“No hay una fuerza más grande de igualdad y equidad que el emprendimiento”

EL 05/9/2018

Entrevista a Sergio Zuluaga, director ASEC

Un obsesionado con las cosas que le apasionan, enamorado de la mística y energía del emprendimiento, así se podría llegar a definir Sergio Zuluaga, Director Ejecutivo de ASEC, un hombre convencido del potencial de los emprendedores para jalonar la economía y hacer un mundo mejor.

La relación de Zuluaga con el emprendimiento empezó de manera fortuita, se trató de un proceso de enamoramiento profundo, porque cree fielmente que el emprendimiento es una fuerza de cambio potente y que es difícil encontrar algo tan lindo en la práctica y en la teoría con impacto real en las personas.

No hay límites para el impacto positivo que puede tener una idea, sino te importa quién se lleva el crédito.

Desde la Asociación de Emprendedores de Colombia, Zuluaga ha venido trabajando en los últimos años para favorecer las condiciones del emprendimiento en el país. En revista Mprende, tuvimos la oportunidad de entrevistarlo y compartir con los lectores algunos momentos:

Revista Mprende: Desde su experiencia y las que recopila de los emprendedores ¿Cuáles son los actores que hacen difícil el desarrollo de emprendimiento en Colombia?

Sergio Zuluaga: Existen tres factores que hacen difícil el desarrollo de emprendimiento en Colombia: el primero, son las condiciones adversas para el tema de flujo de caja de emprendedores, por otro lado, no hay financiación al riesgo suficiente y por último, el acceso a mercados que no permite capitalizar las ideas.

Si se permite un sistema más gentil con los emprendedores probablemente la sacaremos del estadio o por lo menos rápidamente sabremos qué sucedería.

RM: Por otro lado ¿Cómo es el sector privado, respecto al emprendimiento?

Creo que el sector privado nos ha visto a través de los lentes de la responsabilidad social empresarial, es un tema que debemos trabajar ¿Cómo hacemos para seducirlo? y entienda el valor y potencia que los emprendedores ponen en la mesa. Que nos vean como aliados de crecimiento para ellos y entiendan la reciprocidad porque ellos también son plataforma de crecimiento para nosotros.

RM: ¿Cómo se imagina el emprendimiento si estas condiciones o factores mejoraran?

SZ: Tengo una respuesta sentimental. Sería un país donde todos tenemos oportunidades reales, no hay una fuerza más grande de igualdad y equidad en términos meritocráticos que el emprendimiento. Esto lleva a una sociedad más equitativa, justa y con oportunidades para todos.

Por otro lado, tendríamos un tejido empresarial y una máquina permanente de estructuras empresariales, contrario a negocios que no subsisten, con estructuras robustas capaces de crecer y aprovechar las oportunidades del mercado.

RM: ¿Qué características ve en los emprendedores actuales?

SZ: Una yo le llamo helado de vainilla, así sencillo sin aderezos, nosotros nos enredamos mucho la pita, los emprendedores deben estar en esa búsqueda de la simplicidad y no querer correr para tener cosas rápidas. La resiliencia, esto es una maratón de largo aliento, se trata de aguantar e ir mejorando en el camino.

RM:  ¿Es importante visibilizar el emprendimiento?

Claro, hay que tener referentes distintos a los actores del fútbol o farándula, por eso es importante la visibilización de los emprendedores. Sin embargo, el emprendimiento se rodeó de glamour y hemos fallado en contar las historias. Hay muchos emprendimientos que no han estado en un Silicon Valley pero tiene una una historias sin deseos de figuración.

RM: Y ahora en tiempos de política qué piensa.

SZ: A pesar de las apuestas no ha sido posible construir cosas a largo plazo, a pesar del compromiso de los funcionarios uno los ve solos, porque no hay una convicción profunda.  Creo que nos falta un propósito claro de por qué estamos empujando el emprendimiento.