Emprendedores bumangueses crean Cian

EL 07/6/2014

De Bucaramanga presentamos a Cian, un emprendimiento por dos jóvenes, actualmente padres, que trabajan con líneas creativas de diferentes productos. Sthefany y Tato.

Sthefany tiene 20 años, mamá de un bebé de 10 meses, siempre ha trabajado con temas relacionados al mercadeo y atención del público. Su socio y compañero Tato, es diseñador sin título pero es un gran creativo alternativo, afirma Sthefany: “Es el mejor diseñador que yo conozco”.  Tiene experiencia laboral en la parte gráfica y diseño, en Cian se encarga de escoger la línea creativa en cada una de las colecciones que diseñan juntos.

La idea de Cian, ¿cómo nace?

Nace de la fusión de dos proyectos que teníamos cada uno por separado. Con la llegada de nuestro hijo decidimos unificar esfuerzos y dedicarnos a darle vida  a un sólo proyecto.  La parte que maneja Tato, es la parte creativa de posters enmarcados, camisetas y estampados, yo manejaba los mugs, botones y algunas billeteras. En agosto cuando nace nuestro bebe, decidimos para el mes de octubre que lo que hacemos ambos es muy bueno y que sería aun mejor si se complementara; empezamos a buscar nombres e ideas y llagamos a Cian.

El lanzamiento oficial,  lo realizamos en diciembre en el Mercadillo Creativo, un espacio para emprendedores y creadores innovadores en la ciudad de Bucaramanga.

CIAN-FACEBOOK¿Cómo fue la experiencia con el Mercadillo Creativo en Diciembre y de qué se trata exactamente el evento?

El Mercadillo abre las puertas a diferentes emprendedores y creativos que trabajan con artículos, la  mayoría hechos a mano con ediciones limitadas, manejando exclusividad. En ese entonces, aproximadamente 24 marcas hicieron parte de este espacio cultural que se realizaba en el Museo de Arte Moderno; en diciembre estuvimos junto con otras marcas y con la mentalidad de recuperar lo del espacio y no dimos por bien servidos, la cogida del público fue increíble y nos fue muy bien, el segundo día ya quedaba muy poco de las cosas que llevábamos.

¿Nos puedes mencionan algunos productos que ofrecen al público con Cian?

Los productos que manejamos son básicamente posters enmarcados, el marco es hecho de palos que quedan de carpinterías, recogemos ese material que se va a la basura, lo lijamos se pintan y se adecuan al poster; también hacemos botones, llaveros imanes, espejos y todo esto se puede personalizar, ese es nuestro plus.

Hacemos camisetas con diseños, tenemos unos  bolsos en propileno, un material que se utiliza para hacer bolsitas de mercado y de shopping. También manejamos bolsos en papel y la técnica es en origami, de una sola hoja a partir de dobleces darle una funcionalidad y así mismo con las billeteras.

En este momento manejamos una línea de billeteras en material reciclable, donde adecuamos el papel para realizarla, en el momento que se acabe la vida útil de la billetera, se va a poder reciclar porque está hecha a base de papel y esta plastificada, es un proceso muy sencillo donde queda el plástico y el papel por separado y se podría reutilizar fácilmente.

¿Cómo ha sido el rol de Sthefany como mamá y emprendedora?

En esa parte, hemos estado muy afortunados, Ian es un bebé muy juicioso y siempre está pendiente de mirar que están haciendo sus papás. A veces, es complicado tener que hacer muchas cosas y estar pendiente del bebé,  pero la gran ventaja es que estamos todo el tiempo los tres, entonces no veo sobrecargado ese rol de mamá, porque las tareas son divididas con Tato, durante el día nos turnamos en las actividades y los cuidados del niño.

Con la experiencia que han adquirido, ¿qué los caracteriza como emprendedores?

En este proceso uno debe ser demasiado persistente, a veces es necesario trabajar hasta las cuatro de la mañana y pasar derecho. Uno siempre tiene en la cabeza que si no es persistente, se va a quedar en el camino como muchas marcas les ha pasado aquí en Bucaramanga, por ser una ciudad pequeña uno se da cuenta que hay marcas que arrancaron con mucha fuerza, todo el mundo sabía quiénes eran y de un momento a otro no se volvió a saber nada de esa marca.

¿Qué  dificultades se les ha presentado en este proceso como emprendedores con Cian?

Dificultades hay todo el tiempo, un día antes de un evento nos dimos cuenta de que llegó mal un pedido de botones, toco esperar que lo enviaran de nuevo, hay que  adaptarse y buscar soluciones.

Una dificultad grande que enfrentamos nosotros fue en el Estéreo Picnic, pagamos muchas primiparadas y quizás la inexperiencia nos hizo cometer muchos errores; se nos perdió un bolso, unas cosas y dinero. Nosotros manejamos muchos productos pequeños, uno cree que no, pero ocupan suficiente espacio y nos vimos cargados de producto. Nos sentamos con cabeza fría y dijimos: “esto nunca nos puede volver a pasar”, decidimos comprar una maleta especial para transportar los productos.

¿Qué viene para Cian en lo que resta del año y que expectativas tienen?

Nos estamos preparando para dos eventos que vienen a Bucaramanga, Abrapalabra un festival de narración oral que tiene mucha trayectoria que trajo el año pasado a Jarabe de Palo  y el antepasado a Fito Páez, y en Agosto otro evento que es una feria del libro que se llama ULibro, donde tendremos nuestro Stand. 

Nuestra expectativa es construir conciencia de marca, que la gente vea nuestro logo y lo relacione con creatividad. Las personas que dirigen estos espacios, nos tienen en cuenta y nos invitan a diferentes eventos.

Consejos:

  1. Ser emprendedor es muy divertido,  saber que te vas a levantar a trabajar para tu propio negocio y que si bien no tienes un horario, vas  a trabajar el triple. Es una muy buena experiencia porque siempre vas a estar trabajando para ti mismo.
  2. Mucha perseverancia, no dormirse ni dar descanso.
  3. Ser muy ordenados es fundamental. Hacer siempre un presupuesto base, si tienes claro el presupuesto es mucho más sencillo.