Daniel Buriticá. Transformador.

EL 08/4/2013

Daniel fue el primer jóven colombiano en ser panelista en el Foro Económico Mundial, Fundador de Recojo –Red Colombiana de Jóvenes-  y la pasión  por servir, por emprender y ser mejor persona cada dia fue lo que nos transmitió en cada palabra durante esta entrevista.

Daniel fue el primer jóven colombiano en ser panelista en el Foro Económico Mundial, Fundador de Recojo –Red Colombiana de Jóvenes-  y la pasión  por servir, por emprender y ser mejor persona cada dia fue lo que nos transmitió en cada palabra durante esta entrevista.

Revista Mprende: Cuéntanos un poco quién es Daniel?

Daniel Buriticá: Daniel es un tipo, que en la tarde estuvo haciendo entrevistas a unos abogados que vamos a contratar y lo primero que les decía es – ¿Quién es Tatiana?, - Decía, Pobrecitos, pensaba esa pregunta es lo peor, y no me imaginé que ustedes me iban a hacer una entrevista así. Jeje

Daniel es hijo de Francisco y Luz Elena, tiene una hermana menor que adora, mi hermanita, que de “hermanita” no tiene nada, es una abogada especializada y todo, pero seguirá siendo mi “hermanita” toda la vida, y bueno, yo estudié Ingeniería Industrial, un poco particular, no me dedique a lo que hacen normalmente todos los ingenieros, ya los voy a contar un poco lo que hacemos, soy una persona muy apasionada por lo que hago, me encanta. Tuve el privilegio de poder vivir un sueño y poder construirlo y eso no lo cambio por nada, rodeado de gente apasionada también, eso hace que uno viva feliz y dichoso.

Soy bogotano, mi papá es del Cauca, mi abuelo paterno empezó trabajando en una mina, recogía oro y después de un tiempo monta una tienda , para que la gente que salía de la mina comprará las cosas ahí, y se volvió una tienda grandísima, y gracias a eso pudo mandar a sus hijos a la capital, a estudiar que ese era el gran sueño de los abuelos. Gracias a la tienda en la mina y a su segundo hijo que fue sacerdote, mi tio Pedro quien era una persona muy inteligente siempre asesoraba a los viejos, diciéndoles que lo importante era que se fueran para la capital. Mi mamá si es de Santander, pero ella llego acá a los 8 años, ella no tiene nada, aparte del carácter de Santander. Pero bueno, mis papás se encuentran en la universidad, por alguien que los presenta, mi mamá era la bonita del grupo y a mi papá le costó mucho levantársela y de ahí, espero que de un acto de amor, salí yo.

Revista Mprende:  Nosotros de Mprende tratamos de hacer con las historias y con los emprendimientos, una indagación sobre la persona antes del proyecto, para tener un emprendimiento social tiene que tener unos sueños tremendamente grandes y que cobijen mucha gente, así dónde atinan sus sueños?

DSC 0706Sabes que no creo que tengan que ser sueños tan grandes, al revés, creo que esto ha sido un proceso de apostarle a sueños que en principio eran muy chiquitos y que se alcanzaban realmente, recientemente hablábamos sobre uno ¿qué siente cuándo cumple un sueño? ¿Se han preguntado eso? Uno no siente nada, yo he cumplido varios y cuándo estoy en ese momento me doy cuenta que ese era y que no sentí gran cosa, por qué?  Porque cuando uno cumple un sueño eso se vuelve más grande, cuándo uno es el que está en el campamento intentando llevar a los niños, intentando construir una organización, cuando uno lo logra se da cuenta que ese sueño se vuelve más grande, ya no quieres uno, sino dos, y quiere tres, y ya no quieres esto, sino la Copa América y el Mundial y ves que es posible, todo esto solamente para decir un poco  que cuando uno no puede lograr lo pequeño, no puede lograr algo grande y que ha sido de pequeños pasos que se ha ido construyendo este sueño más grande y curiosamente este volvió a lo que para mí es más difícil, si me dicen cuál es su sueño en dos años? Yo le respondo ser un buen padre, un buen hermano, buen hijo, buen amigo, y me dicen pero oye Daniel, si eso es lo que hace todo el mundo.. En verdad no, es lo que muy poca gente logra y eso es lo más difícil, claro estamos en la red latinoamericana de jóvenes y ahorita en redes globales, he armado proyectos así de sencillos como ir a llevarle pollos a habitantes de la calle, hasta proyectos con 84 países y eso no es lo que me descresta, a mi me descresta alguien que yo vea que es una buena persona, eso me parece muy difícil, mi sueño va más por ese lado, es un poco diferente. A mi me pasó una cosa curiosa y es que lo que era mi Mundial me pasó muy temprano en la vida, yo fui conferencista muy joven, a los 19 años, yo soñaba algún día con hablarle a los líderes del mundo y me pasó ahora en enero 2013, estuve como panelista en el Foro Económico Mundial, con los presidentes de las compañías más grandes, príncipes, presidentes, y de ese estilo era el público, tuve ese privilegio y cuando eso pasa, uno se replantea si eso es realmente éxito o no, uno se replantea si ese es su Mundial o no? Lo difícil no es el éxito, es repetirlo. Lo difícil es gozarse el proceso, lo difícil es entender y ver que el éxito no es lo importante, lo realmente importante es ser feliz y sé es feliz cuando hay una persona que logra llegar a eso, a la esencia del ser humano y decir oiga que difícil en verdad es ser un buen papá, un buen hijo, buen hermano, eso es difícil.

