4 fracasos exitosos de Emprendedores Colombianos

EL 10/28/2015

Normalmente las personas asocian el fracaso con factores económicos, pero estas historias de emprendedores colombianos le darán a entender que el fracaso viene en diferentes tamaños y formas, pero lo más importantante es levantarse y continuar

1.  MediImplante:

Tecnología médica en Colombia

Pasaron de comercializar implantes para el tratamiento de patologías de la columna vertebral, a producirlos ellos mismos.Antes de consolidar su producto para estos médicos e ingenieros hubo 6 meses en los cuales todos los implantes de prueba salían mal. “El paso de ser una comercializadora para convertirse en una empresa de alta tecnología estaba siendo traumático.”

Fueron muchos meses de prueba y error, hasta que finalmente pudieron crear un producto de calidad, puesto que la responsabilidad de un trasplante de lo columna lo requiere.

Después de 10 años, hoy en día Mediimplantes, ofrece un abanico de productos que pueden devolverles la movilidad o mejorar el nivel de vida a los pacientes.No obstante aunque ya llevan dicho recorrido, entrar al mercado nacional les ha costado, porque hay cierta desconfianza,pero esto nos les ha impedido demostrar a nivel internacional que sus productos son de buena caidad y que sobretodo sastifacen las necesidades del paciente.

“Todos nuestros esfuerzos valen la pena porque estamos trabajando para solucionarles problemas graves de salud a las personas.”

2. Wide Tech

Todo empezó el día en el que Jaime Arbelaez, después de 9 años, quedó sin trabajo y con un cheque de liquidación. Esto le motivó que a sus 38 años tomará seis meses sabáticos y gastara más de la mitad de ese dinero para viajar a Asia a replantear su vida y asistir a ferias,eventos y reuniones relacionadas con los últimos avances en la tecnología.

De aquel viaje resultó una idea innovadora en Colombia la cual consiste en rastrear satelitalmente a vehículos de transporte con dispositivos que detectan variaciones de volumen en el combustible, la temperatura en camiones de carga, cantidad de pasajeros entre otros. Actualmente se encuentran en 20 países y tiene un gran potencial de crecimiento.

“Emprender no es simplemente tener buenas ideas, sino ejecutarlas y saberlas monetizar”.

3. Inbiotech

Probablemente el problema estético más común entre hombres y mujeres es la calvicie, pues bien con la excusa de no quedarse calvo Jorge Giraldo y un grupo de científicos empezaron a investigar un fórmula natural para combatir los problemas como la alopecia y la dermatitis.

La investigación se centró en la biodiversidad ofrecida por el Eje cafetero, fue así  que en medio de probetas y tubos de ensayo estos científicos encontraron la fórmula y lanzaron su primer champú llamado Triplus.

Sin embargo, a pesar de los excelentes resultados de su producto, la desventaja de InBiotech ha sido sacarle una tajada más grande al mercado por su limitada experiencia comercial, pero han optado por el voz voz de expertos para empezar a crear confianza en los clientes.Después de varios años, hoy en día ya han vendido 12 mil unidades en el mercado mexicano y otros miles en Colombia.

“Los productos de InBiotech nacen para solucionar problemas comunes, que se vieron reflejados en mí o en mi familia”

4. Apiflowers

A los 38 años Freddy Téllez un santandereano dejá a un lado su carrera como abogado para dedicarse a su propia empresa distribuidora de miel, propóleo y jalea real que hoy en día exporta a países como España, Rusia y Corea del Sur.

Todo empezó en el 2002 cuando Freddy especializado en derecho mercantil, asesoró a un apicultor en la constitución de su empresa para vender miel de abejas, lo que empezó como un consultoría se convirtió en los inicio de una empresa líder a nivel mundial de cosméticos naturales.

Freddy abandonó su trabajo para dedicarse de lleno a este proyecto, al principio fue difícil económicamente porque tenía dos hijos pequeños que requerían de su tiempo y aporte económico, pero esto no fue un impedimento para dejar a un lado su instinto.

En el 2006 sacaron un producto para combatir el acné, compuesto por una espuma de limpieza facial y una mascarilla para nutrir el rostro. Su lanzamiento al mercado colombiano no pudo ser peor, las ventas fueron casi nulas. Por esa razón optaron por encontrar nuevos mercados y fue en Sur corea donde empezaron a exportar su productos y sucesivamente en otros países.

“La labor de construir Apiflower ha sido quijotesca, demostrar que en Colombia sí existe innovación y tecnología avanzada en la industria cosmética natural, y que tiene empresas capaces de crear productos altamente competitivos”

Agradecimientos. INNPULSACOLOMBIA

Imagen:Shuttestock