¿Colombia está lista para innovar? Qué tal si no...

EL 05/26/2013

En la anterior columna se exploró la posibilidad de estructurar un conjunto de supuestos acerca de la realidad empresarial colombiana a fin de que los emprendedores los tuviesen en cuenta al momento de iniciar o consolidar su iniciativa. El primer supuesto que propongo es el de considerar si Colombia está lista para innovar, dejando de lado la mayoritaria y oficial fracción que dice: ¡SÍ!

En la anterior columna se exploró la posibilidad de estructurar un conjunto de supuestos acerca de la realidad empresarial colombiana a fin de que los emprendedores los tuviesen en cuenta al momento de iniciar o consolidar su iniciativa. El primer supuesto que propongo es el de considerar si Colombia está lista para innovar, dejando de lado la mayoritaria y oficial fracción que dice: ¡SÍ!

Opino que Colombia aún no está lista para innovar en el sentido estricto[1], sino que está recorriendo senderos que conducen a ello y, en efecto, existen algunos senderos que aún no ha trazado en su mapa de navegación económica, histórica y tecnológica. En primer lugar, Colombia es un país que sabe qué es lo que le pasa, está relativamente bien diagnosticado. En cuanto a las restricciones halladas con relación a capital humano, desarrollo en Ciencia, Tecnología e Innovación (CT+i) y los actores que intervienen directamente en estos procesos, se han encontrado 12[2] limitaciones que convergen en un desenlace compacto: Colombia tiene una baja capacidad para generar, apropiar y usar conocimiento.

En segundo lugar, si bien las actividades en ciencia, tecnología e innovación en Colombia se comenzaron a realizar a mediados de los 60, un modelo de desarrollo y de política nacional en CT+i se empezó a implementar a principios de los 90 a través del Sistema Nacional de Innovación (SNI). Un modelo de desarrollo económico idealizado por Freeman, Lundvall y Nelson en Europa, el cual incluye dentro de sus actores a instituciones de orden nacional[3] y los procesos de innovación; un concepto nuevo y que venía a complementar el paradigma de desarrollo económico neoclásico.Color-Brain 300

Después de su adopción por varios países (entre ellos Colombia), vinieron los primeros diagnósticos y evaluaciones: i) los formuladores de políticas tuvieron problemas con el SNI dada su dificultad operativa; ii) se hacía énfasis en las instituciones y el crecimiento económico pero no en la socialización del conocimiento generado; iii) la importancia pilar del SNI no era el fortalecimiento de cada institución individualmente sino las relaciones entre ellas; iv) no hubo duda que durante su período de implementación se generó conocimiento pero no existía la capacidad de implementarlo; v) había problemas en la evaluación del impacto de CT+i en el desarrollo ya que no existían datos suficientes, entre otros factores[4]. De modo que el SNI se adoptó como un modelo homogenizador que no tenía en cuenta las capacidades humanas, económicas, tecnológicas, políticas, ambientales y culturales de los países en donde se implementaba.

En tercer lugar, uno de los indicadores sobre la evolución en términos económicos y de CT+i en los países, es la diversificación de la canasta de exportaciones. En 1995 las exportaciones de Colombia del sector minero representaban el 27%, en 2010 las exportaciones de este mismo sector fueron de 56,1%. Por otro lado, para sectores de productos mecánicos, eléctricos, medicamentos etc., el crecimiento fue efímero. A parte de los efectos destructivos a corto plazo causados al medio ambiente por la minería ¾por no decir suicidas¾ y sin tener en cuenta el impacto socio-económico por su actividad ilegal, la evolución de la economía colombiana en función de actividades de CT+i fue virtualmente nula en términos comerciales durante el período analizado. A esto se suman las últimas cifras de la muestra mensual del sector manufacturero del DANE, las cuales revelan una disminución de la producción real del 11,5%, lo que impacta negativamente en la capacidad industrial del país y sus posibilidades de diversificación en términos de productos. Las siguientes gráficas evidencian mejor el proceso de diversificación de la canasta de exportaciones colombiana.

Año 1995

Grafica1 

Año 2010

grafica2

Con todo lo anterior, es posible intuir cuáles son las problemáticas relacionadas enfáticamente con CT+i y porqué está sustentado asumir una posición consciente y escéptica acerca de la innovación y el capital humano, tecnológico e institucional necesario para su procreación, lo que es más acertado que asumir una posición de absoluta de: ¡SÍ! En todo caso, si los modelos de desarrollo orientados a la CT+i apropiados por Colombia no corresponden al contexto social y tecnológico local, ¿qué elementos adicionales se deben tener en cuenta? ¿Cuál es el impacto de las innovaciones en el desarrollo del país? ¿Cómo conceptualizarlas y hacerlas explícitas? ¿Qué bienes o servicios son los requeridos por el país comprendiendo de antemano la situación actual de la realidad empresarial colombiana? Estas respuestas, si bien corresponden a organismos nacionales, son inherentes a procesos de destrucción creativa como fenómeno primordial de la innovación, como fenómeno primordial del emprendimiento.

***

Referencias:

  1. 1.Burbano, P., & Cardona, M. (2011). los cuellos de botella del desarrollo endógeno territorial desde la perspectiva del Sistema Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación en Colombia. Revista CTS , 161-177.
  2. 2.CONPES. (2009). Política Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación de Colombia 2009. Recuperado el 26 de abril de 2013, del sitio Web de Colciencias: http://www.colciencias.gov.co/sites/default/files/upload/reglamentacion/conpes_3582.pdf
  3. 3.DANE (2010) Encuesta de Desarrollo e Innovación Tecnológica en el Sector de Servicios. Recuperado el 21 de mayo de 2013, del sitio Web del DANE: http://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/edit/presentacion_EDIT_servicios_2010.pdf
  4. 4.Godin, Benoit (2009) National Innovation System: The System Approach in Historical Perspective. Science, Technology & Human Values. 476-501.

Gráficas:

  1. 1.The Observatory of Economic Complexity (1995-2010) Colombian exports. Recuperado el 20 de mayo de 2013, del sitio Web del MIT: http://atlas.media.mit.edu/

[1] Innovaciones representadas en bienes o servicios nuevos o significativamente mejorados para el mercado internacional. Este tipo de innovaciones se están dando mayoritariamente en los centros de investigación y desarrollo, seguido por actividades bancarias e informática (DANE, 2010).

[2] i) escasos doctores vinculados al sistema productivo; ii) insuficientes programas de doctorados; iii) predominio de los docentes vinculados por hora cátedra sobre los profesores de tiempo completo; iv) exiguos estudiantes de pregrado y posgrado en disciplinas agropecuarias; v) limitado número de Spin-Offs; vi) escaso número de revistas indexadas; vii) investigadores poco citados a nivel mundial; viii) pocas universidades ubicadas en escalafones mundiales; ix) ausencia de focalización de la política en áreas estratégicas; x) baja apropiación social del conocimiento; xi) disparidades regionales en capacidades científicas y tecnológicas; y xii) baja inversión en actividades de investigación y desarrollo (CONPES, 2009, pág. 10; Burbano & Cardona, 2011, pág. 162).

[3] Gobierno, Universidad, Industria, Financiadores y Medio Ambiente.

[4] (Godin, 2009)