Revista Mprende: Cómo empezaste a orientarte al tema social, inclinarte por apoyar a la comunidad? Cómo surgió esa llamita en ti?

En gran medida por la familia, yo me acuerdo que las primeras veces que hice temas sociales fue con mis tíos, mis primos, de ir a un ancianato, entonces a mí nunca se me va a olvidar, un tio una vez nos invitó a todos los primos, yo tenía por ahí 8 o 9 años, a hacer una cena navideña a los habitantes de la calle, llegamos a su casa, compramos pollos y nos fuimos en varios carros, con mis primos grandes que eran mis ídolos, a comer y a cantar villancicos, y así, yo crecí con eso, para mi era parte fundamental, uno a los 14 años aprende a bailar salsa si es que le va muy bien y hace obra social, eso era parte de mí, y cuando crecí me di cuenta que no todo el mundo vivía eso y me dio mucho pesar, así como si uno fuera a un restaurante exquisito y nadie más lo pudiera probar, porque para mi eso era delicioso, era parte de mi vida, se volvió mi frustración y mi obsesión hacer que más jóvenes vivieran lo que yo viví y así nace un poco el acercamiento a los temas sociales.

Mi papá dirigió por muchos años el consultorio jurídico de la universidad javeriana, a veces iba a su trabajo y veía que entraba gente que no tenía para pagar un abogado y el me decía que el usaba el derecho para ayudar a la gente. Fue un tema que nace de la familia.

Revista Mprende:  ¿Cómo surge Recojo?

Yo hago esto con la familia y después cuando estábamos en el colegio, me metí con la parte social del colegio, esto es como la base y luego entro a la universidad y nace digamos que, esa frustración de ver tanta gente joven que quería hacer cosas, pero no sabían qué hacer ni cómo,  y que querían cambiar el mundo. En ese momento, yo estaba en cuarto semestre, tenia de cómplice un profesor con quien nos habíamos inventado una cosa que se llamaba jornadas de Colombianidad, eran para sensibilizar y para que la gente empezará a hacer algo,  decía aquí hay mucha gente buena que ya está haciendo, pero cada uno por su lado, pensaba esto hay que reunirlo y hacer algo juntos y empezó con una idea muy sencilla de reunir la gente joven que estuviera haciendo cosas, un modelo de oferta y demanda, esta idea maduró mucho a lo que es Recojo hoy en día, pero al principio fue eso, cuando se hizo el lanzamiento en la Javeriana, fue más porque me obligaron, un amigo llegó con el afiche para el lanzamiento a decirme, oiga cuando es qué es? Y eso fue el 6 de Abril de 2005, acabamos de cumplir 8 años. Con el lanzamiento, nos dimos cuenta que era lo que estaba faltando, llego mucha más gente de la que imaginábamos, llego gente de Manizales, de otras universidades, nos llamaban del gobierno, en cuarto semestre uno se pregunta qué está pasando, y creo que finalmente, era una necesidad sentida por muchas personas él querer participar, él querer sentirse parte de, y una generación que creció en mitad de las bombas, que fue la época de Pablo Escobar y después crecimos con el hecho que uno no podía salir de Bogotá porque de pronto era secuestrado y eso generó un sentimiento, que yo pensaba era indiferencia, pero es más de impotencia, era de “esto es tan difícil que yo no puedo hacer nada,” y Recojo lo que fue a decir es “No, eso no es cierto.” Entonces si podemos hacer algo, no importa por pequeño que sea, no importa hagamos algo, y ese mensaje que vino a ser como muy renovador y que venía de los jóvenes, atrajo a mucha gente, esto vino a ser el inicio de lo que hoy es Recojo.

Yo decia el problema de mi país está mi salón de clases, porque estos que son mis amigos están de espaldas a la realidad del país pero no porque quieran sino porque no pueden, por impotencia, entonces quise llevar a mis amigos a compartir eso que vivia con mi familia, pero el imaginario colectivo del trabajo social es que era muy aburrido entonces eso es lo que toca cambiar, hay que hacer que sea chévere y eso es lo que logra Recojo. Ahora podemos decir que mas de 3000 jóvenes se han vinculado con proyectos sociales. ¿Cómo? Tres pasos sencillos: 1)  ¿Cómo inspiriar a la gente? Y escogimos dos caminos primero contándo lo que estámos haciendo y segundo unir las pasiones de las personas con el trabajo social.

Lamentablemente, la inspiración después de una conferencia es muy efervecente, después de la charla todos quieren cambiar el mundo pero al poco tiempo se les olvida, el liderazgo no es tomar una posición es tomar acción, porque lo que uno ve se le olvide pero lo que uno vive no, entonces quise crear una experiencia para que la gente vaya y viva el trabajo social. Entonces creamos un campamento de verano con niños de bajos recursos y los llevamos a una reserva natural y compartir jóvenes Barranquilla, Cali, Francia, Inglaterra, Perú y esto actualmente se llama Bakongo

Camp Bakongo from superfolkfilms on Vimeo.

Hoy el mensaje de Emprendimiento social ha llegado a 25.000 personas en 33 ciudades y 17 paises, el 80% de jóvenes afirman que Recojo le ha dado un mejor uso a su tiempo libre y el 84% afirman que desarrollaron habilidades diferentes a las aprendidas en clase.

Si quieren conocer mas sobre Recojo ingrese a: http://www.recojo.net/ y sobre Daniel Buriticá en: www.danielburitica.com