¿Cómo apoyar los intereses empresariales de sus hijos?

EL 09/8/2017

Mprende en alianza con Getabstract comparte el resumen del libro Criar a un empresario de la escritora Margot Machol Bisnow

Diez reglas para educar a los tomadores de riesgo, solucionadores de problemas y generadores de cambio

1. Apoye una pasión

Aliente las pasiones de sus hijos sin importar lo que prefieran hacer. Cuando Michael Chasen era niño, le gustaban los videojuegos. Su madre reforzó su pasión. Chasen obtuvo una maestría en administración de empresas e inició Blackboard, una empresa de tecnología que vendió en US$1.500 millones. Podría ser que las verdaderas pasiones de sus hijos no surjan en la infancia temprana. Apoye y cultive su curiosidad cuando exploren cosas diferentes.

2. Deje que sus hijos aprendan a ganar… y a perder

Permita que sus hijos experimenten el éxito y el fracaso sin que usted tenga que intervenir. Los empresarios deben aprender la capacidad esencial de aceptar el fracaso y convertirlo en lecciones para mejorar. Introduzca a sus hijos en una gran variedad de deportes de equipo e individuales.

Jugar deportes significa experimentar victorias y derrotas frecuentes, y significa asignar una puntuación a las victorias y derrotas, lo que anima el fuego competitivo. Los deportes ayudan a los niños a entender que los fracasos no los definen. Les abre oportunidades para que aprendan y mejoren, e incrementa su tolerancia al riesgo.

3. No se preocupe por las calificaciones altas

Los empresarios exitosos cubren toda la gama, desde a los que les va bien en la escuela hasta los inadaptados académicos y los que abandonan la universidad. Los padres deben apoyar los intereses de sus hijos en la escuela y otras áreas. No presione a los niños hacia las matemáticas y las ciencias si su pasión es el arte. No los envíe a escuelas donde no se adaptan. Y no escuche a los profesores y directores que quieren que su hijo o hija se someta; con frecuencia los empresarios rompen las reglas.

4. Los mentores pueden ser grandiosos

Los padres no deben llevar toda la carga de guiar a los futuros empresarios. La presencia de otro adulto que cree en su hijo o hija levanta su confianza. Es posible que su hijo o hija acepte el consejo de un mentor más fácilmente que los suyos. Deje que sus hijos encuentren a sus propios mentores, pero ayúdelos a conectarse si es necesario.

5. Infunda confianza

Construya la confianza de sus hijos confiando en ellos, deles libertad y brinde elogios genuinos. Evite regalarles trofeos por todo lo que hacen. Guíelos para que perseveren a través del fracaso y la adversidad. Su confianza aumentará cada vez que superen una dificultad. Inclusive a los cinco y tres años de edad, Susan y Anne Wojcicki compraban pan en una panadería local y lo llevaban a casa por sí mismas. Tomaban vuelos internacionales –solas– desde los cinco años. Seguras de sí mismas a temprana edad, Susan se convirtió en directora ejecutiva de YouTube y Anne inició su empresa de biotecnología 23andMe.

Utilice los elogios para infundir confianza. Deles reconocimiento a sus hijos no por su inteligencia, sino por su determinación.

6. Acepte la adversidad

Pocas cosas animan y fortifican más a un aspirante a empresario que sobrevivir a la adversidad. Un gran porcentaje de directores ejecutivos incipientes pasan por el divorcio de sus padres, la pérdida de uno de su progenitores o dificultades económicas extremas. Nadie buscaría la adversidad, pero pasar por ella puede crear carácter y resiliencia.

7. Cultive la compasión

Engendre la competitividad en sus hijos, pero no el egoísmo. Estimule el éxito, pero no en aras de la riqueza personal. Dirija la determinación, las agallas y el sentido de propósito de sus hijos hacia la ayuda a los demás. Adam Braun dejó un trabajo de consultoría muy bien pagado y –con US$25– inició la organización no lucrativa Pencils of Promise, que recauda dinero para construir escuelas en todo el mundo. Sus padres trabajaban como voluntarios. No proteja a sus hijos de las noticias sobre el sufrimiento en el mundo; anímelos a desafiar las convenciones y muéstreles cómo hacer la diferencia.

8. Sea una gran familia

Los empresarios provienen de todo tipo de familias. Todos tuvieron al menos un progenitor amoroso y solidario que confiaba y creía en ellos y creó un ambiente divertido en casa. Los niños con esta clase de padres suelen iniciar empresas que ofrecen a sus empleados condiciones similares que los benefician a ellos, a la compañía y al mundo.

9. Muéstreles que hay algo más grande

Imbuya en sus hijos la conciencia de un propósito mayor. Ayúdelos a encontrar su “llamado”. Muchas familias aprovechan la religión para infundir propósito, valores y principios morales, pero otras alternativas espirituales también pueden proporcionar la brújula que necesitan los niños.

10. Guíe siguiendo

Descubrir la mezcla correcta entre apoyar a sus hijos y dejarlos trazar su propio camino puede ser un equilibrio difícil. Cualquier libertad que otorgue a sus hijos se concentrará en lo que ellos quieren hacer, no en lo que usted quiere para ellos. Si les falta concentración y muestran poco interés, anímelos a intentar muchas otras cosas hasta que encuentren lo que los inspire. Sus decisiones pueden desilusionarle, pero no lo demuestre. Siga el camino que elijan con apoyo y estímulo. Plantee preguntas que los hagan reflexionar en sus decisiones y descubrir sus fortalezas y pasiones.