libre.

4. El equipo es fundamental también para emprender, es necesario asociarse con las personas correctas, que sean complementarias, que tengan un compromiso muy grande con el negocio y con la idea es fundamental.

5. Hay que disfrutar el proceso de Emprender, de crear y tomar los desafíos que eso implica y no sólo enfocarse en “si, yo soy emprendedor porque quiero obtener una recompensa económica”.

Si bien la mayoría de los emprendedores lo hacen for profit, es decir con el objetivo de tener al final del día un beneficio económico, si la motivación principal es esa, creo que no es suficiente como para llegar a sobreponerse a todos los desafíos que aparecen y tener la paciencia suficiente para poder desarrollar el negocio.

Tienes que disfrutar con lo que estás haciendo y después obviamente esperar que si las cosas se dan como uno planea y de paso genera valor, siempre habrá una oportunidad de capturar parte de este, si el objetivo es una recompensa económica, inclusive, antes de estar creando valor es como poner la carreta antes del caballo.