El helado de mamoncillo solo existe en Macondo

EL 08/25/2017

Carolina Cárdenas es la colombiana que quiere democratizar los sabores de nuestra tierra

Con menos de 300 mil pesos y mucha pasión, Carolina Cárdenas a sus 22 años de edad funda  Helados Macondo, un emprendimiento que nace principalmente para conectar a los colombianos por medio de los sabores, pero que tiene un trasfondo social comprometido con la democratización de los helados saludables en sectores con poco poder adquisitivo. Esta mujer, técnica en cocina y tecnóloga en gestión empresarial egresada del SENA es la responsable de que muchas personas se sorprenda cuando habla u ofrece el helado de mamoncillo.  

Todo empezó hace dos años en un plaza de mercado de Bogotá, de esas que aún conservan el olor a campo, allí Carolina fue consciente de la cantidad de frutas que existen y se preguntó ¿Por qué no hacer helados? Con esto en mente, esta mujer emprende una fase de experimentos y errores que poco a poco la llevaron a encontrar grandes hallazgos. Pasó de hacer helados de chontaduro, borojó y mangostino hasta llegar a la fórmula perfecta con el mamoncillo.

Para comenzar a distribuir sus helados Carolina además del mamoncillo, su producto estrella, fabricó una serie de sabores tradicionales que agruparía en una pequeña nevera portátil, que compró con sus únicos ahorros,  para venderlos por casi toda Bogotá. Esos primeros meses fueron de trabajo intenso, de sol y lluvia, de trancones y desplantes que no la desmotivaron, sino que por el contrario le hicieron una mujer más retadora.

Hoy día después de mucho trabajo, con decenas de ferias y kilómetros recorridos, Carolina ha logrado hacer de su idea un emprendimiento que se ha sostenido principalmente producto de la reinversión de ganancias. Ha tocado cientos de puertas de las cuales pocas se han abierto, no obstante esas oportunidades que le ha dado la vida han sido las necesarias para aprender y rehacer. Tanta fue sido su perseverancia que ante un no, su única opción fue perfeccionar  su receta.

Helados 100% saludables al alcance de los Colombianos

20930426_10213744115061105_1295059395_o.jpgEn cuanto a su propuesta de valor, los helados Macondo están compuestos de un 65% de pulpa de fruta, el de mamoncillo también aunque usted no lo imagine, están endulzados con yacón lo cual los hace más saludables.

La fábrica macondiana  está ubicada en Soacha y los padres de Carolina son parte del equipo de trabajo, de igual forma la ciudad cuenta con puntos de venta donde los precios son de fácil acceso, logrando de esta forma que las personas puedan consumir algo rico y saludable sin  afectar su economía. No obstante, también puede encontrar estos helados en varios puntos al norte de Bogotá, principalmente en tiendas fitness y restaurantes vegetarianos.

Sin duda alguna Carolina es una mujer empoderada de sus sueños y si bien es cierto que aún es una emprendedora en crecimiento, la verdad es que tiene un gran potencial por eso cada día continúa en búsqueda de la innovación culinaria a la par de sus reuniones comerciales.

Finalmente y como nota de la autora de esta historia puedo decir que vale la pena darle gusto al paladar y a la curiosidad con el sabor de Helados Macondo.

¿Los quiere probar? CLICK