“Kon-Tiki” - Porque los emprendedores, escritores, y todos los soñadores deben ver esta película.

EL 01/15/2014

El personaje principal de la película “Kon-Tiki” se llama Thor - aunque no es el mismo fortachón con el martillo de Marvel Comics. Tampoco es el Dios Noruego que controla el clima. De hecho, el Thor de “Kon-Tiki” está a la merced de los elementos durante la mayor parte de la película. Pero aún así es un héroe notable.

El personaje principal de la película “Kon-Tiki” se llama Thor - aunque no es el mismo fortachón con el martillo de Marvel Comics. Tampoco es el Dios Noruego que controla el clima. De hecho, el Thor de “Kon-Tiki” está a la merced de los elementos durante la mayor parte de la película. Pero aún así es un héroe notable.

“Kon-Tiki”, que se estrenó el viernes 10 de enero en Colombia, es la historia perfecta para inspirarte a seguir tus sueños, pelear por lo que tu crees, y trabaja para lograr tus metas este año.

Yo ví “Kon-Tiki” el año pasado en Inglaterra. Fue justo después de haber publicado "Dancing with Statues" mi primera novela, y empezar a escribir otra. Yo pensaba que ya habiéndolo hecho una vez, sería más fácil hacerlo de nuevo. Pero la primera vez fui ingenua. No tenía ni idea del trabajo que implicaba escribir y publicar un libro. La segunda vez, ya tenía claro el desafío y de repente no estaba segura si lo lograría. Así que “Kon-Tiki” llegó en un momento en el que buscaba inspiración, y traía innumerables lecciones de vida.

Hoy en día ya he adelantado bastante del primer borrador de mi segunda novela. Pero habiendo lanzado Embrace Bogotá hace menos de dos meses, nuevamente me pregunto si “¿voy a lograr que esto sea un éxito?” Así que parece el momento apropiado para echarle otra mirada a “Kon-Tiki”.

“Kon-Tiki” narra la historia del explorador Thor Heyerdahl y su tripulación, quienes en 1947 se embarcaron en una expedición de 8.000 kilómetros de Perú a la Polinesia en una balsa primitiva. Y estas son algunas de las lecciones que, como escritora y emprendedora, me llevé de la película:

Mantén tu curiosidad

Al comienzo de la película, Heyerdahl está en la Polinesia observando una piña y diciéndole a su mujer que es la misma especia de piña originaria del Perú. Con su curiosidad despierta, Heyerdahl comienza a investigar otras conexiones entre Perú y la Polinesia. Y es esta curiosidad la que lo lleva a embarcarse en una travesía que eventualmente lo convertirá en un fenómeno internacional.

Uno de mis dichos favoritos es “reemplaza tu miedo a lo desconocido por curiosidad”.  Fue la curiosidad sobre Bogotá la que me llevó a empezar con Embrace Bogotá y me emociona pensar a donde me llevará la vida si, como Heyerdahl, mantengo mi curiosidad.

Cree en ti misma/o - aunque otros no lo hagan

Muchos pensaron que la teoría de Heyerdahl sobre como los primeros habitantes de la Polinesia habían llegado desde el Perú hacía 1.500 años era una locura. En ese momento la comunidad científica estaba convencida que la Polinesia había sido poblada por personas de Asia. Así que Heyerdahl se propuso flotar en una balsa de Perú a la Polinesia para probar su teoría - lo que representaba un acto demencial para la mayoría de personas. Sin embargo, Heyerdahl demostró que sólo porque el mundo entero pensaba que estaba loco, no quería decir que lo estuviera.

Cuando empecé a escribir mi primera novela tontamente pensé que sería fácil. No fue así. Pero a veces un poco de confianza alocada en ti mima es justo lo que necesitas para seguir adelante.

Permanece firme

A pesar de las burlas del mundo de la ciencia, Heyerdahl no perdió su convicción. Incluso cuando enfrentó los más grandes obstáculos como falta de fondos, tiburones, tormentas y una ardua travesía de 100 días, Heyerdahl nunca dejó de creer en su visión que llegaría sano y salvo a la Polinesia, probando así su teoría.

Heyerdahl fabricó una balsa utilizando sólo materiales y métodos disponibles hace 1.500 años. Aunque otros le imploraban que llevara instrumentos modernos de navegación y usara materiales más confiables, el se negó a hacerlo. El sabía que si iba a convencer a mundo de que su teoría era correcta, tendría que comprometerse con ella al 100%.

No dejes que el miedo se apodere de ti

Heyerdahl y su tripulación podrían haber muerto de enfermedad, ahogados o en un ataque de tiburones. Como su líder, Heyerdahl no dejó que el miedo se apoderara de él e inspiró a su tripulación a acompañarlo en esa peligrosa travesía.

Estoy segura que en muchos momentos Heyerdahl debió haber estado aterrorizado - pero a pesar del miedo continuó con su propósito.

No pierdas de vista tu objetivo

Aunque suena como una aventura increíble, seis hombres en una balsa por tres meses no es sólo diversión y juegos. Algunos días debieron ser desesperantes. Pero Heyerdahl y su tripulación no perdieron de vista su objetivo, y fue esta determinación la que los ayudó a sobrellevar 100 días a la deriva en el mar.

Escribir una novela, o empezar tu negocio, es otro tipo de aventura. Es emocionante cuando tienes la idea inicial o estás disfrutando de la fiesta de lanzamiento. Pero ahí que hacer mucho trabajo para llegar a ese punto - y en ocasiones puede ser fastidioso. Y cuando llegan esos momentos difíciles es clave no perder de vista tu objetivo, tal y como lo hizo Heyerdahl.

No sólo es “Kon-Tiki” una historia inspiradora; si no que también es una película preciosa. Definitivamente recomiendo verla. Incluso si no tienes pensado escribir un libro o empezar tu negocio en 2014, estoy seguro que Heyerdahl y su tripulación te van a inspirar a soñar más, aprender más, hacer más, y ser más este año.