Toda organización en crisis es rescatada por un buen líder

EL 11/15/2017

Es complicado que una empresa progrese si sus empleados no sienten confianza en sus superiores.

Mprende en alianza con Getabstract comparte el resumen del libro Los líderes comen al final del escritor Simon Sinek,  autor de tres best seller sobre liderazgo y trabajo en equipo, así como de una de las pláticas TED más vistas: “¿Por qué tan pocas personas dicen ‘amo mi trabajo’?”.

Hay una constante entre las organizaciones que sobresalen y son ejemplo a seguir, en ellas los líderes protegen a sus empleados y todas las personas se apoyan mutuamente. Para que esto suceda es indispensable que exista voluntad colectiva para emplearse a fondo, para correr riesgos. Empatía es una palabra clave para conseguir esto.

Es complicado que una empresa progrese si sus empleados no sienten confianza en sus superiores, si se sienten relegados. Es importante conseguir que cada persona quiera hacer su trabajo, no solo que tenga que hacerlo para ganar dinero. El entorno más adecuado en una organización es el que invita a todos a expresarse, a ser sinceros. Un entorno laboral ideal es el que valora el esfuerzo y los logros de todo empleado.

Un líder debe cuidar que los trabajadores no gasten energía en sortear problemas provenientes de la propia organización, ésta se debilita con ello y pierde capacidad para librar sus batallas al exterior. Ninguna rivalidad interna es buena. Cuando una organización tiene identidad, valores y empatía, fortalece la confianza y la seguridad, fortaleciendo la cooperación entre sus integrantes. Cuando todo esto se da, los individuos están en condiciones de obtener logros que no podrían conseguir solos.

Confianza

El mundo es más amplio que la jornada laboral y sus obligaciones. La interacción social históricamente ha sido clave en el desarrollo humano. Dedicar tiempo a socializar, a conocer personas fuera del ámbito laboral y sus tópicos, es indispensable para desarrollar vínculos y confianza. El individuo vive entre necesidades exclusivamente propias y otras que están vinculadas con su entorno social.

Tribu y liderazgo

Las empresas poseen costumbres como una tribu, también símbolos y una determinada cultura, que puede ser fuerte o débil. Los líderes existen en una organización como existen en una tribu. También existe el liderazgo entre las organizaciones. Una compañía genera un estatus que la puede posicionar en lo más alto de su ramo.

Cada individuo siente más o menos atracción, interés e identificación por cierta cultura, cierta tribu. El líder es una figura relevante que genera atracción, confianza y respeto.

Los líderes de éxito replantean los problemas que reconocen en sus organizaciones. El líder aporta a sus empleados un reto que los trasciende, que los obliga a desarrollarse. Un trabajador es capaz de ir más allá de su capacidad si cree en su líder y comparte la visión que este le inculca. Es importante considerar que el ser humano ha evolucionado gracias al impulso de servir a otros. Un buen líder sabe contagiar el interés por los demás en sus empleados, el compromiso de ayudar a otros seres humanos.

Ser líder implica procurar el bienestar, realizar algunos sacrificios para que prosperen otros, para que a su vez ellos repliquen esta dinámica. Lo importante es que esta forma de ser líder se multiplique, más allá de los alcances de las personas que la originaron. El liderazgo no es atributo de quienes ostentan puestos altos, es un atributo y responsabilidad de cualquiera que forma parte del organigrama. La diferencia en jerarquía solo implica un mayor rango de influencia y de servicio hacia los demás. Crear un entorno seguro, confiable, empático, fuerte y verdadero está al alcance de todos.

Photo by Lukas from Pexels