Del teatro y la música se puede vivir y emprender

EL 11/9/2017

Hermanos Brothers ha reinventado el teatro musical con tecnología, generando impacto social y cautivando teatros en Colombia e Inglaterra.

Músico de profesión, apasionado por la producción musical y el emprendimiento cultural, así podríamos describir a Felipe Jiménez, Fundador de Hermanos Brothers.

Jiménez emprendió en el 2013 un viaje al Reino Unido para continuar con su formación profesional. Mientras trabajaba con una disquera en Londres, su estado de residente estaba a punto de caducar cuando el gobierno Británico convocó a una oportunidad de entregar una residencia a los creadores de propuestas con  emprendimientos culturales. Con un pie en el aeropuerto y en el corazón la idea de crear Hermanos Brothers, Felipe decidió arriesgarse, presentó su idea de emprendimiento cultural y fue uno de los seleccionados  por la alianza entre University of Westminster y London County Council.

Más adelante, a inicios del año 2015, el politólogo Lucas Sánchez y el administrador de empresas, Camilo Rojas, decidieron ser socios para dar vida a Hermanos Brothers, lanzando su primer musical Sudamerican Rockers,  pieza que documentó su propia perspectiva  de la emigración y que fue estrenada en la edición del Festival Scratch Night del mismo año, en el Silent Theatre de la capital de Inglaterra.

En el 2016, la aventura de los tres mosqueteros que ahora conformaban Hermanos Brothers, tomó un vuelo de regreso a Colombia. Una vez en el país, identificaron la convocatoria ‘iNNpulsa tu negocio creativo y cultural en Londres’, organizada por INNpulsa Colombia y el Ministerio de Cultura, y de nuevo, con un camino recorrido, postularon su emprendimiento para ser favorecidos con un entrenamiento en de una semana y un premio en efectivo de £7.000 libras esterlinas para su fortalecimiento empresarial. 

Felipe lo describe así: “empezamos con una empresa de teatro musical que se convirtió en una de arte transformador.  Hay que vivir en función de los sueños, esos que te hacen despertar cada día”. Con esta visión, Hermanos Brothers se transformó en una plataforma creativa dedicada al diseño y producción de experiencias artísticas, a través del teatro musical y del teatro binaural. Esta exploración en lo alternativo les ha permitido la creación de obras como La Balsa, estrenada a finales del 2016 con una taquilla de 300 espectadores; Somos Uno, obra con sonido binaural para recrear la conexión entre los oyentes y el mundo natural. 

Su creación artística resalta un trabajo social, explorando y documentando la experiencia de migrantes y desplazados. Para el montaje de La  Balsa, recuerda Jiménez: “Fue un ejercicio de transformación para los protagonistas, entre ellos, dos  mujeres que han sido siete veces desplazadas”. 

La misión personal, la aventura artística y el compromiso social han permitido que en los últimos 4 años, Hermanos Brothers se convierta en una  empresa sostenible, entregando propuestas de valor para compañías e instituciones educativas que generan un impacto social en diferentes comunidades de las  seis  regiones  del país.  

Los tres mosqueteros de Hermanos Brothers sueñan cada día con innovar la industria cultural, por esto en el 2017 y 2018 se aventuran a la organización de cuatro festivales, enfocados en obras alternativas con un fin de transformación social, para impactar a más de 10.000 personas en Colombia. 

 Actualmente, tienen como propósito realizar cuatro festivales, están trabajando con cuatro instituciones educativas y cuatro comunidades de diferentes regiones apartadas del país para crear teatro binaural .