¿Hay vida por fuera de una corporación?

EL 04/25/2013

Hace unos meses me sorprendió la primera frase de un libro de emprendimiento de Steve Blank que dice: "salga del edificio" (get out of the building) induciendo a los emprendedores a salir a la calle a pivotear sus modelos de negocios y alimentarse del único y verdadero rasero para cualquier empresa, el mercado.

Hace unos meses me sorprendió la primera frase de un libro de emprendimiento de Steve Blank que dice: "salga del edificio" (get out of the building) induciendo a los emprendedores a salir a la calle a pivotear sus modelos de negocios y alimentarse del único y verdadero rasero para cualquier empresa, el mercado.

Sin embargo, no es tan fácil  decidirse a ser emprendedor y salir a la calle a apostarle a su sueño y sobrevivir en el intento, por eso quiero preguntar si realmente ¿Hay vida fuera de una corporación? ¿La vida moderna de los individuos está preinscrita en las corporaciones? ¿Hay vida en las corporaciones tradicionales?GoUp

Y me recurren estas preguntas una y otra vez por la cabeza, porque pareciera que el individuo desde que ingresa al jardín hasta la universidad, siempre pertenece a una institución, y ese gradó de pertenencia externa a algo le empuja, o lo empujan a ser parte de más y más instituciones hasta el final de su vida productiva. Esa identificación de las personas por el lugar donde trabajan, o por la institución en la que estudiaron, debilita la caracterización de la persona en sí misma, - no se termina valorando a la persona por lo que es, sino por la institución a la que pertenece- Es este paradigma que empieza a atacar, casi subversivamente, el emprendedor, quien debe ir a contracorriente por el deseo profundo de crear, de imaginar y soñar, en un mundo en el que lamentablemente las instituciones (educativas y laborales) no cultivan personas para crear e imaginar, sino para operar y cumplir.

¿Hay vida por fuera de las corporaciones?

¿Cuántos de ustedes han llegado a la casa a contar que han decidido ser emprendedores? Recuerdan cuál fue la reacción de la persona a la que le contaron? En mi caso, no fue de desaprobación, pero si de mucho susto y miles de dudas, que aún las mantienen, y que seguramente son las mismas que tengo en la cabeza y que enfrentó día por día. Emprender debe ser un valor aspiracional en la sociedad, y el emprendedor debe ser la imagen del individuo que tiene la capacidad de imaginar y volver realidad lo que pasa por su cabeza, teniendo un impacto positivo en su entorno.

Por eso hoy llego a preguntarles: ¿Hay vida por fuera de las corporaciones?